La escasez de cloro amenaza el agua de Ciudad del Cabo

La escasez de cloro amenaza el agua de Ciudad del Cabo

Ciudad del Cabo (Sudáfrica) está preparándose para un período prolongado de restricciones de suministro y ejecutando planes de contingencia para garantizar que la actual escasez de cloro en el país no impida cumplir con los estándares de calidad del agua potable


Ciudad del Cabo, una de las urbes más importantes de Sudáfrica, sigue encadenando problemas hídricos. Un largo ciclo sin precipitaciones sumado a la falta de previsión y decisiones erróneas del organismo público encargado de la gestión del agua llevaron a esta metrópolis de casi 5 millones de habitantes a temer en 2018 la llegada del ‘día cero’, es decir, el momento en el que las necesidades de agua superarían a las reservas. Aunque por ahora han conseguido evitar este desastre, recurriendo incluso en algunos casos al racionamiento, el problema parece venir ahora de otro ángulo: la escasez de cloro.

Según apunta el medio sudáfricano Fin24, la compañía que se encarga de abastecer de cloro a Ciudad del Cabo, NCP Chlorchem, está enfrentado ya un doble golpe de retrasos en la obtención de materias primas importadas, imprescindibles para producir este compuesto que se utiliza a nivel global en todas las plantas de potabilización, debido a problemas de infraestructura en los puertos de KwaZulu-Natal. Además, la deficiente infraestructura energética de Sudáfrica está causando recurrentes cortes de electricidad en la planta, complicando aun más la situación: si hay caídas de red, la producción se detiene y debe reiniciarse nuevamente, con los consiguientes retrasos.

«Tuvimos algunos contratiempos y estuvimos casi vacíos esta vez, pero nuestros equipos están trabajando toda la noche y haciendo todo lo posible para llegar a un nivel más alto de producción. Parece que ahora volvemos poco a poco a los niveles normales de producción» ha explicado este martes el director gerente de la compañía, Andre Harding, en un comunicado.

A pesar de esta escasez de cloro, las autoridades hídricas de Ciudad del Cabo aseguran que están maniobrando para recibir reservas extras de esta sustancia química, lo que evitaría que se agote y fuera imposible potabilizar el agua. Aun así, la situación obliga también a prepararse para lo peor y tomar medidas preventivas para evitar un ‘día cero’ provocado por la falta de cloro.

«Estamos planificando para un período prolongado de restricciones de suministro y  ejecutando planes de contingencia para garantizar que el cloro esté disponible para cumplir con los estándares nacionales de calidad del agua potable en todo momento», ha asegurado en un comunicado Zahid Badroodien, miembro del Comité de agua y saneamiento del ayuntamiento.

Petición de ayuda

«Por lo general, le pedíamos ayuda a otros fabricantes cuando nos quedamos sin cloro, pero esta vez también enfrentaban desafíos», ha explicado Harding, que asegura que su empresa está haciendo «todo lo posible para asegurarnos de que el área de Ciudad del Cabo reciba su suministro de cloro a tiempo para garantizar que no se quede sin agua potable». Además, Harding señala que, incluso si no hay suministro de cloro, existen alternativas, aprobadas por el Departamento de Agua y Saneamiento, que pueden usarse como un plan de respaldo.

PIB
Colas para abastecerse de agua en Ciudad del Cabo, durante la sequía de 2018 que amenazó con dejar sin agua la ciudad.

Por su parte, el ayuntamiento asegura que la ciudad está explorando «todas las alternativas posibles, incluidas las opciones de adquisición internacional para mitigar el riesgo de restricciones de suministro nacional prolongadas», ya que todo Sudáfrica está experimentando actualmente una escasez de suministro de cloro.»La ciudad tiene como objetivo garantizar que no lleguemos a un punto en el que la escasez nacional de cloro afecte la calidad del agua potable del grifo», ha apuntado Badroodien, que reiteró que, esta vez, la crisis hídrica de Ciudad del Cabo no está relacionada con un problema de escasez de agua.

«El problema se relaciona con las limitaciones de suministro nacional de cloro para fines de purificación de agua. Si bien hay suficiente agua en nuestras represas, debemos asegurarnos de que el agua potable tratada pueda suministrarse de manera sostenible durante el período de limitaciones de suministro nacional de cloro», ha concluido.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas