La DANA no dejó daños gracias la predicción y la resiliencia urbana - EL ÁGORA DIARIO

La DANA no dejó daños gracias la predicción y la resiliencia urbana

La DANA que pasó este fin de semana por la península descargando lluvias torrenciales en el levante español sólo ha dejado agua en cifras récord e incidencias sin gravedad, una muestra de los avances en resiliencia y predicción que salvan vidas


Este domingo el paso de una vaguada, una depresión aislada en niveles altos (Dana) con precipitaciones en el centro y sureste peninsular, ha traído intensidades torrenciales en puntos de la costa de Málaga y Granada. La Agencia Estatal de Meteorología habla de intensidades torrenciales cuando caen más de 10 litros por metro cuadrado en 10 minutos.

Uno de los récords se ha registrado en Pentegorra, Cartagena, donde cayeron 74 litros por metro cuadrado y en Baleares se superaron los 50 litros en 24 horas

La depresión de este fin de semana ha dejado registros pluviométricos de récord. En el día meteorológico del 23 de mayo, que acabó a las 9 de la mañana de este lunes, estas precipitaciones alcanzaron los 60 litros por metro cuadrado en 24 horas en Murcia y Alicante.

Uno de los récords se ha registrado en Pentegorra, Cartagena, donde cayeron 74 litros por metro cuadrado y en Baleares se superaron los 50 litros en 24 horas.

Los récords para este mes de mayo se han dado en Murcia capital donde fue el día más lluvioso en mayo desde 1984 con 64 litros; y lo mismo en el aeropuerto de Alicante donde cayeron 61 litros.

A pesar de lo destacado de las cifras, el frente Mediterráneo peninsular ya está curtido en lidiar con la fuerza del agua cuando cae con elevada torrencialidad, tristes lecciones que no cayeron en saco roto tras el paso de la Dana de Santa María en septiembre de 2019 o el temporal Gloria, quizá de los más dañinos con la costa, a comienzos de 2020.

En Murcia, las alertas de la AEMET y la tecnología al servicio de la predicción de inundaciones han permitido que el Centro de Coordinación de Emergencias apenas gestionara durante el domingo un total de 55 incidentes relacionados con la lluvia. Ninguno de ellos de gravedad.

Carretera cortada por las lluvias este fin de semana en Murcia.

Ocho han sido accidentes de tráfico sin heridos graves, 12 achiques de agua y 17 caídas de objetos u obstáculos en la vía pública, como únicos incidentes mencionables. Murcia capital, con 11 incidentes, Cartagena, con 8 y Alcantarilla, con 6, fueron los municipios más afectados.

Predicción, mitigación y resiliencia

En los últimos tiempos la Vega Baja del Segura, en la provincia de Alicante se ha enfrentado de lleno a los grandes temporales que han azotado la península.  Sin duda, la DANA de septiembre de 2019 supuso un golpe de excepcional virulencia.  Durante aquellos días, esa región sufrió uno de los peores episodios de precipitaciones de toda su historia que, además de batir récords de precipitación acumulada en un solo día, ocasionó innumerables destrozos como consecuencias de las inundaciones.

Para la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), este suceso es, posiblemente, una antesala de lo que el cambio climático producirá en nuestro país durante los próximos años.

Para hacer frente a estos efectos la región cuenta con infraestructuras de drenaje urbano modélicas, como el parque inundable La Marjal en Alicante o sistemas de drenaje en municipios como Rojales, San Fulgencio, Benijófar o Daya Nuevo. Estas infraestructuras cuentan con una doble función, la de retener el agua de lluvia durante episodios de alta intensidad y, posteriormente, derivar el caudal de lluvia a la red de drenaje o a la depuradora para su reutilización. A la vez que, en tiempo seco, se utiliza como zona recreativa dotando de un valor social añadido a la función hidráulica.

Paralelamente, y con el foco puesto en la prevención de futuros desastres hídricos, la Diputación de Alicante y el grupo SUEZ Spain han firmado un convenio de colaboración para poner al servicio de los municipios de la Vega Baja una herramienta digital que aumentará la capacidad de previsión de la región ante estos fenómenos.

Smart River Basin –Cuencas Fluviales Inteligentes- es el nombre de esta plataforma que gestiona la institución provincial, en colaboración con la sociedad SUEZ, que la cede gratuitamente, y que permite, entre otras acciones, analizar mediante simulaciones la capacidad de las principales infraestructuras existentes para mitigar los efectos de las inundaciones y evaluar medidas alternativas para mejorar la resiliencia de la zona.

Smart River Basin es una herramienta compuesta por un sistema que analiza la resiliencia de las infraestructuras críticas de protección contra inundaciones y por otro de alerta temprana que ayuda en la coordinación de los servicios de emergencia. Además, incorpora una plataforma de información que recopila, homogeneiza y estructura los datos relacionados con el agua en el territorio.

El análisis de resiliencia que incorpora Smart River Basin utiliza modelos digitales del terreno, registros históricos pluviométricos y modelos hidrodinámicos bidimensionales para para predecir la localización y el momento de la riada en que se producirán los daños por inundaciones en diversos escenarios hipotéticos, como la rotura de una infraestructura o una acumulación de sólidos en un cauce.

El sistema de alerta temprana, por su parte, utiliza modelos atmosféricos y fuentes de datos, como el radar meteorológico, para tomar la delantera a los aguaceros. De este modo, permitirá avisar con antelación a los servicios de coordinación de emergencias para proteger a la población.

Por último, el sistema de información recopila de forma automática los datos públicos del agua en el territorio, los integra y ofrece visualizaciones interactivas que ayudan a comprender de forma sencilla la complejidad de la disponibilidad y uso de recursos. También ayuda a lidiar con fenómenos con una mayor inercia temporal pero efectos también demoledores, como la escasez y la sequía.

Gracias a esta herramienta tecnológica, se trabajará en un sistema de alerta temprana mediante los datos que aporte AEMET y las distintas confederaciones hidrográficas, mejorando de esta forma la capacidad de respuesta y reacción de los municipios.


Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas