Reclaman legislación sobre el uso del agua para generar hidrógeno

Reclaman legislación sobre el uso del agua para generar hidrógeno

Expertos reclamarán en el XV Foro de la Economía del Agua que se avance en la legislación sobre el uso del agua en el sector energético, en especial en la generación de hidrógeno que acarrea un consumo intensivo de agua dulce. El foro tendrá lugar este jueves en el marco de Expo Agua Santiago, en Chile


El desarrollo de nuevas tecnologías de generación de energía renovable, como el hidrógeno verde, pueden contribuir de manera fundamental a la descarbonización de las economías y por consiguiente a la lucha contra los efectos del cambio climático. Para su implantación a gran escala es importante tener en cuenta que se trata de tecnologías intensivas en el uso de agua dulce, un recurso imprescindible y cada vez más escaso. Por este motivo, expertos del Foro de la Economía del Agua han hecho un llamamiento para que se establezca una legislación robusta sobre el uso del agua en la generación de energía.

Por lo que respecta al hidrógeno verde, una de las energías renovables más prometedoras, “hasta ahora, la normativa europea y de los estados miembro se articula en base a la planificación y a las autorizaciones para la producción, el almacenamiento, el transporte y la regulación de las futuras infraestructuras. Sin embargo, en lo que se refiere a las posibles tensiones por el uso intensivo de agua dulce, queda mucho que legislar”, explica Johann Christian Pielow, profesor de Derecho Público Económico en la Universidad de Bochum (Alemania), miembro del Comité Académico y ponente del XV del Foro de la Economía del Agua, que se celebrará este jueves en Santiago de Chile.

Los desafíos del cambio climático en la economía del agua, el nexo agua-energía y la innovación tecnológica serán algunos de los temas fundamentales que se abordarán en el XV Foro de la Economía del Agua, que se celebrará conjuntamente con la II Expo Agua Santiago, el mayor encuentro sobre gestión hídrica de Chile. El evento, en formato híbrido, tendrá lugar el próximo 13 de octubre en el Centro Parque de Santiago de Chile y reunirá a grandes expertos en gestión hídrica de ambos lados del Atlántico.

El experto recuerda que el consumo humano “debe establecerse como uso prioritario del agua”, y que el resto de sus aplicaciones – energéticas, industriales o de cualquier otra naturaleza – deben situarse en un segundo rango, sin olvidar que “el uso del agua es también necesario para el sector de la producción energética convencional”.

Agua y energía en el contexto del cambio climático

El Foro de la Economía del Agua apunta que el cambio climático demanda un nuevo de paradigma en la utilización de recursos naturales, lo cual afecta directamente al agua y a la energía, de modos diferentes pero complementarios. En el sector del agua, la adaptación al cambio climático “requiere de medidas reactivas”, como el ahorro de agua o el desarrollo de tecnologías de reutilización, “mientras que en la energía, las actuaciones deben ser proactivas, como el desarrollo de energías renovables para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Ambos sectores son complementarios y su gestión sostenible requiere un enfoque conjunto”, apunta el profesor Pielow.

El cambio climático está trayendo consigo, entre otros efectos, un incremento de los periodos de sequía y de los fenómenos meteorológicos extremos como las lluvias torrenciales. Vanessa Casado-Pérez, profesora asociada de la Facultad de Derecho de Texas A&M, miembro del Comité Académico y ponente del XV Foro de la Economía del Agua, explica que el cambio climático trae consigo un aumento paulatino de la incertidumbre hídrica: “siempre hemos vivido sequías periódicas, pero ahora van a ser más frecuentes, más duras y menos predecibles. Podemos decir que las sequías van a ser la nueva norma, lo que implica que nos tenemos que ajustar a una menor oferta de agua y con más variabilidad”.

En este complejo escenario, el Foro de la Economía del Agua recuerda que las energías renovables tienen un papel fundamental en el desarrollo de soluciones sostenibles para mejorar el equilibrio hídrico. Un ejemplo destacado es la desalación, una herramienta que durante décadas se ha visto lastrada por su alto consumo energético y que “es en la actualidad una alternativa competitiva y sostenible para aumentar la cantidad y la calidad del agua disponible gracias a las renovables”, afirma Francisco Lombardo, presidente del Foro de la Economía del Agua.

Junto a la desalación, el presidente del Foro de la Economía del Agua apunta la reutilización como una de las grandes soluciones para paliar la crisis hídrica. “Las herramientas tecnológicas para hacerlo ya están disponibles, y de hecho van un paso más allá, ya que permiten mejorar la calidad del agua en el proceso y dar lugar a lo que entendemos por agua regenerada”.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas