‘Ecohéroes’: Un espejo para reflexionar a partir de 100 voces sostenibles

‘Ecohéroes’: Un espejo para reflexionar a partir de 100 voces sostenibles

‘Ecohéroes’: Un espejo para reflexionar a partir de 100 voces sostenibles

El periodista Carlos Fresneda hace en su nuevo libro reúne en 100 entrevistas y encuentros a los líderes ambientales que han influido e influyen en la ecología mundial, en un texto que deja claro que el desarrollo sostenible es cosa de todos


Ecohéroes: 100 voces por la salud del planeta

Ecohéroes: 100 voces por la salud del planeta

Autor/es: Carlos Fresneda

Editorial: RBA

Ciudad/Año de publicación: Madrid, 2020

Páginas: 416

Precio: 18,00 €


Otros libros reseñados en El Ágora


Aún no se lo he dicho a mi jardín

Pia Pera

Aún no se lo he dicho a mi jardín

El sendero de la sal

Raynor Winn

El sendero de la sal

Sócrates en bicicleta

Guillaume Martin

Sócrates en bicicleta

La Cruz del Sur

Nicos Cavadías

La Cruz del Sur

El rinoceronte del rey

Jesús Marchamalo / Ilustrado por Antonio Santos

El rinoceronte del rey

“Lo impensable era que el mundo pudiera parar de pronto. Lo impensable golpeó como un suceso dramático. A todos nos pillo desprevenidos. Fue una emergencia sanitaria, pero podía haber sido una emergencia climática o una crisis climática”. Son reflexiones que Carlos Fresneda escribe en el prólogo de su libro Ecohéroes, 100 voces por la salud del planeta (Ed. RBA). Un recorrido a través de 100 entrevistas y encuentros con las personas que han influido e influyen en la ecología mundial.

Un libro escrito en plena pandemia por eso escribe como metáfora: “somos el espacio en el que habitamos” y además, de esas habitaciones que nos atraparon a todos, está el planeta Tierra en el todos vivimos. Pero sobre todo escribe de esas personas que han cuidado los distintos hábitats en los que vivimos. Parafraseando a Fresneda todas ellas nos recuerdan como el graffiti de Hong Kong “no podemos volver a la normalidad, porque la normalidad era el problema en primer lugar”.

Los científicos nos avisan que el periodo de 2020 a 2030 va a ser decisivo y tendrá muchos frentes. A través de estos ecohéroes, unos muy conocidos y otros menos, se nos ofrece un panorama de la realidad del planeta y de sus retos, necesarios de conocer, tal vez, para garantizar nuestra sobrevivencia. Claves son los testimonios de expertos en diversos campos, todos unidos por el hilo conductor que es la salud del planeta y, lo que es lo mismo, de la vida. Este ensayo, dedicado a la Tierra, fluye por las vivencias de personas tan influyentes de Jane Goodall, David Attenborough o Greta Thunberg o Vandana Shiva para situar la cuestión: pero todos opinan que debemos tomar medidas.

Por Ecohéroes pasan los defensores de la descarbonización, de la biodiversidad y las distintas interrelaciones entre los hombres, sus hechos y la naturaleza. Por ello incluye una mención muy especial para Félix Rodríguez de la Fuente, a través de su hija Odile y su libro Félix. Un hombre en la tierra. “El mayor naturalista de nuestra historia, que fue también comunicador, antropólogo, filósofo, visionario, agitador de conciencias…”, escribe Fresneda.

Perspectiva realista

El impacto del ser humano en distintas actividades vertebra este libro en estos ámbitos: ciudades, alimentación, ciencia, naturaleza, agua, clima, energía, economía, consumo y educación. Todos ellos, según Fresneda ofrecen una perspectiva realista de la situación del planeta y los retos que están por delante para garantizar la supervivencia de quien lo habita, un punto que ha tomado especial relevancia con el paso del tiempo.

El planeta Tierra es agua. El mar cubre el 70%  y solo el 7% está protegido. Así que fresneda da voz a Sylvia Earle, calificada de la gran protectora de los mares. La primera vez que Fresneda habló con ella fue en pleno desastre del Golfo de México en 2010. Earle ya se lo dejó claro a los políticos: “Nuestros dos grandes enemigos son la ignorancia y la complacencia. Tenemos aún esa sensación de que el mar es tan inmenso que puede con todo. Nos estamos equivocando: todo el daño que causamos a los océanos nos lo hacemos a nosotros mismos”.

La bióloga Sylvia Earle, en una imagen de archivo. | Mission Blue/Kip Evans

Cada vez es más evidente como hemos poblado de plásticos las aguas de todo el mundo. En 2050 puede haber más plásticos que peces. Fresneda recupera la labor de empresario Javier Goyeneche, de quién recoge una pregunta que le hicieron a este fundador de Ecoalf: ¿por qué te vas al mar a buscar plásticos con todo lo que se desecha en tierra? Su respuesta “porque sacando residuos del mar solucionas al mismo tiempo dos cosas: la contaminación por plástico y la escasez de recursos”.

Si ha habido una preocupación en los últimos tiempos relacionado con el agua es el deshielo del Ártico por lo que tiene de gran aviso del calentamiento global y que para el profesor Peter Wadhams va a “ser la mayor alteración causada por el hombre”. A pesar de haber sido calificado de alarmista y apocalíptico, como recoge Fresneda, no ha dejado a lo largo de los años  de concienciar que “el hielo desempeña un papel vital en la regulación del clima del planeta”.

Activismo

Estos ecohéroes nos advierten de la pérdida de especies en el mar. En tierra ocurre lo mismo. El libro recoge el largo activismo de Vandana Shiva, defensora de la diversidad y la riqueza de las semillas frente a los monocultivos y los transgénicos. También a la divulgación científica, como muestra el capítulo dedicado a Edward O. Wilson, el hombre que lo sabe todo de las hormigas, padre de los conceptos como la biodiversidad o la biofilia (la querencia innata a conectar con la naturaleza) y quien culpa a la especie humana de la sexta gran extinción de las especies (la mayor desde el fin a los dinosaurios hace 65 millones de años.)

“Estamos dejando a nuestros descendientes una Tierra mucho más peligrosa que la que nosotros conocimos”

El mensaje más actual lo resume la primatóloga Jane Godall, convencida de que la actual pandemia la habían previsto hace años los expertos en enfermedades zoonóticas, que son transmitidas por virus o bacterias de animales a humano. “La Covid-19 se propagó por nuestra continua falta de respeto hacia el mundo natural y las otras especies con las que compartimos el planeta”.

“Tenemos que olvidarnos de salvar el planeta, porque él se salva por sí mismo como lo lleva haciendo desde que empezó la vida en la Tierra. Lo que debería preocuparnos es nuestro futuro”, advierte James Lovelock, la mente pensante detrás de la teoría Gaia. Por su parte, Annie Leonard asegura que “hay que hacer un cambio y eso solo se consigue pasando a la acción colectiva”, una reflexión que George Marshall trata de desentrañar en las páginas de Ecohéroes para explicar la aparente inmovilidad del ser humano ante el galopante cambio climático.

David Attenborough durante la grabación de los gorilas de montaña en Ruanda en los años 70.

Marshall lo cuenta así: “nuestros cerebros están programados para responder a amenazas concretas, visibles y urgentes”, asegura el fundador de Clima Outreach en el libro, a lo que añade que “somos capaces de vislumbrar el futuro, pero no reaccionamos hasta que tenemos el peligro delante”. Y por eso una amenaza abstracta, invisible y lejana como el cambio climático no provoca una acción colectiva”, sentencia.

David Attenborough hace gala de su clarividencia y señala que “los humanos nos hemos convertido en una plaga, y estoy convencido de que, como no encontremos la manera de autorregularnos, la naturaleza lo hará por nosotros”. El naturalista asegura en Ecohéroes que, de no tomar acción colectiva y forma inmediata, el daño natural puede ser irreversible.

Ya en 1988 James Hansen, responsabilizó al hombre del calentamiento mundial en su histórico discurso en el Congreso norteamericano. Hansen era el director del Instituto Goddard de la NASA. “Este hombre es una mezcla de científico y activista, una amalgama nunca llevada a tal extremo”, nos cuenta Fresneda. Su evolución es la una toma de conciencia de alguien realmente alarmado al constatar que “estamos dejando a nuestros descendientes una Tierra mucho más peligrosa que la que nosotros conocimos”.

Afrontar los problemas

En Ecohéroes Fresneda trata de poner al lector frente al espejo para que observe y reflexione a partir de 100 voces que marcan la diferencia entre hacer y no hacer. Por ello rompe con el prejuicio de que para reducir la huella ecológica “hay que irse a vivir a una comuna”. Algunas de las iniciativas más rompedoras se dan en las ciudades.

Annie Novak convirtió el techo de una antigua fábrica de Brooklyn en un fructífero tejado/granja con coles, tomateras, gallinas, conejos y abejas; creó un nuevo tótem en el skyline de Nueva York, para demostrar que hasta el más pequeño e inhóspito lugar puede ser un vergel. Aquel brote verde ha dado lugar a un movimiento que “reivindica la ideas de reverdecer las ciudades”.

“De no tomar acción colectiva y forma inmediata, el daño natural puede ser irreversible”

Domingo Jiménez Beltrán, ex director ge la Agencia Europea de Medio Ambiente, practica la autosuficiencia energética frente a los oligopolios eléctricos desde su rincón de Águilas, en Murcia, tras su paso como patrón de la Fundación Renovables que ayudó a crear.

Otro personaje singular es Joan Carulla, un agricultor que tiene en la terraza del edificio de su propiedad en Barcelona un huerto espléndido y abrumador en el que ha volcado su pasión vegetariana. “Alguien puede tener dudas de si Carulla puede ser o no un adelantado a su tiempo”, pero cuando alguien ve su huerto-terraza, balbucea mientras se interroga: “Pero, ¿es esto posible? Carulla representa a esas personas de un radicalismo sencillo y personal, que rompen esquemas, pero que son aliados naturales de otros personajes de discurso de ecología profunda”. Tal vez su ejemplo no se puede replicar, “pero sirve de inspiración y demuestran que lo imposible es posible”, nos dice Fresneda.

Ecohéroes
La educación ambiental es clave para nuestro futuro.

Santiago Martín Barajas ha salvado 50 valles y sigue explicando cómo se debe gestionar el agua de manera perdurable y lucha para que nuestros ríos sean saludables. El asturiano Carlos Magdalena, el llamado mesías de las plantas, cuida y se preocupa de la extinción de las plantas: “Tenemos decenas de ejemplares de repuesto en los viveros”, pero hay que cuidarlas: “Nos dan comida, medicinas, vestidos. Nos proporcionan oxígeno, sin ellas no se entiende el ciclo del agua y de nitrógeno. Sin ellas simplemente no viviríamos”.

Muchos referentes, para cuando nos preguntamos que podemos hacer. Otros ecohéroes dedican sus esfuerzos en la arquitectura y el urbanismo sostenible, en la nueva economía circular o en el reciclaje.

Fresneda aboga por una nueva relación con la naturaleza, pasando por una concepción diferente del mundo, que debe comenzar con la educación ambiental. “La educación es la base, el libro se cierra hablando de una formación holística, que además saque a los alumnos de las aulas”. El trabajo de Heike Freire nos explica esa necesidad de naturaleza que tienen los niños, dice el autor. La apuesta de una nueva educación transversal propone la idea del “bosque como aula” y replantea el concepto de escuela para “reconectar a los niños con la naturaleza y preparar mejores personas, dispuestas a ver las cosas de otra manera”. Heike Freire, pedagoga y comunicadora promueve el acercamiento de los niños a la naturaleza siguiendo los pasos de Richard Lov, autor de Los últimos niños del Bosque; Y, por supuesto, está representada Greta Thunberg, la adolescente madre de toda una movilización generacional (Fridays por Future, Extintion Rebellion…).

Una pregunta fundamental se desprende del libro de Fresneda: ¿a qué esperamos? En ella, independientemete de los distintos ámbitos, estamos implicados todos.


Pura C. Roy | Especial para El Ágora
Madrid | 25 junio, 2021

Tiempo de lectura: 7 min



Otros libros reseñados en El Ágora


Aún no se lo he dicho a mi jardín

Pia Pera

Aún no se lo he dicho a mi jardín

El sendero de la sal

Raynor Winn

El sendero de la sal

Sócrates en bicicleta

Guillaume Martin

Sócrates en bicicleta

La Cruz del Sur

Nicos Cavadías

La Cruz del Sur

El rinoceronte del rey

Jesús Marchamalo / Ilustrado por Antonio Santos

El rinoceronte del rey

Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas