Cercle: proteger el patrimonio con música electrónica - EL ÁGORA DIARIO

Cercle: proteger el patrimonio con música electrónica

Cercle: proteger el patrimonio con música electrónica

Hablamos con la asociación francesa Cercle, que lleva a artistas de música electrónica a parajes naturales e hitos arquitectónicos increíbles para concienciar a los espectadores sobre la importancia de preservar el patrimonio al mismo tiempo que les lleva por un viaje sonoro y cinematográfico

L’Aiguille du Midi, en plenos Alpes franceses, es uno de los picos más míticos de la cordillera europea. La estación meteorológica de su cima está a casi 4.000 metros de altura y se puede acceder en teleférico a las imponentes vistas que ofrece hacia Francia, Suiza e Italia. Este paraje excepcional, muy próximo al célebre Mont Blanc, ha sido testigo del último concierto organizado por Cercle, una asociación gala que busca acercar el patrimonio a las pantallas de medio mundo a través de la música eléctronica.

Entre nubes y nieves perpertuas, los encargados de poner banda sonora al paisaje montañoso son el dúo francés The Blaze, conocidos por hacer una música eléctronica muy cinematográfica. Los suaves acordes que salen de sus sintetizadores se entremezclan con una voz modificada digitalmente que parece salida del más allá, creando un ambiente único que casa a la perfección con las blancas cumbres que rodean l’Aiguille du Midi.

 

“Desde el principio, sabíamos que la música de The Blaze sería perfecta para ese entorno. Queríamos que fuera algo especial”, explica Pol Souchier, uno de los fundadores de Cercle y su actual director de comunicación. Este directo en los Alpes tan “especial” marca también la primera ocasión en la que esta asociación decide colaborar con ONG como la Fundación Good Planet y la Fondation du Patrimoine para paliar los efectos sobre el medio ambiente de una crisis económica que ellos también ven como oportunidad.

Pero empecemos por el principio. Cercle nació en 2016, en el apartamento parisino de Derek Barbolla, el actual presidente de la asociación. “No era un proyecto profesional, era simplemente una idea nacida de nuestra pasión por la música electrónica y el cine”, explica Souchier, que relata cómo las quejas de los vecinos por el ruido les llevó a empezar a buscar otros sitios para hacer sus directos. En apenas un año, lo que había comenzado como una unión de amigos para ofrecer música eléctronica bien grabada a las pantallas de medio mundo, daba un salto enorme al dar su primer espectáculo “diferente” desde la cima de la Torre Eiffel. 

“Aunque no era la motivación inicial, pronto vimos que esta forma de grabar directos suponía promover y valorizar la belleza del planeta, tanto de la naturaleza como de los monumentos que ha creado el hombre. Acercamos al salón de miles de personas parajes naturales inspiradores y les recordamos que tienen que luchar para que esa belleza siga ahí en el futuro“, asegura Souchier. Con su colaboración con Good Planet y Fondation du Patrimoine, el objetivo de los organizadores es ir un poco más allá de ese  mensaje, que aunque está subyacente con el espectáculo, no siempre es evidente.

 

“Queremos hacer posible que la gente vea este vídeo y se de cuenta de lo importante que es apoyar el medio ambiente y el patrimonio. La crisis del coronavirus va a suponer enormes problemas de financiación para estos sectores, que son imprescindibles para nuestra supervivencia como cultura”, apunta el co-fundador de Cercle.

Los colaboradores elegidos tienen desde luego las credenciales necesarias para lograr esto. Good Planet es una ONG fundada en 2005 por Yann Arthus-Bertrand, un fotoperiodista comprometido con el medio ambiente y la ecologíal, que trabajado con proyectos en 21 países y orienta a empresas e instituciones para implementar enfoques ambientalmente responsables. Por otro lado, la Foundation du Patrimoine tiene como misión salvaguardar el patrimonio local francés mediante programas de restauración en diferentes ámbitos, incluido el ambiental.

Por supuesto, en la grabación de estos directos se procura afectar lo menos posible a los excepcionales parajes naturales en los que suelen aparecer. “Se trata de sesiones sin público y con un equipo muy reducido, apenas 10 personas. Utilizamos un material muy simple para filmar y en cualquier caso evitamos la contaminación acústica“, explica Souchier. Es decir, la mayoría de los artistas que aparecen en Cercle,sobre todo si lo hacen en un escenario en plena naturaleza, solo oyen sus directos a través de unos auriculares.

 

La máxima de estos eventos es siempre la misma: dejar el lugar de grabación “mejor aún” de como se lo han encontrado. “Trabajamos siempre con las autoridades locales para evitar que nuestra actividad dañe siquiera un poco el medio ambiente. En el caso de L’Aiguille du Midi, hemos estado casi dos años negociando con el Gobierno y los responsables de su preservación para que todo fuera perfecto y se minimizara el impacto ambiental”, lanza Souchier.

En plena pandemia, los eventos de música en directo en streaming se han multiplicado como setas, ante la imposibilidad de celebrar conciertos con miles de personas arriesgando el contagio masivo. Para los responsables de Cercle, el coronavirus no ha hecho más que reforzar una tendencia que ya estaba teniendo un gran crecimiento en los últimos años.

“Vemos que es cada vez hay más gente interesada y que es probable que el futuro de la música en directo vaya en esta dirección. Es una forma de que los artistas lleguen a su comunidad de fans a través de programas y colaboraciones que no tienen el enorme impacto ambiental de un gran festival“, considera Souchier, que ve muy probable que este tipo de eventos sobrevivan a la pandemia y se instalen como una opción más del panorama de la música en directo. 

 

De hecho, Cercle ya organiza festivales sin personas, que consisten en varios conciertos virtuales en un mismo sitio durante un fin de semana. Una experiencia que comenzaron el año pasado y que este septiembre de 2020 les llevará al Museo del Aire y el Espacio de París; una alternativa real a los festivales masificados que además ayuda a concienciar sobre el valor del medio ambiente y el patrimonio.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas