El 'aire acondicionado' de las colmenas - EL ÁGORA DIARIO

El ‘aire acondicionado’ de las colmenas

Hay dos importantes funciones para las que las abejas necesitan el agua: para alimentar a sus crías y diluir la miel y para refrescar las colmenas y evitar un calor excesivo “en casa” durante los meses de verano


Las abejas, como todos los seres vivos, necesitan agua para subsistir.

En su caso el agua tiene dos funciones esenciales, la primera de ellas, por supuesto, es la alimentación, dado que el sustento que las abejas nodrizas proporcionan a las crías, el llamado pan de abeja, compuesto por miel y polen, lleva también un elevado porcentaje de agua.

La segunda, es para refrescar la colmena. Durante los meses de verano la temperatura en su interior debe permanecer en torno a los 25ºC, para que los panales de cera no se deterioren y se produzcan atascos.

Cuando las colmenas se calientan demasiado en días muy calurosos, las abejas sedientas piden a sus hermanas especializadas el suministro de más agua para enfriar a la colonia.

Estas abejas «colectoras de agua» llenan sus estómagos con agua, vuelan de regreso a casa, y a continuación, regurgitan el líquido. Otras abejas sorben y escupen hacia fuera el agua alrededor de la colmena, lo que permite a la colonia enfriarse a medida que se evapora el agua.

Se calcula que cada colmena necesita entre dos y cuatro litros de agua por día.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas