Balance de desastres naturales de 2021: aumentan las inundaciones

Balance de desastres de 2021: aumentan las grandes inundaciones

Según un reporte de la Base de Datos de Eventos de Emergencia, 2021 fue un año que superó el promedio de desastres naturales y supuso un año récord en pérdidas económicas, pero no en muertes. Las inundaciones y las tormentas fueron los desastres que más aumentaron frente al promedio de ciclos previos


En 2021, la Base de Datos de Eventos de Emergencia (EM-DAT por sus siglas en inglés) registró 432 desastres naturales en todo el mundo. En el reporte publicado, EM-DAT, que depende del Centro de Investigación sobre la Epidemiología de los Desastres, afirma que en 2021 los desastres naturales produjeron 10.492 muertes, afectaron a 101,8 millones de personas y causaron pérdidas económicas por aproximadamente 252.100 millones de dólares (unos 234.050 millones de euros). En 2021, se registraron un total de 432 eventos catastróficos, lo que es considerablemente superior al promedio de 357 desastres naturales anuales que hubo en la serie de 2001-2020. Es decir: 2021 tuvo 75 desastres naturales más que el promedio de los últimos 20 años.

El desastre natural que destacó durante 2021 fue a erupción del volcán Cumbre Vieja en las Islas Canarias -que duró de septiembre a diciembre- y es el desastre volcánico más costoso reportado en EM-DAT en los últimos 20 años, con pérdidas económicas estimadas en casi mil millones de euros.

Como continente, Asia fue el más gravemente afectado, ya que sufrió el 40% de todos los eventos de desastres naturales y representó el 49% del número total de muertes y el 66% del total de personas afectadas. A nivel mundial, si bien la cantidad de muertes y la cantidad de personas afectadas estuvieron por debajo de sus promedios de 20 años, 2021 estuvo marcado por un aumento en la cantidad de desastres y grandes pérdidas económicas. Cinco de los diez desastres económicamente más costosos en 2021 ocurrieron en Estados Unidos y tuvieron un costo económico total de 112.500 millones de dólares (104.065 millones de euros)

Inundaciones y tormentas en aumento

Las inundaciones dominaron estos eventos, con 223, frente a un promedio de 163 inundaciones anuales registradas durante el período 2001-2020. Durante su temporada de monzones (junio a septiembre), India experimentó una serie de inundaciones mortales que se cobraron 1.282 vidas. En julio, la inundación de Henan en China fue particularmente grave y provocó 352 muertes, 14.5 millones de personas afectadas y un costo de 16.500 millones de dólares. En el mismo mes, las inundaciones de Nuristan en Afganistán resultaron en 260 muertes. En julio, las inundaciones de Europa Central y los deslizamientos de tierra posteriores generaron costos económicos de 40.000 millones de dólares tan solo en Alemania y se ubicaron como el segundo desastre más costoso.

[moreinfo

Después de las inundaciones, las tormentas fueron el segundo desastre registrado con mayor frecuencia, con 121 eventos registrados en EM-DAT en 2021. La cantidad de tormentas reportadas también estuvo por encima del promedio de 2001-2020, ya que hubo 102 registradas por año. Cabe destacar que el tifón Rai, que azotó Filipinas en diciembre, provocó al menos 457 muertes y afectó a 10,6 millones de personas. En abril, el ciclón tropical Seroja, que pasó por Indonesia, se cobró 226 vidas. A principios de febrero, la tormenta invernal de América del Norte mató al menos a 235 personas y costó más de 30.000 millones de dólares. Otras tormentas severas que afectaron a EE UU en 2021 fueron el huracán Ida que causó 96 muertes y 65.000 millones de dólares de costos económicos, y los tornados de diciembre que causaron 93 muertes y 5.200 millones de dólares de costos económicos.

Olas de frío y de calor

A diferencia de las inundaciones y tormentas, en 2021 se registraron relativamente pocos eventos de temperatura extrema (tres en total) en comparación con 21 eventos por año en el promedio de 2001 y 2020. Sin embargo, las consecuencias de estos eventos de temperatura extrema fueron considerables. A principios de abril, una ola de frío azotó a Francia y causó importantes daños agrícolas, en particular a los viñedos, por valor de 5.600 millones de dólares estadounidenses en pérdidas. La ola de calor del oeste de América del Norte en junio y julio de 2021 resultó en picos agudos en el exceso de mortalidad que llevó a un número estimado de muertes de 815 muertes en Canadá y 229 muertes en EE UU. Estos últimos eventos de olas de calor ocurrieron junto con incendios forestales.

En general, hubo una gran cantidad de incendios forestales en 2021 (19 grandes eventos) en comparación con el promedio 2001-2020 de 11 por año.  Esto se atribuye en gran parte a una serie de incendios en la región del Mediterráneo durante el verano, que afectaron a varios países (Argelia, Bulgaria, Chipre, Grecia, Italia, Macedonia, Túnez y Turquía). El incendio forestal más mortífero ocurrió en Argelia con 90 muertes. A fines de 2021, el Marshall Fire en el condado de Boulder, Colorado, causó daños económicos de hasta 3.300 millones de dólares. Esto lo convierte en el noveno desastre natural más severo en 2021 en términos de pérdidas económicas en EM-DAT.

Además de las olas de calor, el oeste de EE UU experimentó sequías persistentes en 2021, lo que provocó un costo económico total de 9.000 millones de dólares. A nivel mundial, se reportaron 15 grandes sequías. África (Sudáfrica, Somalia, Etiopía, Kenia) y Asia (Afganistán, Irak, Siria, Irán) fueron los más catastróficos en términos del número de personas afectadas. Calcular el número exacto de personas afectadas o muertas por las sequías es un desafío; los eventos de sequía a menudo se asocian con emergencias complejas que involucran amenazas múltiples y compuestas (por ejemplo, escasez de alimentos, la pandemia de Covid-19, inestabilidad política, crisis económicas o enfermedades humanas, ganaderas o de cultivos). Además, la interacción entre varios de estos factores puede afectar la exposición, la vulnerabilidad y la capacidad para hacer frente a la crisis.

Terremotos

En 2021, EM-DAT reportó 28 seísmos, en línea con el promedio 2001-2020 de 27 eventos. Sin embargo, la cantidad de muertes y personas afectadas por terremotos, así como los daños económicos globales, fueron menores en 2021 que el promedio de los últimos 20 años. Esto se debe a la ausencia de mega terremotos en 2021. A pesar de esto, el terremoto de magnitud 7.2 en Haití, que ocurrió en agosto, todavía ocupa el primer lugar como el desastre más mortífero en EM-DAT en 2021, causando 2.575 muertes. Además, el terremoto de Fukushima de febrero (magnitud 7,1) también aparece entre los 10 desastres más costosos según EM-DAT en 2021, provocando unos costes económicos estimados en 7.700 millones de dólares.

Otros peligros geofísicos (actividad volcánica, movimientos de masas) y peligros hidrológicos (deslizamientos)  tuvieron una ocurrencia baja en 2021 y resultaron en pérdidas humanas y económicas relativamente menores en comparación con otros tipos de desastres registrados en EM-DAT. Sin embargo, en abril, un evento compuesto desencadenado por una avalancha de rocas y hielo resultó en un flujo masivo mortal en el estado de Uttarakhand (Himalaya, India). Además de causar daños significativos a la infraestructura hidroeléctrica, el número de personas muertas o desaparecidas fue de aproximadamente 234, lo que lo convierte en uno de los diez eventos más mortíferos en 2021. 



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas