'Hielo 2020': las consecuencias del deshielo de Groenlandia - EL ÁGORA DIARIO

‘Hielo 2020’: las consecuencias del deshielo de Groenlandia

‘Hielo 2020’: las consecuencias del deshielo de Groenlandia

Para refrescarnos un par de tardes de este caluroso verano, nuestro especialista en series Lorenzo Mejino nos propone una corta entrega con espectaculares imágenes nevadas que nos hace reflexionar sobre una de las posibles consecuencias del deshielo: mucho frío


Lorenzo Mejino
Madrid | 23 julio, 2021

Tiempo de lectura: 4 min



La importancia de la conservación de la superficie helada de Groenlandia ha sido objeto de numerosos análisis en las páginas de El Ágora, tanto desde el punto de vista del cambio climático, como de las explotaciones mineras que amenazan un ecosistema tan frágil como imprescindible para la Tierra.

En ese contexto hoy voy a hablarte de la miniserie Hielo 2020 que hace diez años hacía una visión catastrófica del futuro en 2020 con un deshielo completo de Groenlandia y sus consecuencias, basada en un libro del  escritor superventas Ken Follet.

Aunque suelo ceñirme a estrenos recientes, en esta ocasión me ha parecido interesante recuperar esta miniserie del pasado, por ese horizonte 2020 que desarrolla, que por suerte no se ha cumplido, pero sí que contiene, en especial en su primera mitad, algunos aspectos que nos pueden hacer recapacitar sobre el futuro de la gran superficie helada de Groenlandia, en esta última entrada antes de mis vacaciones veraniegas de Agorafinde.

Ficha: Hielo 2020 ( Ice 2020)  2 ep  90 min   ene  2011Idioma: Inglés/ español  Cadena: Amazon Prime (E) / Flixolé (E)

La trama

En un futuro ubicado en 2020, el calentamiento global ha provocado grandes estragos en la superficie terrestre, en especial en el sur de Europa que ha sufrido un gran proceso de desertización que la ha convertido en inhabitable, un fenómeno que se empieza a reproducir en el norte de Europa, ante la pertinaz sequía que les está asolando.

Solo el Reino Unido y los EEUU parecen estar a salvo de ese fenómeno, pero la escasez de combustibles fósiles han vuelto todos los ojos hacia las reservas existentes en el subsuelo glaciar de Groenlandia, que van a ser explotadas por Halo, una poderosa multinacional estadounidense que ha conseguido los derechos exclusivos de explotación de la colonia danesa.

El profesor Tom Archer trabaja en una agencia gubernamental que intenta determinar la correlación entre las actividades mineras que han empezado en Groenlandia con el deshielo de esa masa glacial y descubre que existe un enorme peligro de fusión del hielo por las actividades extractivas, que pueden provocar un cataclismo terrestre.

Hielo 2020 tiene dos partes muy diferenciadas, en la primera vemos los denodados esfuerzos del profesor para intentar detener las perforaciones profundas en busca de gas en plena Groenlandia, mientras que en su segunda mitad desarrolla los efectos de la catástrofe posterior al deshielo que provocan un nueva Edad de Hielo en toda la tierra, al desaparecer los efectos de la corriente del Golfo tras la brusca elevación de la superficie marina.

Hielo 2020 se inscribe claramente en el género de catástrofes varias con el que las cadenas nos suelen amenizar las sobremesas del fin de semana, pero en su primera mitad presenta diversas hipótesis interesantes como el posible efecto de las perforaciones mineras en las superficies glaciales de Groenlandia.

Con respecto a las consecuencias iniciales del cambio climático, en su primera mitad Hielo 2020 opta por mostrar una panorama bastante desolador, en el que destaca una noticia que comentan en forma de una matanza de refugiados climáticos españoles por parte de las fuerzas fronterizas suecas, que intentaban impedir la entrada a su país, para dar una idea de un posible panorama a diez años vista desde el momento de su creación.

En su segunda mitad y tras el deshielo Hielo 2020 se descontrola bastante pasando a ser un drama familiar catastrofista, donde el protagonista intenta salvar a su mujer y su hija que se encuentran refugiadas en un Londres en plena glaciación y se debe enfrentar a todo tipo de peligros para ponerlas a salvo, junto a un grupo de supervivientes que como mandan los cánones irán sacrificándose uno a uno para expiar errores del pasado y salvar a los que se lo merecen.

Al ser una extraña coproducción británico-neozelandesa, al menos han podido aprovechar los preciosos paisajes helados de los Alpes del Sur neozelandeses que pasan muy bien por los parajes helados de Groenlandia.

Los actores

El reparto tiene un nivel bastante elevado para lo que ha acabado siendo ‘Hielo 2020’, en especial con los dos protagonistas australianos Richard Roxburgh (Rake) y Frances O’Connor (The Missing) que interpretan respectivamente al científico Tom Archer y a Sarah Fitch una ejecutiva arrepentida de la compañía Halo, que defienden sus personajes con más profesionalidad que entusiasmo.

En papeles secundarios vas a descubrir también a conocidos actores como el neozelandés Sam Neill (Parque Jurásico) o Stephen Moyer (True Blood), como los malvados empresarios de HALO, por lo que siempre te vas a entretener reconociendo a las caras del reparto.

Epílogo

En alguna ocasión he comentado que en mis recomendaciones de series en El Ágora priman especialmente los aspectos medioambientales o en referencia a los ODS de la ONU, sobre la propia calidad de la serie y el caso de Hielo 2020 es paradigmático en este sentido.

Al ser muy corta se puede ver tranquilamente en una de estas tardes estivales donde la canícula aprieta y las imágenes de hielo y glaciares pueden tener un cierto efecto refrescante sin que tengáis que esperar mucho más que elucubrar sobre algunas de las ideas que plantea sobre el deshielo y el cambio climático

Para finalizar esta última entrega prevacacional de series en Agorafinde te dejo con el tráiler de Hielo 2020, deseándote unas buenas vacaciones y esperando que en septiembre sigas leyendo estas propuestas.

 


Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas