La mitad de las aguas subterráneas no podrá mantener ecosistemas acuáticos en 2050 - EL ÁGORA DIARIO

La mitad de las aguas subterráneas no podrá mantener ecosistemas acuáticos en 2050

La extracción insostenible de las reservas de aguas subterráneas, cruciales para la producción de alimentos, impactará de manera crítica en ríos, lagos y humedales en la mitad de las cuencas de drenaje de la Tierra en 2050, según un estudio publicado en Nature


Las aguas subterráneas constituyen un recurso de primera necesidad, imprescindible para el abastecimiento de la población, para el regadío, la industria y para el sostenimiento de muchos ecosistemas. Estas reservas naturales albergan la mayor parte de agua dulce del planeta.

El bombeo insostenible de agua subterránea excede la recarga de las precipitaciones y los ríos, lo que provoca caídas sustanciales en los niveles de almacenamiento de este recurso, especialmente en las regiones de riego intensivo.

Un estudio internacional liderado por la Universidad de Victoria (Canadá) y publicado en la revista Nature ha analizado las disminuciones en los niveles de agua subterránea vinculándolas a las disminuciones en el flujo de la corriente a nivel mundial. Con los resultados, los autores han estimado dónde y cuándo los flujos de corriente ambientalmente críticos, necesarios para mantener ecosistemas saludables, ya no serán sostenidos.

El grupo investigador estudió la velocidad a la que el agua subterránea existente alimenta a ríos, lagos y humedales de todo el planeta y cómo el bombeo para la agricultura afecta ese proceso, conocido como flujo de corriente.

Los investigadores descubrieron que alrededor del 20% de las cuencas de drenaje del mundo ya han alcanzado el punto de inflexión, donde la extracción ya ha superado el flujo de la corriente.

Utilizando modelos de previsión de efectos del cambio climático, predicen que entre el 42% y el 79% de las reservas de aguas subterráneas donde hay bombeo, no podrá mantener los ecosistemas acuáticos asociados para el año 2050. Además, explican que este agotamiento ocurrirá antes de que se experimenten pérdidas sustanciales en las reservas y que los efectos serán devastadores.

En la actualidad, las regiones que dependen en gran medida del agua subterránea para la producción de cultivos ya están experimentando una disminución de los flujos de ríos y arroyos debido a la sobre explotación. A medida que aumenta la demanda de agua subterránea, áreas de África, América del sur, sudeste asiático y el sur de Europa vivirán severas interrupciones del agua en las próximas décadas, predice el equipo.


Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Entradas destacadas

Añade tu comentario

Necesitas estar loggeado para comentar el post.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies