‘Ciudad Invisible’: thriller fantástico sobre la selva de Brasil

‘Ciudad Invisible’: thriller fantástico sobre la selva de Brasil

El director de animación brasileño Carlos Saldanha, creador de las exitosas sagas ‘Ice Age’ y ‘Rio’, debuta en la ficción real con la serie ‘Ciudad invisible’. Una trama sobre destrucción de la selva por intereses inmobiliarios, pero que entremezcla elementos de fantasía y mitología en un peculiar relato sobre el bien y el mal


Lorenzo Mejino | Especial para El Ágora
Barcelona | 19 febrero, 2021

Tiempo de lectura: 4 min



Los problemas derivados de la deforestación de grandes partes del territorio brasileño, debido a las políticas de su presidente Jair Bolsonaro, han sido tratados en diversas ocasiones en las páginas de El Ágora, debido a nuestra gran preocupación por la conservación del gran pulmón verde del planeta. En ese marco se inscribe nuestra propuesta para este fin de semana Ciudad Invisible, una miniserie brasileña de clara denuncia de esos atentados contra el medio ambiente.

En esta ocasión en lugar de estar ubicados en plena selva amazónica, como fue el caso de la colombiana Frontera Verde de la que os hablamos en esta sección de Agoraseries, la historia transcurre en los territorios forestales cercanos a la gran urbe que es Río de Janeiro, que son el objetivo de numerosos especuladores deseosos de seguir construyendo de forma desaforada todo tipo de desarrollos urbanísticos.

Ciudad Invisible desarrolla una historia de corte fantástico con los espíritus de la selva, que no son visibles para la mayoría de los humanos, tomando partido en una lucha que escapa a los cánones convencionales de verosimilitud para adentrarse rápidamente en los terrenos del realismo mágico. Es la sempiterna lucha del bien contra el mal.

Ficha: Ciudad Invisible. Siete episodios de 35 minutos. Feb 2021- Cadena: / Netflix (E)

La trama

Eric es un agente medioambiental que acaba de sufrir una gran tragedia personal al morir su mujer en un pavoroso incendio forestal provocado durante las fiestas de una pequeña población situada en la zona de influencia de Río de Janeiro, quedándose solo y a cargo de su hija Luna.

Una mañana recibe una llamada para investigar la aparición del cadáver varado de un delfín rosado amazónico en una de las playas de Río de Janeiro, un fenómeno completamente inexplicable desde el punto de vista científico, al estar muy alejado de su hábitat natural, ya que este cetáceo habita en los ríos y no en el mar.

Al empezar a investigar la procedencia del animal va a descubrir para su sorpresa que está relacionado con la muerte de su mujer, al vislumbrar un universo de entidades míticas del folclore popular brasileño que habitan en la selva, un mundo que pasa desapercibido para el resto de los humanos.

A medida que se va adentrando en ese mundo desconocido, los secretos que descubre le van a cambiar completamente la vida, al poner a su familia y especialmente a su hija en grave peligro frente a esos entes paranormales que se pueden revelar en diferentes formas y estados, como muestran en el tráiler original de la serie.

En paralelo a esta trama de corte fantástico tenemos una historia de especulación inmobiliaria, en la que un grupo de poderosos inversores está intentando convencer a todos los habitantes de ese pueblo para que vendan sus tierras y tener luz verde para arrasar con el bosque y construir una gran promoción inmobiliaria de lujo.

 

En esta trama vemos como el alcalde y casi todos los vecinos del pueblo se enfrentan a Eric y a quienes no quieren vender sus propiedades. Esas entidades fantásticas no van a tardar en interferir para perseguir su propia agenda personal, bajo la dirección de un malvado personaje conocido como la Cuca, un especie de equivalente brasileño de nuestro hombre del saco, capaz de tipo de sortilegios y hechizos.

Esa lucha desigual entre las fuerzas del bien del mal centra la primera temporada de una historia ideada por el director de animación brasileño Carlos Saldanha, creador de las exitosas sagas Ice Age y Rio y que ha decidido probar suerte en el terreno de la ficción real, sin demasiado acierto debo prevenir.

Ciudad invisible tiene un inicio bastante espectacular, pero poco a poco empieza a abrir demasiados frentes sin tener la capacidad ni el tiempo de desarrollarlos con una cierta profundidad en los escasos siete episodios de media hora que conforman su primera temporada.

Esa ambición desmedida es su completa perdición, puesto que todas las tramas quedan muy desdibujadas al ser meros esbozos y poca cosa más, como es el tema urbanístico, que daba para mucho más juego que el que nos han ofrecido, quedando en su trama como una amalgama de efectos especiales para ver a las diferentes criaturas míticas y poca cosa más.

Su tono oscuro y sórdido no ayuda precisamente a empatizar con las historias de preservación medioambiental que intentan desarrollar, al no poder apreciar en toda su plenitud esos ecosistemas que intentan defender, escondidos bajo la noche y las brumas, como se puede observar en este vídeo en un club nocturno, donde otra criatura mítica interpreta el gran clásico brasileño Sangue latino.

 

El actor

Marco Pigossi es un actor brasileño bastante popular por protagonizar muchas telenovelas de la cadena brasileña Globo donde tenía un contrato fijo para aparecer en sus largas ficciones durante casi una década.

En 2018 decidió firmar por Netflix, que lo ha ido colocando en sus diversas ficciones originales por todo el mundo como en el caso de la australiana Tidelands o la española Alta Mar, donde aparecía en la tercera temporada como un espía portugués que trabaja para el servicio secreto británico

En esta ocasión hace lo que puede como el protagonista Eric, aunque su actuación es como su personaje, al ir perdiendo fuerza a medida que avanza la historia y todo tiene cada vez menos sentido.

Epílogo

Sin ser una maravilla ni nada imprescindible, Ciudad Invisible nos muestra un aspecto poco conocido de los problemas medioambientales de la expansión de megaurbes como Río de Janeiro, aunque sea con una pátina fantástica y de leyendas, por lo que si no le tienes aversión a este tipo de historias, puede convertirse en un buen entretenimiento para un fin de semana ocioso junto a la lectura del Agorafinde de El Ágora.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas