Ingenio y diseño en Valencia para innovar en el mejor uso del agua

Ingenio y diseño en Valencia para innovar en el mejor uso del agua

Ingenio y diseño en Valencia para innovar en el mejor uso del agua

Valencia Capital Internacional del Diseño 2022 es una oportunidad para impulsar la creatividad en torno al aprovechamiento racional de los recursos naturales. Entrevistamos al presidente ejecutivo de este evento de alcance mundial, Xavi Calvo


Analía Iglesias
Valencia | 14 febrero, 2020

Tiempo de lectura: 5 min



Hacer del diseño una herramienta que permita generar capacidades para la innovación en entornos urbanos, con la idea de superar conflictos del presente y propulsar cambios profundos a largo plazo, tal el objetivo con el que se promovió la candidatura de Valencia Capital Internacional del Diseño 2022 (VWDC – World Design Capital 2022), que finalmente resultó elegida por la World Design Organization.

“La candidatura a la capitalidad es, en sí misma, una prueba de prototipado para convertir la perspectiva del diseño en agente principal de la innovación urbana. Optando a la candidatura dinamizamos una fase de aprendizaje colectivo”, expresan, en su presentación, los organizadores de VWDC 2022, liderados por los directores estratégicos Xavi Calvo y Paul Rausell.

El impulso valenciano llegó por partida doble, porque dos de los miembros del equipo organizativo también resultaron galardonados, el año pasado, con los Premios Nacionales de Diseño 2019, que otorgaba el entonces Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades de España: ellos son la diseñadora Marisa Gallén (ganadora de la categoría Profesionales) y el empresario del sector del mueble Vicente Pons (de POINT). Sin lugar a dudas, lo que ha tejido una red tan sólida entre todos estos profesionales es el compromiso tangible con la sostenibilidad y el uso racional de los recursos naturales. De ahí el interés de El Ágora. Diario del Agua por entrevistar al director estratégico del evento en Valencia, Xavi Calvo, a propósito de lo que puede dar de sí la intersección de una disciplina como el diseño con la posibilidad del mejor aprovechamiento del agua disponible, en un territorio que ha padecido algunos conflictos, justamente a causa de lo que se entiende por “uso racional y sostenible”.

P: ¿En qué faceta del diseño sitúan ustedes al agua?

R: En la actualidad, uno de los mayores retos del diseño es conseguir mejorar los procesos para reducir el impacto medioambiental de cualquier acción. Y en ese sentido, una de las premisas es reducir el consumo de recursos como el agua, sobre todo, en época de escasez. Por lo tanto, podríamos decir que es uno de los principales objetivos del diseño sostenible, sin duda.

P: ¿Contamos ya con buenos ejemplos de cómo un diseño convincente, pionero o creativo, consigue un uso del agua más eficiente?

R: Son muchas las empresas, organismos públicos y proyectos que han aplicado soluciones innovadoras a la gestión del agua. Desde instituciones públicas que están instalando sistemas de drenaje urbano sostenible en sus calles para reutilizar el máximo posible del agua de lluvia evitando inundaciones hasta empresas que reducen al máximo el uso de agua en sus procesos de fabricación.

Un ejemplo paradigmático es el parque tecnológico Actiu, diseñado por José María Tomás Llavador e inaugurado en 2008, basado desde su concepción en la sostenibilidad y el autoabastecimiento, donde las cubiertas están orientadas para recoger el agua de lluvia gracias a unas innovadoras tuberías que usan el principio del vacío inducido por gravedad. El parque es autosuficiente en el uso del agua y cuenta con tres depósitos subterráneos para el acopio de agua de lluvia en los que se pueden almacenar 9.550 metros cúbicos, equivalente a más de cuatro piscinas olímpicas.

“La candidatura a la capitalidad es, en sí misma, una prueba de prototipado para convertir la perspectiva del diseño en agente principal de la innovación urbana”

Otro claro ejemplo de cómo el diseño puede mejorar nuestro trato al medioambiente pero, esta vez, desde el propio producto final son las botellas de agua reutilizables de la empresa valenciana Closca. No solo se han preocupado por la estética y el confort sino que esta botella tiene la misión bien definida: reducir el consumo de plásticos. Y para ello, no se han limitado a crear el producto, acompañan cada botella con la Closca Water App, una aplicación móvil que recoge la ubicación de 56.000 puntos en los que recargar la botella de agua.

Xavi Calvo, director de VWDC

Xavi Calvo (Valencia, 1980) es diseñador gráfico y consultor estratégico de comunicación. Cofundador y director de proyectos en Estudio Menta, desde 2018 es, además, el director general de Valencia Capital Mundial del Diseño 2022 (Valencia WDC 2022). Defensor de la divulgación y la educación sobre el diseño, en 2011 se incorpora al equipo docente del Máster Universitario en Diseño y Comunicación Gráfica de la Universidad Cardenal Herrera (CEU-UCH).

Su llegada a la dirección del proyecto de Valencia Capital Mundial del Diseño se produce en 2017, gracias al respaldo público que dio a esta ciudad para albergar un encuentro de tal envergadura. Meses después, Vicente Pons -empresario de la firma Point y Premio Nacional de Diseño 2019- planteaba al ayuntamiento la postulación de Valencia y la posibilidad de contar con Calvo para hacer de esta capitalidad una reivindicación de la disciplina del diseño como motor de la transformación social y del bienestar de las personas.

Su visión disciplinar, que forma parte de la filosofía del Estudio Menta, pasa por marcarse como primer objetivo el que el diseño cumpla una función, en armonía con su contexto. De ahí su apuesta por la comprensión cabal de cada iniciativa a fin de plantear estrategias, más allá del resultado visual.

También la empresa Istobal, dedicada a las máquinas de lavado para vehículos, ha aplicado el diseño para desarrollar sistemas de tratamiento y reciclaje de agua. De hecho, es pionera en el desarrollo de soluciones que se caracterizan por el ahorro de agua como vareadores de frecuencia para emplear el agua de un modo eficiente, regulando la velocidad de los motores y consiguiendo diferentes presiones de agua para las diferentes presiones de lavado.

En cuanto a procesos de fabricación en los que se ha innovado para reducir el consumo de recursos naturales tenemos el ejemplo de Jeanología, que lleva 25 años desarrollando tecnologías sostenibles y ecoeficientes para la industria del acabado que le han permitido mantener la productividad reduciendo el consumo de agua. De hecho, en estos momentos son capaces de acabar un pantalón vaquero con solo un vaso de agua, en lugar de los 70 litros de agua que se necesitan de promedio. Y esto, en una industria como la textil, es un éxito del diseño y la innovación.

“En una empresa textil como Jeanología son capaces de acabar un pantalón vaquero con un solo vaso de agua”

P: ¿Ya hay maneras de medir lo que puede aportar un buen diseño al uso racional de agua un buen diseño?

R: En el caso que comentaba de Actiu, un diseño previo con el objetivo de aprovechar los recursos ha sido fundamental para minimizar el impacto de esta empresa en el medio ambiente. No en vano, ha conseguido la certificación Leed Platinum por este proyecto.

P: ¿En qué aspectos puede ayudar esta designación de Valencia como capital mundial del diseño a mejorar nuestra relación con el agua como usuarios, especialmente problemática en cuencas donde no sobra como es la valenciana?

R: Desde luego, la nominación de Valencia como Capital Mundial del Diseño ha atraído las miradas de buena parte del mundo hacia este territorio y esperamos que el completo programa de actividades y acciones atraiga también a miles de turistas. Pero como bien dice, apostamos por un turismo sostenible, es decir, que no tenga para la ciudad un impacto negativo, ni medioambiental ni económico, ni en términos de bienestar para los valencianos.

“La sostenibilidad es uno de los objetivos primordiales del diseño que se desarrolla actualmente y es una bandera que en Valencia WDC llevamos con orgullo”

Como decíamos al principio, la sostenibilidad es uno de los objetivos primordiales del diseño que se desarrolla actualmente y es una bandera que en la Valencia WDC llevamos con orgullo. Vamos a aprovechar, sin duda, el poder que nos ha dado este nombramiento para hacer pedagogía del diseño como elemento fundamental en la mejora del bienestar de los ciudadanos y ciudadanas y, por tanto, también de la sostenibilidad como un valor irrenunciable en todos los procesos humanos.

Dentro de ese programa de actividades vamos a trabajar por dar a conocer todos los casos que podamos de buen uso del agua gracias a la implementación del diseño en sus procesos.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas

Añade tu comentario

Necesitas estar loggeado para comentar el post.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies