Científicos descubren un tipo de sequía extrema que surge en los océanos

Científicos descubren un tipo de sequía extrema que surge en los océanos

Un equipo de científicos ha descubierto que incluso en el océano se pueden dar condiciones de baja humedad artífices de unas intensas sequías que, tras varios meses en el mar, pueden tocar tierra y causar graves impactos


Una de las labores de los metrólogos es rastrear los huracanes que surgen de los océanos con la finalidad de predecir donde y cuándo tomarán tierra y así preparar a la población sobre los posibles impactos. Sin embargo, con las sequías no pueden hacer lo mismo dadas las dificultades que se presentan.

Por este motivo, un equipo de científicos de la Universidad de Stanford se ha embarcado en la aventura de superar este desafío, descubriendo en el proceso que en los océanos también se originan un tipo de sequías que luego pueden migrar hacia tierra y causar condiciones aún más extremas que las sequías convencionales.

“Por instinto pensamos que no puede haber sequías en los océanos por el simple hecho de ser contradictorio. Sin embargo, y al igual que en tierra, pueden suceder momentos en los que grandes regiones del océano experimenten menos lluvias de lo normal, dando lugar a condiciones de sequías”, ha argumentado Julio Herrera-Estrada, principal autor de la investigación.

En el escrito, publicado en Water Resources Research, han señalado que de todas las sequías que afectaron al mundo desde 1981 hasta 2018, aproximadamente una de cada seis fueron sequías que se originaron dentro de los océanos.

Para poder identificar estas sequías, los investigadores utilizaron un algoritmo de seguimiento de objetos para identificar y seguir grupos de déficits de humedad en todo el mundo que se remontan a décadas en el tiempo.

Gracias a estos datos, descubrieron que este tipo de sequías crecían aproximadamente tres veces más rápido de lo que tarda una terrestre y que, como norma general, tardaban varios meses en tocar tierra.

“No todas las sequías que se forman en los océanos son dañinas para los ecosistemas terrestres. Sin embargo, hay algo en su origen que las convierten en fenómenos grandes e intensos”, ha señalado Noah Diffenbaugh, científico climático y otro de los autores principales del estudio.

En este sentido, los investigadores analizaron los procesos físicos que tienen lugar en la formación de estas sequías, sobre todo en la región de América del Norte. Con la nueva información descubrieron que su origen se asocia con ciertos patrones de presión atmosférica que reducen la humedad notablemente y aumentan la fuerza de las sequías.

“Nuestro documento muestra que las sequías que se forman en los océanos son un fenómeno global que afecta a todos los continentes. Definitivamente será necesario que otros estudios se centren más en los procesos físicos relevantes para cada región individual”, ha señalado Julio Herrera-Estrada.

“Debido a los grandes impactos en términos humanos y económicos de las sequías severas, el potencial para pronosticar este tipo de sequías puede justificar una mayor investigación“, han concluido los expertos.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas