El plan del Tajo fija unos caudales ecológicos crecientes - EL ÁGORA DIARIO

El plan del Tajo fija unos caudales ecológicos crecientes

Los regantes cifran en 93 hectómetros cúbicos de agua el descenso del aporte del Tajo al Segura en 2027 por el aumento creciente del caudal ecológico a su paso por Aranjuez previsto en el nuevo Plan Hidrológico


El borrador del Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Tajo (2022-2027), que el lunes publicó el Ministerio para la Transición Ecológica, fija y además propone más de 550 medidas, con un importe previsto para el período del plan de unos 3.200 millones de euros.

El borrador del plan, detalla que el objetivo del documento es alcanzar el buen estado de las aguas y evitar su deterioro, a la vez que posibilitar los usos socioeconómicos asociados al agua, necesarios para el desarrollo de la sociedad.

Según se recoge en el documento, la parte española del Tajo es un territorio de 55.780 kilómetros cuadrados de extensión, por el que discurren unos 63.000 kilómetros de cauces, y en el que habitan más de ocho millones de personas residentes en la Comunidad de Madrid, Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Extremadura.

El plan señala que, en la actualidad, la demanda bruta total de agua de la parte española del Tajo es de 3.511 hectómetros cúbicos al año, de los cuales 686 hm³/año (19,6%) corresponden al abastecimiento urbano, 2.002 hm³/año (57,0%) a la demanda agraria, 52 hm³/año (1,5%) a industrias no conectadas a redes de abastecimiento municipal, 744 hm³/año (21,2%) al uso para la generación de energía2 y 27 hm³/año (0,8%) a otros usos.

El Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats) ha estimado en 93 hectómetros cúbicos (hm3) de agua los que dejarán de desembalsarse al final de la vigencia en 2027 del nuevo plan hidrológico del Tajo por el aumento de su caudal ecológico a su paso por Aranjuez (Madrid).

Así, para 2022 subiría de los 6 metros cúbicos por segundo (m3/s) actuales a 7, lo que generaría una detracción de agua para el Levante durante ese año de 43 hm3, que se mantendría hasta 2026, cuando se subiría a 8 m3/s, para quedar definitivamente en 8,52 en 2027, con lo que la pérdida se consolidaría en 93 hm3, dado que por cada m3/s de incremento del caudal ecológico dejarían de recibirse 30 hm3 anuales.

Regantes y agricultores procedentes de Alicante, Almería y Murcia se concentraron a las puertas del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) en Madrid para exigir que no se reduzca la llegada de agua procedente del Tajo al Segura. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Según el presidente del sindicato, Lucas Jiménez, es la “crónica de una muerte anunciada porque no hay generación de nuevos recursos hídricos a la vista, salvo más desalinización e interconexión de desalinizadoras, con la promesa hipotética de acceder a cada metro cúbico generado en estas plantas de 36 o 37 céntimos de euros”.

Depuración

El documento también recoge que el 76% de las masas de agua superficial y un 88% de las masas de agua subterráneas reciben vertidos de aguas residuales urbanas depuradas, que se encuentran dispersos por todo el territorio, exceptuando las cabeceras de algunos cauces. El borrador del plan destaca que algunas zonas de la cuenca tienen una altísima densidad de población, como ocurre en la Comunidad de Madrid, que representa alrededor del 50% del volumen total de vertido autorizado en toda la cuenca.

Además, al alto número de vertidos de aguas residuales urbanas e industriales depuradas, se añade la contaminación de carácter fundamentalmente difuso, asociada al uso de productos agroquímicos por el sector agropecuario.

El plan señala que como resultado de una actividad humana de aprovechamiento del agua muy diversa y prolongada en el tiempo, muchos bosques de ribera están deteriorados y los ríos presentan “multitud de barreras” por la presencia azudes asociados a extracciones para riego y abastecimiento.

Caudales ecológicos mínimos y máximos

Una de las novedades de este plan hidrológico es la definición de caudales ecológicos en todas las masas de agua superficial y se propone un régimen de caudales ecológicos compuesto por caudales mínimos, caudales máximos, caudales generadores o de crecida y tasas de cambio.

Según el borrador del plan, los caudales ecológicos son “una restricción previa”, de forma que primero debe satisfacerse el caudal ecológico, y luego las demandas correspondientes, con la excepción del abastecimiento humano, que tiene preferencia.

El documento sostiene que para este tercer ciclo de planificación “es imprescindible extender los caudales ecológicos mínimos a todas las masas de agua de tipo río de la cuenca” y si bien recuerda que en el Esquema de Temas Importantes (ETI) de este tercer ciclo de planificación se incluyó una propuesta preliminar de régimen de caudales ecológicos, dicha propuesta se ha modificado por el reajuste definitivo del régimen de aportaciones en régimen natural.

castillo de zafra
El Castillo de Zafra, situado en el Geoparque de Molina-Alto Tajo

Además, “se ha reequilibrado” para tener más en cuenta la presencia de espacios naturales protegidos, la presencia de especies piscícolas endémicas o protegidas en riesgo, la compatibilidad con los trabajos hidrobiológicos, la presencia de abastecimientos vulnerables y la coherencia de los caudales ecológicos en toda la red.

En cuanto a los objetivos ambientales a cumplir en cada masa de agua el plan detalla que serán, esencialmente, no deteriorarse en el caso de aquellas masas que estén en buen estado, y alcanzar el buen estado a más tardar en 2027, en el resto.

Medidas e inversión

Con la finalidad de alcanzar estos objetivos ambientales, así como la adecuada atención de las demandas de agua, el Plan Hidrológico incluye más de 550 medidas promovidas por distintas administraciones públicas, con un importe previsto para el período 2022-2027 de unos 3.200 millones de euros.

De todas las actuaciones contempladas, la inversión más cuantiosa se asocia a medidas de depuración, que suponen el 62% de la inversión prevista en el período 2022 –2027, es decir, 1.977 millones de euros.

De entre todas estas medidas destaca la mejora del saneamiento y depuración asociados a las depuradoras de La China, Butarque y Sur, en Madrid, a realizar por la Administración General del Estado, que suponen una inversión de 898 millones de euros.

Estas depuradoras tratan la mayor parte de los vertidos al río Manzanares y condicionan además la calidad del Jarama aguas abajo de la confluencia del Manzanares y del Tajo, aguas abajo de la confluencia del Jarama.

Recepción desigual

Los datos conocidos tras la presentación del Plan Hidrológico del Tajo han sido acogidos de manera desigual por las comunidades autónomas. Por una parte, de forma positiva por Castilla la Mancha, y de forma negativa por Murcia.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla la Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha agradecido al Miteco que haya puesto “por delante no solo los intereses del conjunto de los españoles, sino también los de la cuenca cedente, en este caso la del río Tajo, frente a la cuenca receptora del recurso, el Segura, siempre desde la solidaridad, como hemos reclamado desde el Gobierno regional”.

Martínez Arroyo ha asegurado que “se garantizan los intereses de los ciudadanos de Levante”, que van a poder mantener su actividad.

Sin embargo, no lo consideran así desde la región de Murcia, cuyo consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, ha denunciado que “esta medida progresiva supone que la decisión partidista del Gobierno de España va a reducir uno de cada cuatro litros de agua que actualmente llegan al Levante, con lo que se consuma la amenaza que llevábamos tiempo denunciando”.

El consejero ha recordado que el cierre del acueducto supondría la pérdida de casi 45.000 empleos directos, 1.700 millones de euros del Producto Interior Bruto (PIB) regional y la desaparición del 59% del sector agrícola de la Región de Murcia. A las consecuencias en términos de empleo se sumarían, además, los efectos en la industria agroalimentaria y en la de transformación, según un estudio realizado por el Colegio de Economistas, la Universidad de Murcia y el IMIDA.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas