Digitalización, la clave para la gestión sostenible de los acuíferos

Digitalización, la clave para la gestión sostenible de los acuíferos

Digitalización, la clave para la gestión sostenible de los acuíferos

El despliegue de sensores y la interpretación inteligente de los datos a través de tecnologías digitales han revolucionado la manera de gestionar las aguas subterráneas, un recurso vital en el contexto de cambio climático que castiga al recurso más necesario


Sira Lara
Madrid | 22 marzo, 2022


Si bien a la Tierra se la conoce como el ‘planeta azul’ por el agua que ocupa la mayor parte de su superficie, el agua disponible para saciar la sed de la humanidad es un recurso muy escaso. El agua dulce solo es un 2,5% de todo el líquido elemento del planeta y la mayor parte de ella está congelada en los polos y glaciares. El resto del agua dulce líquida se encuentra en ríos, lagos, embalses… y sobre todo bajo nuestros pies. Aunque pasen desapercibidas, las aguas subterráneas repartidas en acuíferos a lo largo y ancho del mundo representan más del 98% de los recursos hídricos disponibles para consumo humano, además de cumplir otras importantes misiones naturales como la de sostener los ecosistemas acuáticos y mantener el flujo base en los ríos.

Sin embargo, a pesar de ser también un elemento de almacenamiento crítico para la adaptación al cambio climático, la extracción insostenible de las reservas de los acuíferos, el aumento de las temperaturas derivado de la actividad humana y la contaminación están poniendo en serio peligro estos recursos de valor incalculable, que necesitan ser mejor estudiados y conservados.

Y en este avance hacia el conocimiento de las aguas subterráneas, la digitalización ha supuesto un salto decisivo tanto en la gestión hídrica como en el camino hacia un uso más sostenible del recurso. Aquatec y Dinapsis, centros tecnológicos y de transformación digital del grupo Agbar, son ejemplos de la aplicación de la innovación en materia de hidrogeología con resultados de éxito.

Apoyándose en múltiples tecnologías y en la digitalización de la operación, apuestan por un modelo de gestión integral de las aguas subterráneas, teniendo en cuenta las necesidades de adaptación al cambio climático, y factores como el incremento de los costes energéticos y el empobrecimiento de la calidad de agua.

«Nuestro objetivo es realizar una gestión avanzada y sostenible de los recursos hídricos subterráneos, conociendo el sistema en su integridad y combinando las diferentes fuentes agua para que haya para toda la población, en todos los sitios y en todo momento, sin expoliar los recursos existentes», explica Alberto Barrera, experto en hidrogeología y product manager de Aquatec.

Anotación manual de datos de un pozo.

La digitalización de la gestión de las aguas subterráneas «ha sido un proceso orgánico, natural, paralelo a la sociedad donde todo se ha ido digitalizando poco a poco. En los pozos siempre se habían realizado mediciones manuales de la profundidad, del nivel del caudal, de la calidad del agua… Se anotaban y se hacía seguimiento. La tecnología y el despliegue de sensores ha permitido hacer estas mediciones de forma digital y ha traído un gran número de ventajas», señala Barrera.

Entre estas ventajas está la obtención de un mayor número de datos por unidad de tiempo y una mayor calidad de la información obtenida. Además, al no tener que desplazarse para realizar las mediciones, se consumen menos recursos operativos en esta labor. Pero la digitalización no solo permite obtener datos sino que los sistemas inteligentes van más allá.

Aquatec ha desarrollado una plataforma de Gestión Avanzada de Aguas Subterráneas integrada en la suit de servicios de Dinapsis que permite realizar una gestión completa y certera del recurso hídrico a través de la combinación de datos, previsión de escenarios y simulaciones.

La empresa está trabajando en la integración de esta gestión avanzada de aguas subterráneas en otra plataforma del grupo, Smart River Basin, un sistema pionero en España para la gestión y la alerta temprana de episodios hídricos extremos. La herramienta incorpora datos reales, predicciones, algoritmos y modelos numéricos, que permiten realizar predicciones y simulaciones con gran exactitud.

Sala de control de Dinapsis Región de Murcia. | Foto: Hidrogea.

«Con esa herramienta podemos generar ‘gemelos digitales’ con los que prever qué disponibilidad del recurso habrá en determinados escenarios -por ejemplo, con más población y menos recarga en los acuíferos- con el fin de mejorar la gestión. Podemos hacer simulaciones de dónde situar pozos, cuántos y ver la respuesta que te da el modelo. Así, podremos ubicarlos en mejores zonas o saber cómo combinar la extracción de unos pozos con otros, para conseguir la fórmula más idónea que genere un uso sostenible del recurso», explica el experto en hidrogeología.

Pozos inteligentes, clientes satisfechos

A través de la plataforma de Gestión Avanzada de Aguas Subterráneas, Aquatec y Dinapsis gestionan más de 250 pozos en España y otros 250 en Latinoamérica, en los que se ha reducido entre un 15 y un 20% del consumo energético y costes operativos, así como un 45% las averías. Además han aumentado una media del 35% el caudal, de una manera 100% sostenible con el medio ambiente.

Y ¿cómo se hace? En primer lugar con el despliegue de sensores para la toma de datos piezométricos, caudalímetros, analizadores de redes de energía y presión. Esos datos se monitorizan en tiempo real, se almacenan y se analizan para maximizar el rendimiento del recurso y tomar las decisiones más adecuadas en cada momento, de manera ágil. Además, los clientes cuentan con una completa asistencia técnica y operativa en materia de eficiencia de equipos, hidrogeología, planificación, supervisión, optimización de la explotación, diagnóstico de activos, cálculos y alertas.

La excelencia del servicio prestado ha hecho que la cartera de clientes no haya dejado de crecer. «Cada cliente con el que hemos empezado a trabajar en la gestión avanzada siempre ha crecido en servicios contratados y en el número pozos que nos confían. La fidelización es máxima. Cuando ven que la gestión es tan positiva para las operaciones y los beneficios que les reporta, tanto en la garantía de suministro como en costes y aprovechamiento, siempre van a más», explica Alberto Barrera.

Además de la gestión avanzada de captaciones y supervisión digitalizada de acuíferos, la empresa realiza también proyectos de consultoría hidrogeológica I+D+i para confederaciones hidrográficas y terceros sobre disponibilidad hídrica, protección de los recursos, simulaciones futuras, diseños de sistemas de drenaje o de remediación de aguas contaminadas. También trabajan en la elaboración de documentación para procesos de planificación hidrológica, así como en infraestructuras hidráulicas propiamente dichas, como la ejecución, instalación y equipamiento de pozos y sondeos de agua subterránea  e infraestructuras adyacentes para la captación y distribución de agua subterránea.

Podemos destacar también los trabajos que realizan en la rehabilitación sostenible de pozos. «Cuando un pozo empieza a perder rendimiento, intervenimos para recuperar el caudal inicial o incluso mejorarlo. Es una forma de evitar que haya que hacer nuevos sondeos, con el consiguiente impacto económico y medioambiental. Los métodos tradicionales de rehabilitación de pozos inyectaban ácidos que podían contaminar el agua, pero nosotros utilizamos un método sostenible inyectando CO2 líquido que no tiene impacto ambiental», explica el responsable de Aquatec.

Alberto Barrera tiene claro que la sostenibilidad del agua pasa por una gestión integral de las distintas fuentes de agua disponibles. «Ante situaciones complejas no hay soluciones únicas. En un contexto de cambio climático necesitamos gestionar de manera inteligente ríos, embalses, potabilizadoras, depuradoras, desaladoras y aguas subterráneas, conociendo a fondo todas las fuentes de suministro, combinándolas y cuidando que no haya impactos negativos sobre el medio ambiente, sino todo lo contrario. Las aguas subterráneas son un recurso vital y debemos conocerlas, protegerlas y saber gestionarlas con inteligencia» concluye.

Y en esta gestión, la digitalización y la tecnología harán cada día que estemos más cerca del objetivo final: agua limpia para todos, en todo el mundo y también en el futuro.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas