Digitalización para una gestión sostenible de los acuíferos - EL ÁGORA DIARIO

Digitalización para una gestión sostenible de los acuíferos

Soluciones digitales como las desarrolladas por Aquatec y el Laboratorio Dr. Oliver Rodés permiten, a través del despliegue de sensores y la interpretación inteligente de los datos, proteger y maximizar las reservas de aguas subterráneas


Cuando hablamos de agua dulce, normalmente pensamos en ríos y lagos, pero en realidad nuestra principal fuente de este preciado recurso corre bajo nuestros pies. Aunque pasen desapercibidas, las aguas subterráneas que se encuentran repartidas en acuíferos a lo largo y ancho del mundo representan el 97% de los recursos del líquido elemento disponibles para consumo humano, además de cumplir otras importantes naturales como la de sostener los ecosistemas acuáticos y mantener el flujo base en los ríos. Sin embargo, a pesar de ser también un elemento de almacenamiento crítico para la adaptación al cambio climático, la extracción insostenible de las reservas de los acuíferos y el aumento de las temperaturas derivado de la actividad humana están poniendo en serio peligro estos recursos de valor incalculable, que necesitan ser mejor estudiados y conservados.

Este ha sido el objetivo del webinar ‘Soluciones avanzadas para la gestión de los recursos hídricos subterráneos’, organizado por el Laboratorio Dr. Oliver Rodés, celebrado este miércoles, en el que se ha profundizado sobre las ventajas y los desarrollos digitales en hidrogeología. Además de Jordi Oliver-Rodés, director del laboratorio, el seminario contó con la participación de Salvador Bueso, director del área de hidrogeología de Aquatec, y Alberto Barrera, responsable de la línea de negocio de hidrogeología de Aquatec.

En la jornada se habló de los aspectos formales en torno al aprovechamiento de los acuíferos: desde tipologías de reservorios de agua subterránea, cómo son las captaciones de agua y cómo son los equipos de sondeo y bombeo hasta cuáles son los principales problemas a los que se enfrentan estos reservas de agua dulce y qué obstáculos pueden surgir a la hora de su gestión.

Una captación de agua subterránea consta de tres puntos diferenciados: el reservorio de agua, la obra en sí o el punto de toma y un sistema de extracción. Cada uno de esos puntos hay que estudiarlos de manera individual y en conjunto para ofrecer la mejor solución para el aprovechamiento sostenible del recurso hídrico.

Los ponentes destacaron la sobreexplotación y la contaminación como las principales amenazas de los acuíferos que provocan problemas con la cantidad disponible y la calidad del recurso. También apuntaron a que el cambio climático está impactando directamente en estas reservas al reducirse las lluvias que las recargan y al cambiar las propiedades del suelo que impiden la filtración del agua hacia las capas subterráneas.

Por ello, ante la demanda cada vez mayor de agua para atender a una población creciente, es necesario controlar y gestionar de manera adecuada estos recursos para maximizar los beneficios que podemos obtener de ellos sin agotarlos ni perjudicar su equilibrio.

Por ello, el Laboratorio Dr. Oliver Rodés y Aquatec cuentan con una serie de servicios para mejorar la gestión de estas reservas de agua. Estas soluciones comienzan con el despliegue sensores que permiten controlar todos los parámetros que intervienen en la calidad y el aprovechamiento del recurso. Estos sensores no solo detectan una bajada del caudal, la entrada de una fuente de contaminación o una incidencia en el funcionamiento de una bomba, por ejemplo, sino que también, gracias a modelos numéricos, en la nube, se pueden hacer simulaciones de escenarios futuros para adaptar las soluciones más adecuadas para la protección del acuífero.

Adoptar estas soluciones digitales tiene innumerables ventajas tanto operativas como económicas en la gestión de estas reservas de agua. La alerta temprana que permite tener desplegada una red de sensores y un sistema de análisis de datos reduce los costes de remediación. “Si un problema se detecta pronto y se focaliza bien, podemos actuar con mayores garantías y llegar a una solución lo antes posible”, destacó Alberto Barrera.

Por su parte, Salvador Bueso habló de cómo ayudan estos sensores en los problemas que puedan surgir en los equipos de extracción y que afectan al rendimiento de la explotación, perdiendo caudal e incrementando el gasto energético. A través de una plataforma de gestión avanzada de pozos se pueden medir indicadores sobre el rendimiento de los equipos que facilitan la toma de decisiones sin tener un sobrecoste.

Esta plataforma asiste también de manera técnica en la operación al combinar conocimientos multidisciplinares que controlan todos los parámetros que intervienen en la gestión global del acuífero. “Solo si tenemos esta información digitalizada podemos aprovecharla para mejorar y buscar las soluciones que requiera cada situación”, destacó Bueso.

Incluso respecto a la cantidad, los sensores pueden detectar cuánto desciende el acuífero y con esos datos “podremos establecer planes de cómo gestionar ese recurso para que sea sostenible. Incluso a nivel hidráulico, cómo captar de un punto o de otros, cómo redistribuir esas captaciones para que no haya agotamiento del acuífero“, explicó Barrera.

Ambos expertos destacaron el alto nivel de satisfacción de los clientes con esta plataforma a través del despliegue de sensores y la digitalización de los datos que obtienen. “Nunca hemos perdido un cliente desde que hemos empezado a hacer gestión avanzada de pozos. Ya trabajamos con más de 350 clientes, en España y en el extranjero, y la satisfacción es total”, señalaron.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas