‘Missions’: la conquista privada francesa de marte

‘Missions’: la conquista privada francesa de marte

‘Missions’: la conquista privada francesa de marte

Una modesta pero interesante serie francesa ficciona la historia de una primera misión tripulada a Marte impulsada por el sector privado del país galo. Una propuesta que interesará a los aficionados al género y que acaba de concluir la emisión de la tercera parte en nuestro país


Lorenzo Mejino
Barcelona | 22 abril, 2022

Tiempo de lectura: 4 min



Los viajes espaciales y las misiones tripuladas siempre han tenido un hueco especial en la sección de series de fin de semana de El Ágora, al introducirse en terrenos tecnológicos, utópicos y éticos que nos pueden hacer reflexionar sobre nuestros comportamientos actuales y extraer una serie de conclusiones muy útiles para futuros desarrollos tecnológicos. Estos últimos años las series centradas en viajes tripulados a Marte han tenido una cierta explosión con propuestas como Mars, Away o The First, pero antes de todas ellas se estrenó una interesante y modesta serie francesa, Missions, que acaba de emitir su tercera temporada en nuestro país.

El genero de las series de ciencia-ficción espacial no suele tener demasiado predicamento más allá del ámbito anglosajón por lo que Missions, que narra la primera misión tripulada francesa privada a Marte, no deja de ser una rara avis, en especial si te gusta el género.

Missions tiene ideas y momentos muy interesantes, junto a otros más mediocres lo que unidos a un formato poco habitual de episodios de apenas 20 minutos hacen que sea un experimento curioso, que me ha sorprendido bastante favorablemente, por la gran ambición con que ha sido planteado.

Ficha: ‘Missions’. 25 episodios (3T) 25 minutos. Junio 2017-diciembre 2021. Cadena: Syfy (E). En distintas plataformas.

La trama

Un multimillonario suizo está al mando de la primera expedición privada humana a Marte, junto a un grupo multinacional de científicos entre los que se cuenta una joven psicóloga que se unió a la expedición en el último momento.

Tras una serie de graves problemas mecánicos para poder aterrizar en la superficie del planeta rojo, se ven imposibilitados para volver si no es con ayuda exterior, que esperan obtener de una misión estadounidense con la que habían establecido una especie de carrera espacial.

Todo se complica cuando descubren en la superficie marciana vestigios desconocidos de una posible misteriosa presencia del cosmonauta ruso Komarov, al que se creía muerto tras una de las primeras misiones Soyuz en 1967 (hecho real) como muestran los tres primeros minutos de la serie, que incluyen su desasosegante cabecera.

Missions es muy ambiciosa y la verdad es que sus dos primeros episodios son excelentes para presentar la trama y los hechos que nos vamos a encontrar en la superficie marciana con el juego a tres bandas entre franceses, norteamericanos y lo que pueda haber en Marte.

La trama se desarrolla en gran parte en el interior de la nave Ulises, con sus tripulantes, intentando reparar la nave, para intentar volver a la Tierra.

El problema es que, tras el inicio tan esperanzador, la serie se estanca en las reyertas internas entre los miembros de la nave y con los americanos prepotentes de turno, perdiendo poco a poco el interés, ante situaciones mucho más predecibles.

De todas formas, de vez en cuando entran en la mitología del misterio del planeta rojo que es lo más interesante y de lejos, con sus excursiones por la superficie marciana en las que van de sorpresa en sorpresa.

Un punto a su favor es una producción bastante esmerada y cuidada, tanto en los detalles internos de la nave como sobre todo en los paisajes marcianos, gracias al rodaje en escenarios naturales del interior de Marruecos, lo que unido a un sabio uso de los filtros fotográficos, proporcionan esa sensación de desolación marciana.

La segunda y tercera temporada reinventan de nuevo el formato con nuevas misiones a Marte con la presencia de algunos miembros veteranos y que arrastran mochilas de sus misiones anteriores y que irán aflorando en una historia con bastante continuidad y llena de sorpresas.

A pesar de que pierde algo de fuerza con el paso de los episodios, el hecho se ve mitigado por un formato nada habitual en este tipo de series, con episodios que apenas sobrepasan la veintena de minutos, lo que consigue que se vea con bastante rapidez, sin muchos tiempos muertos.

Su enorme ambición de planteamiento merece que por lo menos os atreváis con los dos primeros episodios, para que veáis el inesperado nivel que puede alcanzar una modesta serie de ciencia-ficción francesa hecha con cuatro duros.

Los protagonistas

Su propia estructura coral hace que Missions tenga un numeroso reparto repleto de nombres poco conocidos para el gran público, incluyendo el francés, al buscar sus creadores una mayor identificación con la misión espacial y en especial con los paisajes marcianos.

La protagonista es la desconocida Hélène Viviés que encarna a una psicóloga que se convierte en la pieza clave de la expedición al llegar al suelo marciano por las razones que se irán desgranando con el paso de los episodios.

Epílogo

A pesar de haberse estrenado completa en nuestro país en la cadena SYFY, no me consta que haya tenido apenas repercusión por la escasa promoción realizada, entre la que destaca el siguiente tráiler, con el que voy a cerrar mi columna quincenal sobre series en mi rincón de fin de semana de El Ágora.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas