El agua reúne a mujeres y niñas en torno a la ciencia

El agua reúne a mujeres y niñas en torno a la ciencia

El Día Mundial de la Mujer y la Niña en la Ciencia está dedicado este año al agua y al papel de las mujeres en la consecución del ODS6, agua limpia y saneamiento para todos. Iniciativas como Aquae STEM abren camino para acabar con la brecha de género en el mundo científico


Tanto la ciencia como la igualdad de género son vitales para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) acordados internacionalmente en la Agenda 2030. En las últimas décadas, la comunidad mundial se ha esforzado por inspirar e involucrar a mujeres y niñas en la ciencia, una de las herramientas más importantes para conseguir avances en estos objetivos. Pese a ello, y a pesar de que la participación de las mujeres en las carreras de grado superior ha aumentado enormemente, la brecha de género en los sectores de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM) aún persiste en todo el mundo.

Con el fin de lograr la igualdad de género y el empoderamiento de mujeres y niñas en el mundo científico, la Asamblea General de Naciones Unidas declaró en 2015 el 11 de febrero como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. 

En la actualidad, menos del 30% de los investigadores en todo el mundo son mujeres, y según datos de la UNESCO, solo alrededor del 30% de todas las estudiantes escogen estudios superiores dentro del campo de las ciencias.

Si bien el año pasado, este Día Internacional se centró en reconocer la labor de las científicas en la lucha contra la pandemia de covid-19, este año Naciones Unidas ha decidido dedicar este día a poner en valor el papel de las mujeres en la consecución del ODS6, agua limpia y saneamiento para todos, bajo el lema «Equidad, Diversidad e Inclusión: El agua nos une».

En este día se celebra la 7ª Asamblea del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia que reunirá a  científicas y expertas de todo el mundo, representantes de organizaciones internacionales y del sector privado, para debatir el nexo del agua en la consecución de los tres pilares del desarrollo sostenible: la prosperidad económica, la justicia social y la integridad medioambiental. Además, se pondrá en valor el papel de las mujeres y las niñas como beneficiarias y agentes del cambio, con vistas a acelerar el progreso hacia la consecución del ODS6.

Informes de la ONU señalan que miles de millones de personas se quedarán sin acceso a servicios de agua potable, saneamiento e higiene antes de 2030 a menos que el progreso se multiplique por cuatro. El aumento de la demanda, la mala gestión de la conservación de los recursos hídricos, agravados por el cambio climático, son desafíos clave, que requieren urgentemente un nuevo enfoque holístico sostenible, con la ciencia y los avances tecnológicos como principales instrumentos, para apoyar la coordinación de las estrategias sobre el agua.

Agua, mujeres y ciencia

La relación entre ciencia y mujer guarda también una estrecha relación con el agua, y es que el primer condicionante que encontramos viene determinado por la diferencia entre contar o no con acceso a agua limpia y saneamiento. Para conseguir la incorporación de las mujeres a una educación que les permita optar por la ciencia, el acceso al agua es el primer requisito para que esto se produzca. Lamentablemente, en países en desarrollo, es habitual que las niñas tengan que abandonar la escuela para acudir a una fuente de agua de la que recoger el recurso para poder llevarla a sus hogares, al no contar con abastecimiento de agua potable, o falten a la escuela cuando tienen la menstruación por un saneamiento inadecuado en las escuelas. Estas carencias les acaban impidiendo el acceso a una educación superior, y por tanto, su desarrollo dentro del campo de la ciencia.

Asimismo, el agua ha sido tradicionalmente un sector muy masculinizado, en parte por esa poca presencia femenina en carreras científicas y de ingeniería y tecnología, tan vinculadas al sector. No obstante, en los últimos años se ha producido un crecimiento de la contratación de mujeres técnicas e ingenieras en las empresas dedicadas al ciclo de agua urbano, aunque por el momento, las mujeres son únicamente el 19% de los trabajadores del sector.

Paralelamente, numerosos estudios apuntan a que el aumento de la presencia femenina en el sector del agua supone mejoras sustanciales en el liderazgo, la transparencia y a sostenibilidad de los recursos hídricos. Es más, un estudio llevado a cabo por el Banco Mundial en el que se evaluaron 121 proyectos de abastecimiento de agua concluyó que los proyectos que involucraron activamente a las mujeres resultaron ser de seis a siete veces más efectivos que aquellos que no lo hicieron.

Retroceso de las estudiantes de STEM

Según un informe realizado con motivo de este Día Mundial por el Ministerio de Educación, »Radiografía de la brecha de género en la formación STEM», cada vez menos chicas eligen estudiar Matemáticas e Informática, una brecha de género que ha crecido en las tres últimas décadas entre las alumnas de bachillerato, FP y universidad.

En la familia de FP de Informática y Tecnologías de la Comunicación, la representación de las mujeres no solo es muy minoritaria (el 7% del alumnado de grado medio y el 10% de grado superior), sino que cae desde el curso 2000-01, cuando las mujeres sumaban casi el 27%. Esta tendencia se confirma en los grados universitarios, ya que el 13% de los estudiantes de Informática son mujeres, cuando eran el 30% en los años 80.

Igualmente, se ve una caída de la proporción de chicas en Matemáticas en los grados universitarios: en el curso 1985-86, ellas eran el 50,7% y ellos el 49,3%; en el curso 2004-05 la curva se invierte y los alumnos son el 50,2% y las alumnas el 49,8%; finalmente, en el curso 2019-20 hay un 63,7% de alumnos y un 36,3% de alumnas.

El informe añade que las alumnas son sistemáticamente minoritarias en todas las disciplinas STEM, una constante que se repite desde el bachillerato hasta los doctorados universitarios. Incluso cuando cursan disciplinas de ciencias, las chicas se decantan más por ciencias asociadas a la salud, en detrimento de las ingenierías y las tecnologías.

Aquae STEM

Ante estos datos poco halagüeños, iniciativas como Aquae STEM, impulsada por la Fundación Aquae, vienen a traer esperanza. Este proyecto acerca la ciencia y la tecnología a las niñas de primaria, con el fin de que descubran que son totalmente capaces de convertirse en científicas, ingenierías o cualquier vocación que se propongan.

El programa AquaeSTEM, que se puso en marcha en octubre de 2019, está integrado en el plan curricular de 51 colegios de siete comunidades autónomas (Andalucía, Asturias, Galicia, Castilla y León, Castilla La Mancha, Región de Murcia, Comunidad Valenciana) y beneficia a más de 2.500 alumnas de 2º a 6º de Educación Primaria, además facilitar formación al profesorado.

La iniciativa aporta a las más jóvenes las herramientas necesarias para promover su interés y motivación hacia las materias STEM. A lo largo del curso escolar, las alumnas debaten y analizan la presencia femenina en la historia de la ciencia, conocen a científicas referentes en sus campos y construyen con sus propias manos prototipos de máquinas simples, aprendiendo leyes de la Física desde un punto de vista creativo y dinámico.

Con el programa de Aquae STEM colaboran mujeres brillantes del sector que sirven de ejemplo para las más jóvenes. Conocer de primera mano a otras mujeres que se han convertido en auténticas referentes sirve para que las niñas de primaria tengan un espejo en el que mirarse y soñar que algún día serán ellas las que, con sus aportaciones a la ciencia, cambiarán el mundo.

Los docentes son otra pieza clave en este proyecto educativo. Son los encargados de poner en marcha todas las acciones que motiven el interés de las alumnas por las materias más científicas y técnicas. Gracias al programa, han conseguido formarse y ser más conscientes de que su implicación puede ayudar a acabar con la brecha de género en las ciencias.

Con motivo de este Día Mundial de la Mujer y la Niña en la Ciencia, Aqua STEM ha organizado un encuentro virtual entre las alumnas de colegios participantes en el programa con la astrofísica del CSIC Nanda Rea, quien dará una clase sobre el universo de las estrellas, su especialidad científica.

Nanda Rea aprovechará la cita online para explicar a las alumnas cómo eligió su carrera. «Quería dedicarme a la música, pero era demasiado complicado y, como me gustaban las materias científicas en general, decidí estudiar Física. Empecé a pensar en las estrellas al final de la carrera y me especialicé en Astrofísica», explica la científica. También contará a las niñas en qué consiste su profesión y en qué campo se centran sus estudios.

Asimismo, la astrofísica expondrá su visión sobre el avance de las mujeres en el ámbito científico. «Cuando yo era pequeña aún se pensaba, por razones históricas, que a la mujer no se le daban bien las cosas técnicas y científicas. En las últimas décadas han cambiado mucho las cosas. Hoy hay muchísimas mujeres que lideran estos campos. Aún no hemos llegado a la paridad y en astrofísica solo hay un 20% de mujeres. Las cosas se están igualando, pero estos cambios sociales necesitan tiempo. Harán falta un par de décadas más para alcanzar la paridad», señala.

Según explica la investigadora, sus mensajes a las niñas que participen en la webinar de AquaeSTEM quieren incidir en su potencial como personas y como mujeres. «La mirada diferente de hombres y mujeres es algo normal. No somos iguales y eso es algo bueno. Es naturaleza. El punto está en aunar las visiones diferentes. Así se encuentran las respuestas. La ciencia avanza cuando se comprenden las cosas y eso se logra juntando las visiones diferentes», concluye.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas