Así afecta la subida de temperaturas al consumo de agua

Lo peor de la ola de calor, que afecta a gran parte del centro y sur de Europa, dejará en España temperaturas superiores a los 44 grados centígrados y disparará el consumo de agua en los hogares por encima del 2%


El verano astrológico ha llegado a Europa con una ola de calor bajo el brazo que dejará temperaturas superiores a los 40 grados centígrados en una parte importante del centro y sur de Europa y alcanzará los 44 grados en el noroeste peninsular.

Aunque no dispongamos de datos en tiempo real, lo peor está por llegar hoy y mañana domingo, sí podemos deducir de lo ocurrido en olas de calor anteriores que durante estos días el consumo de agua en los hogares españoles se disparará por encima del 2% respecto al mismo periodo de años anteriores sin ola de calor.

Récords históricos de temperatura

Este fin de semana varias provincias españolas lo pasarán con aviso rojo por altas temperaturas que se mantendrán entre los 42 y los 44 grados centígrados en Aragón, Navarra, Cataluña, temperaturas similares en el centro peninsular, Badajoz o Córdoba y en Burgos se superarán por segunda vez en la historia los 38,8 grados.

También “arde” Europa

Se han superado las temperaturas máximas del mes de junio en Francia, Alemania y República Checa.

Varias ciudades alemanas han impuesto restricciones de agua bajo pena de una multa de mil euros.

Tampoco darán tregua las noches, pues las mínimas se mantendrán por encima de los 20 grados en amplias zonas e incluso podrían no bajar de los 25 en el interior de la mitad sur y centro peninsular.

Con este panorama no hay recomendación que no pase por incrementar el consumo de agua para mantener el organismo hidratado y evitar el golpe de calor.

Pero este incremento de la ingesta de líquidos no será lo que haga que suba el consumo de agua en los hogares españoles.

El incremento, que podría superar el 2% respecto a un consumo habitual en el periodo de un año normal, se deriva de que pondremos más lavadoras porque nos cambiaremos más a menudo de ropa, del número de “duchas refrescantes”, incluso de los riegos en el jardín.

Pero este porcentaje se llega a multiplicar por diez si consideramos el consumo extra doméstico, fundamentalmente el riego, a tenor de lo que ha ocurrido en anteriores olas de calor.

En 2018 una de las olas de calor de duración y extensión similar a la actual se produjo entre el 31 de julio y el 7 de agosto.

Tomando como referencia los datos de consumo de los principales municipios del sur Comunidad Valenciana, la ola de calor incrementó los consumos un 1,63% respecto al mismo periodo de 2017.

Por ejemplo, en la ciudad de Benidorm, una de las afectadas por la mencionada ola de calor del año pasado los consumos domésticos de agua se dispararon por encima del 3%, mientras que en Elda este incremento se cuantificó en un 1,3%, según datos facilitados por Hidraqua a El Ágora.

Esta misma ola de calor en Aragón, desde el 30 de julio al 6 de agosto del año pasado, coincidiendo con temperaturas de más de 39º en Aragón, el consumo de agua total subió un 15% y las reservas de los embalses bajaron hasta un 5%.

regadío
Riegos del Alto Aragón es el mayor sistema de regadío de la Unión Europea

Cuando además del consumo doméstico introducimos en la variable otros usos del agua como el agrario el incremento del consumo se dispara.

Como ejemplo el de Riegos de Alto Aragón, que vio cómo la demanda de agua aumentaba en un 15% durante los días de temperaturas extremas y las reservas descendían un 5% en menos de 7 días.

Un porcentaje que podría verse incrementado este año al haberse adelantado un mes la ola de calor y haber todavía mucho fruto en el árbol pendiente de maduración que precisará de riego.

Además, este año se afronta con los embalses al 57,5% de su capacidad y las elevadas temperaturas harán que bajen las reservas como consecuencia de la evapotranspiración de los propios embalses.

En Ávila, la empresa encargada del abastecimiento ya ha advertido de que ante la previsión de que aumente el consumo y también la evaporación del agua en los embalses, se haga un uso inteligente y responsable del agua que puedan paliar la situación de sequía que se cierne sobre la ciudad, que de momento tiene asegurado el abastecimiento hasta el mes de septiembre con las reservas actuales.

Y aunque en España no podemos hablar más que de sequía meteorológica porque hay reservas de agua suficientes todas las empresas del sector recuerdan que es responsabilidad de todos cuidar y consumir con responsabilidad este recurso:

  • Beber agua de calidad, la mejor la del grifo, antes de tener ser para mantener la hidratación.
  • No poner la lavadora hasta que esté llena.
  • Duchas sí, siempre mejor que un baño.
  • No usar el retrete como una papelera, cada vez que tiramos de la cadena gastamos 10 litros de agua.
  • No dejar correr el grifo, aprovechar esa agua para regar o fregar.
  • Si hay que regar el jardín mejor a primera o a última hora del día para reducir la evaporación.

Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas