Levante se prepara para la DANA que ha inundado la meseta - EL ÁGORA DIARIO

Levante se prepara para la DANA que ha inundado la meseta

La DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) que descargó fuertes tormentas de agua y granizo inundando localidades de Madrid, Ávila y Salamanca llega a la Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares, donde AEMET mantiene activados avisos de nivel naranja y rojo por fenómenos meteorológicos adversos


Aunque a finales de verano siempre son de esperar tormentas preotoñales, esta semana una Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) ha sacudido la península ha dejado fuertes tormentas, algunas acompañadas de granizo en buena parte del interior y hoy llega al Este cargada de fenómenos meteorológicos adversos (FMA) asociados: granizo grande, lluvia torrencial, vendavales y/o tornados.

Mapa de riesgo AEMET DANA 27 de agosto de 2019

Según ha explicado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo, una DANA es una depresión atmosférica aislada en niveles altos, resultado del choque de una masa de aire frío en altura con aire caliente de la superficie, que da lugar a chubascos y tormentas, lo que, en muchas partes se conoce como “gota fría“.

En las próximas horas está previsto que las tormentas se intensifiquen en la Comunidad Valenciana, Murcia, sur de Cataluña y Baleares, donde se esperan tormentas de fuerte intensidad que podrían ir acompañadas de granizo de gran tamaño y precipitaciones cuantiosas, por lo que la AEMET mantiene activados avisos por alerta amarilla, naranja y roja en Palma de Mallorca.

Según Del Campo, en el hemisferio norte y en latitudes medias, “lo normal es que la circulación atmosférica, es decir las borrascas o los anticiclones, circulen de oeste a este”, pero en ocasiones, por distintas causas, la misma se ondula como lo hace un río que deja meandros.

Según el portavoz del servicio meteorológico estatal, una DANA puede provocar tiempo adverso, pero también altas temperaturas, porque, si está ubicada muy al oeste, lo que genera es la entrada de viento del sur provocando una subida de los termómetros.

Agua, granizo y hasta tornados

En esta ocasión la depresión ha venido acompañada de descargas torrenciales de precipitación en forma de agua y granizo de gran tamaño colapsando ciudades del oeste y centro peninsular, con rachas de viento que han llegado a provocar tornados como el captado por las cámaras de numerosos ciudadanos en la localidad malagueña de Campillos.

tornado
Tornado atraviesa la localidad malagueña de Campillos. Twitter

 

Lo peor, en Madrid, Ávila y Salamanca

La tormenta en la localidad madrileña de Arganda del Rey comenzó a las 18.00 horas y duró 20 minutos, dejando 46 litros por metro cuadrado. Una granizada previa había bloqueado las alcantarillas y las vías de evacuación del agua, lo que, según fuentes del Consistorio dificultó su salida.

“La constitución orográfica de Arganda hace que la zona afectada sea un barranco, es el cauce normal de las aguas y es donde se ha producido la riada importante”, señalan desde el Ayuntamiento argandeño, que asegura no recordar unas inundaciones así.

El alcalde añadía ayer: “He oído contar a los antiguos del lugar que en este mismo lugar se han producido avalanchas de agua. Se han hecho esfuerzos importantísimos a lo largo de toda la historia del municipio para controlar esas avenidas de agua, pero es imposible técnicamente hacer una infraestructura que recoja esa cantidad de precipitación en tan poco tiempo. Es una avalancha de agua incontrolable”.

Captura de vídeo de la tormenta en Navas del Marqués (Ávila)

Valdemoro, Rivas Vaciamadrid, Getafe, en el sur de la Comunidad de Madrid, y la abulense Navas del Marqués también recibieron importantes trombas de agua que arrastraron vehículos y mobiliario urbano.

También las localidades toledanas de Seseña y Borox sufrieron inundaciones.

El temporal ya ha dejado algunas precipitaciones esta madrugada en la Comunidad Valenciana que han alcanzado los 49,8 l/m2 en algunos puntos del territorio valenciano, y rachas de viento de hasta 68km/h.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha decretado la alerta amarilla y naranja en diferentes zonas del territorio valenciano, en los que se espera que el temporal sea bastante contundente.

La adaptación al cambio climático es fundamental

“El cambio climático va a producir fenómenos tan adversos que no vamos a poder mantener el nivel de predicción y de seguridad que teníamos hasta ahora”, ha explicado en declaraciones a la agencia EFE el doctor en Física y profesor de Física Matemática y de Fluidos de la Universidad de Educación a Distancia (UNED) Rubén Díaz Sierra.

Díaz Sierra ha explicado que aunque estos fenómenos no son nuevos serán cada vez más frecuentes e intensos, como ya lo “llevan advirtiendo desde hace muchos años los científicos”.

Además, según el experto, hay que tener en cuenta que “la temperatura está subiendo y en el Mediterráneo con un ascenso superior a la media“, situación que provocará estos fenómenos con mayor frecuencia, con mayor aparato eléctrico y más lluvia.

Fenómenos como la depresión aislada en niveles altos (DANA) que ha pasado sobre España serán más difíciles de anticipar y de saber dónde van a descargar, porque tienen unos comportamientos que los modelos meteorológicos son incapaces de predecir.

La adaptación al cambio climático supone asumir que a partir de ahora habrá que lidiar más con la incertidumbre y estar preparados para afrontar fenómenos extremos, aseguran los expertos.

En ese sentido, el Foro para la Ingeniería de Excelencia (FIDEX) alertaba ayer de que el cambio climático obligará a revisar la capacidad de drenaje de las carreteras españolas. La entidad, en un comunicado de prensa, reclama más inversiones para adecuar las vías que se construyeron en su momento y que se dimensionaron para otros condicionantes ambientales

Así manejó Alicante una tromba histórica

Hace apenas una semana, la ciudad de Alicante se enfrentó a una tormenta con precipitaciones de récord. En la madrugada del 21 de agosto de 2019 y en las horas posteriores se recogieron en torno a 100 litros de lluvia por metro cuadrado, lo que supone que en apenas un día cayó la tercera parte de todo lo que suele llover en un año.

Para contener la escorrentía, desde el año 2015 la ciudad cuenta con una infraestuctura verde. Se trata del parque inundable La Marjal, que en periodos secos es un espacio disfrutable por el público, pero cuando llueve copiosamente, reacciona como un sistema natural de retención de agua.

tormenta, Parque inundable La Marjal Alicante, agua
Parque inundable La Marjal Alicante

Es una solución basada en la naturaleza que, durante esa gran tormenta, ayudó a retener un volumen total de aguas pluviales de 22.000 metros cúbicos, que es el equivalente a unas 12 piscinas olímpicas, lo que sin duda ayudó a evitar daños por inundación en la ciudad.

El parque inundable La Marjal es resultado de la colaboración público-privada entre el Ayuntamiento de Alicante y la empresa Aguas de Alicante.


Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas

Añade tu comentario

Necesitas estar loggeado para comentar el post.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies