Granada prepara un protocolo ante episodios de contaminación de agua derivados de terremotos

Granada prepara un protocolo ante episodios de contaminación de agua derivados de terremotos

Granada participa en el proyecto europeo PathoCERT, pionero para la detección precoz de contaminantes y patógenos en agua en situaciones de catástrofe. Una iniciativa comunitaria que investigará y validará soluciones, herramientas, tecnologías y protocolos para los primeros intervinientes


En una situación de emergencia, el sistema de Protección Civil activa a todos los servicios llamados a intervenir en el control de la misma (bomberos, fuerzas del orden público, servicios sanitarios, técnicos, etc.) según procedimientos y protocolos previamente diseñados (planes de emergencia).

Garantizar que estas personas puedan operar de manera segura en su misión de proteger a las comunidades es una tarea continua y, a menudo, desafiante para muchos países.

Los eventos disruptivos como terremotos, inundaciones, accidentes inducidos por humanos o ataques maliciosos tienen el potencial de contaminar los suministros de agua con patógenos transmitidos por el agua.

La detección e identificación de estos patógenos puede ser un desafío y requiere tecnologías y habilidades especializadas. Para prepararse, mitigar y controlar mejor tales sucesos, las tecnologías personalizadas y los planes de acción de emergencia son primordiales.

El objetivo del proyecto PathoCERT (Contamination Emergency Response Technologies) es aumentar la capacidad de los servicios de emergencia para detectar rápidamente patógenos transmitidos por el agua y garantizar la colaboración y coordinación entre los diferentes actores durante un evento de emergencia.

Para lograrlo, PathoCERT reúne a universidades, centros de investigación, pequeñas y medianas empresas (PYME), grandes empresas, primeros intervinientes y operadores de servicios públicos de agua para colaborar y operar en cinco ciudades europeas: Granada (España), Ámsterdam (Países Bajos). ), Limassol (Chipre), Tesalónica (Grecia), Sofía (Bulgaria) y una asiática en Seúl (Corea del Sur).

Financiado con fondos europeos, pretende fortalecer la capacidad de coordinación y respuesta de los servicios de emergencia a la hora de gestionar situaciones de contaminación producida por patógenos u otras enfermedades transmitidas a través del agua.

Según explica Sergio Iglesias, del Servicio de Prevención Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS)/Protección Civil y responsable del proyecto en Granada, la ciudad prepara el protocolo de actuación y respuesta ante un evento de rotura de la red de abastecimiento del agua de consumo provocada por un terremoto.

En cada una de las ciudades piloto, los socios del proyecto PathoCERT emplearán una serie de métodos que van desde la investigación y la creación conjunta hasta la sensibilización y el intercambio de conocimientos, herramientas y metodologías para guiar el desarrollo de varias tecnologías novedosas y rentables. Todo ello para integrarlas mejor en los planes y procedimientos de emergencia existentes, así como contribuir a una revisión de estos últimos si es necesario. Un objetivo del proyecto es generar un modelo para que lo adopten otros países no participantes.

En este sentido, las innovaciones impulsadas por el proyecto se basan en la gestión de la contaminación por patógenos transmitidos a través del agua, desde la detección de la situación hasta la evaluación epidemiológica, de riesgo de amenazas y la investigación criminal.

Esto aumentará las capacidades de los primeros intervinientes, permitiendo la detección rápida y precisa de patógenos, mejorando su conocimiento de la situación y mejorando su capacidad para controlar y mitigar situaciones de emergencia que involucran patógenos transmitidos por el agua.

Para lograr este objetivo, el proyecto investigará y demostrará las Tecnologías de Respuesta a Emergencias por Contaminación por Patógenos, una colección de tecnologías, herramientas y pautas novedosas, rentables y fáciles de usar, que serán validadas en el campo por los equipos de intervención inmediata, explica Iglesias.

El Ayuntamiento de Granada a través de su Servicio de Prevención Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS)/Protección Civil y Emasagra, la empresa gestora del ciclo urbana del agua de la ciudad, coordinarán el caso de estudio español del proyecto que, bajo la coordinación de Sergio Iglesias, del Parque Norte de Bomberos servirá para evitar la contaminación del agua en situaciones de catástrofe provocadas por un terremoto.

El Servicio de Prevención Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS), y Emasagra forman el eje estratégico del proyecto para el caso de estudio de España y coordinarán acciones conjuntas con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, la Unidad de Protección Civil de la Subdelegación del Gobierno y el Servicio de Protección Civil de la Junta de Andalucía en Granada. También dará soporte CETAQUA (Centro Tecnológico del Agua), como socio del proyecto y encargado de la parte de validación y desarrollo de tecnologías, y que junto con el Ayuntamiento de Granada completan el proyecto a nivel nacional.

Marcos A. Martínez, director de Operaciones de Emasagra, destaca que este proyecto evidencia la calidad del trabajo elaborado y presentado por el Servicio de Protección y Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS) del Ayto. de Granada, conjuntamente con Emasagra. «Entidades que ya coordinan de forma muy activa multitud de protocolos en distintas materias y que se refuerzan en este nuevo ámbito ante los posibles episodios de contaminación derivados de desastres que, aunque muy improbables, se adaptan a nuestra casuística en el ámbito de la zona sísmica en la que nos encontramos», explica.

Además, añade, que PathoCERT “es un ejemplo de colaboración público-privada, para garantizar el suministro de este bien básico en estos contextos de desastres naturales, aumentando la resiliencia de la ciudad y su capacidad de respuesta ante estos eventos». Esto es debido a que actualmente existen una gran cantidad de soluciones de identificación, detección y análisis de patógenos en el agua mientras que contamos con un número limitado de tecnologías que aborden las necesidades de los agentes de protección en una plataforma integrada, o que mejoren la capacidad de respuesta ante situaciones de catástrofes sobrevenidas.

Laura Bonastre investigadora de Cetaqua explica que están trabajando en la parte de validación y diseño de diferentes tecnologías dentro del proyecto pathoCERT. Por la parte de calidad, «vamos a validar tecnologías para la detección y monitorización de patógenos en el agua, poniéndolas a prueba con condiciones controladas parecidas a las que se van a encontrar en campo».

Añade que por otra parte, «también tenemos tareas del área de digital donde estamos trabajando en la detección de episodios de contaminación a través de la aplicación de visión por computador y la generación de modelos de detección de eventos entre otros».

Este ambicioso proyecto se inició en septiembre de 2021 y contará con tecnología de última generación, sensores, imágenes por satélite y drones. Tendrá una duración de tres años, cuenta con un presupuesto comunitario de siete millones de euros y la participación de 23 instituciones de primer orden en investigación de 12 países europeos.

Para Sergio Iglesias, técnico del Servicio Local de Protección Civil y responsable del proyecto en Granada «los resultados de PathoCERT fortalecerán las capacidades de los equipos de respuesta inicial y las agencias, en términos de detección precisa de patógenos en tiempo real, mayor conocimiento de la situación, mejor capacidad en el control de eventos de emergencias y mitigación de riesgos, así como la coordinación conjunta entre los organismos para gestionar eficazmente estos acontecimientos».

Según Sergio Iglesias, «en este proyecto nos involucramos todos los agentes llamados a intervenir en una hipotética catástrofe. Es para Granada una experiencia única y una gran oportunidad que nos permite avanzar en la protección en la vida de las personas».

Iglesias ha explicado que, en concreto, la principal aportación de la ciudad nazarí consistirá en «validar y testar que los distintos productos y tecnologías resulten eficaces al aplicarse y comunicar a los integrantes del consorcio investigador cómo queremos que se comporten estos productos aprovechando la especialización de nuestro socio estratégico Emasagra, con alta experiencia tecnológica y de participación en proyectos de investigación en ámbito europeo».

El consorcio del proyecto PathoCERT está liderado por la Universidad de Chipre y cuenta con la participación de un total de 22 socios de diferentes países europeos como Chipre, Grecia, España, Alemania, Italia, los Países Bajos, Rumanía, Bélgica, Bulgaria y Suecia, juntamente con Corea del Sur.

En 2023 Granada llevará a cabo un simulacro de actuación de una emergencia por contaminación del agua por un terremoto en el que se desplegarán todos los equipos de emergencia y actores implicados en las infraestructuras del agua urbana para poner a prueba el protocolo de actuación y las herramientas identificadas a lo largo del proyecto.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas