Lo que queda del Mar de Aral recibe un poco de agua en los últimos años

Un estudio publicado por científicos chinos muestra que en los últimos años el reseco fondo del Mar de Aral está recibiendo un poco más de agua que en décadas anteriores. Se debe a un mayor deshielo en los glaciares de cabecera de la cuenca y pequeñas mejoras en el regadío, pero no baste para devolver la vida a un mar que ya está desaparecido