Ecoconsejos del activista cuyos abuelos exploraban glaciares

Ecoconsejos del activista cuyos abuelos exploraban glaciares

Ecoconsejos del activista cuyos abuelos exploraban glaciares

‘Sobre el tiempo y el agua’, del escritor nórdico Andri Snaer Magnason, es un ensayo narrativo sobre la crisis medioambiental global que funciona como la botella del náufrago que, ajeno al desalentador zumbido que trata de engañar nuestros sentidos, se muestra incapaz de rendirse al infortunio


David Benedicte
Madrid | 17 diciembre, 2021


Arranca el escritor nórdico Andri Snaer Magnason (Reikiavik, 1973) su libro Sobre el tiempo y el agua, un ensayo narrativo sobre la crisis medioambiental global que ha publicado en España la editorial Salamandra, haciendo hincapié en el zumbido. En ese mismo zumbido que, según él, nos engaña y resulta ser algo similar a intentar grabar el ruido que producen las erupciones volcánicas. Para muchos, sostiene Magnason, la expresión «cambio climático» es un mero zumbido con el que engañamos al cerebro para que no perciba la magnitud de la tragedia.

Así, de este modo, en medio de este peculiar ‘zzzzzzzzzz’ que a todos nos adormece, dejamos que transcurran las horas, los días, los meses, los años, y lo hacemos sin reaccionar de manera apropiada ante lo que acontece. «Y mientras todo se desmoronaba / nadie prestaba mucha atención», como cantaban los Talking Heads a finales de los ochenta del pasado siglo.

«El zumbido nos engaña», nos advierte el autor de Sobre el tiempo y el agua. Y argumenta de esta manera sus palabras: «Vemos los titulares y pensamos que entendemos las palabras: los glaciares se derriten, récord de altas temperaturas, aumenta la acidificación de los océanos, crecen las emisiones tóxicas. Si los científicos están en los cierto, expresiones como esas remiten a algo más grave que todo lo sucedido en la historia humana hasta la fecha. Si realmente las entendiéramos, deberían influir en nuestro comportamiento y en nuestras decisiones. Pero es como si el 99% de su significado fuera un mero zumbido».

«Resulta más sencillo opinar acerca de asuntos de menor gravedad», continúa con su  reflexión el autor islandés. «Sabemos qué significa que se destruya algo muy valioso, qué significa cuando disparan a un animal o resulta demasiado caro fabricar alguna cosa. Pero cuando nos remitimos a algo que es infinitamente grande, sagrado incluso, que  constituye  el fundamento de nuestras vidas, no experimentamos una reacción similar. Es como si el cerebro no fuera capaz de percibir semejante magnitud». De vuelta a la tragedia. Y a su magnitud.

Exequias congeladas

Magnason ha escrito novela, ensayo, libros infantiles, poesía y teatro, y ha recibido un buen número de galardones nacionales e internacionales, entre los que destacan el Premio Literario Islandés, el Janusz Korczak Honorary Award y el West Nordic Children`s. El escritor fue candidato a la presidencia de Islandia en 2016 y es el autor de la Carta para el futuro alegato ecologista en forma de misiva que surgió con motivo de la desaparición del Okjökull, el primer glaciar declarado muerto en Islandia. Ha estado dedicado, desde siempre, al activismo medioambiental, razón por la cual ha sido definido como una mezcla perfecta entre Noam Chomsky y Lewis Carroll. Un autor necesario cuya obra empieza a ser del todo imprescindible.

Tomemos por ejemplo Sobre el tiempo y el agua, que no es otra cosa más que un libro de autoayuda. Eso sí, escrito en el mejor de los sentidos del más que manoseado término autoayuda, ya que nos ofrece respuestas contundentes para poder comprender cómo será el futuro del planeta si no actuamos de inmediato ante el cambio climático. Es decir, es una verdadera ayuda. De hecho, lo que encontramos entre sus páginas es una íntima y desesperada súplica al mundo, aunque envuelta en un aliento poético que convierte su lectura en un regalo. Tanto para la vista y como para la mente. Basta con hojearlo para darse cuenta.

El escritor Andri Snaer Magnason con su ‘Carta al futuro’ en el antiguo glaciar de Okjökull.

Sobre el tiempo y el agua es la botella del náufrago que, ajeno al desalentador zumbido que trata de engañar nuestros sentidos, se muestra incapaz de rendirse al infortunio. No en vano la idea surgió tras una conversación con un científico puntero que está convencido de que son los escritores, y no los científicos, los más capacitados para lanzar ese mensaje de auxilio al mar de nuestra incomprensión. El resultado es un libro hermoso, sagaz y urgente. Magnason, a medida que avanza en su revelador ensayo, parece poseer todas las claves, o estar tocado por la varita mágica de una extraña clarividencia:

Este libro habla sobre el tiempo y el agua. En los próximos cien años, vendrán cambios fundamentales en la esencia del agua en nuestro planeta. Los glaciares se derretirán, subirá el nivel del mar, aumentará la temperatura del planeta, lo que provocará sequías e inundaciones, y el grado de acidez de los  océanos se alterará hasta un punto que no hemos conocido en los últimos cincuenta millones de años. Todos estos cambios sucederán a lo largo de la vida de un niño que haya nacido hoy mismo y llegue a ser tan viejo como lo es mi abuela, que ha cumplido noventa y cinco años.

Las fuerzas más grandes de la tierra han dejado atrás la cronología geológica y ahora se transforman según una escala humana. Cambios que antes se producían a los largo de cien mil años  ahora suceden tan solo en cien. Una velocidad tal tiene algo de mitológico y afecta a todo tipo de vida sobre la faz de la tierra, así como a la esencia de todo lo que pensamos, escogemos, fabricamos y creemos. Afecta a todo lo que conocemos y a todo lo que amamos. Nos enfrentamos a cambios  que son más complejos que la mayoría de aquellos a los que estamos acostumbrados. Superan nuestra experiencia anterior, superan nuestro lenguaje, superan todas las metáforas que empleamos para entender la realidad.

Abuelos homenajeados

El escritor, en su batalla contra el zumbido y para captar nuestra atención, se vale de cualquier herramienta. Su objetivo es convertir sus textos en verdadera poesía. Recurre para ello al Dalái Lama (a quien tiene la suerte de entrevistar), a la poesía escáldica (la que se escribía en su país desde el siglo IX hasta el XII), a la ciencia y a la mitología. E incluye la historia de sus abuelos, Arni y Hulda, exploradores de glaciares. De hecho, es en esa pequeña historia de amor y aventura, donde el libro nos ofrece casi todas las respuestas que, sin saberlo siquiera, andábamos buscando.

Sobre el tiempo y el agua
Los abuelos de Magnason, Arni y Hulda en una imagen cedida por el autor.

«La verdad es que el libro vino de muchas direcciones», explica Magnason. «Al principio solo estaba recopilando información sobre mis abuelos de ambos lados, porque tenía la suerte de tenerlos con vida. Mis abuelos por parte materna eran exploradores de glaciares en una época cuando los glaciares parecían eternos. Fueron de luna de miel a un glaciar en 1956. Durante tres semanas, cartografiaron y viajaron por el Vatnajokull, el mayor glaciar de Europa, durmieron en tiendas con temperaturas extremas. Una vez les pregunté si no habían pasado frío y me dijeron: “¿Frío? Estábamos recién casados”, concluye.

Pero tú no. Puedes empezar a leer Sobre el tiempo y el agua pinchando aquí. De nada.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas