Alerta en Ecuador por un vertido de petróleo en la cuenca del Amazonas

Alerta en Ecuador por un vertido de petróleo en la cuenca del Amazonas

Un nuevo hundimiento de tierra ha producido otro desastre natural en el río Coca. Esta vez, se notificó la rotura de una tubería en el sistema de oleoductos que transportan el crudo, desencadenando una fuga que ha contaminado el cauce y ha puesto en peligro el abastecimiento de agua para las comunidades que dependen de él para el suministro


Tras la desaparición de la emblemática cascada de San Rafael en febrero, Ecuador vuelve a experimentar este mes otro importante desastre natural en el cauce del río Coca.

Esta vez, otro hundimiento de tierra producido el martes en el sector de San Rafael, en el límite de las provincias de Napo y Sucumbíos, ha producido una rotura en una tubería del Sistema de Oleoductos Transecuatoriano (SOTE) y del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) que ha desembocado en una fuga de petróleo en el río amazónico.

Ante esta situación, se suspendió el transporte de crudo en la zona y se procedió a captar agua desde el río Payamino para evitar el desabastecimiento. A pesar de las medidas tomadas, la fuga de crudo se extendió a lo largo del cauce y, aunque las grandes poblaciones no quedaron afectadas, si se notificaron daños en las comunidades amazónicas asentadas a lo largo del río.

“Comunidades que viven a lo largo de los ríos Coca y Napo han reportado que el derrame ha llegado hasta sus territorios generando graves afectaciones a lo que para muchas de ellas era su única fuente de agua”, explicaron las ONGs locales en un comunicado.

Por su parte, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (CONFENIAE) ha publicado un mapa en el que se evidencia que varias comunidades y poblados indígenas han sido afectados por la contaminación de los afluentes, fundamentales en la vida de los territorios ancestrales Kichwa y Shuar.

Asimismo, organizaciones de la provincia amazónica de Orellana han pedido que se sancione a los responsables del derrame, al tiempo que denuncian que «se está poniendo en grave riesgo el abastecimiento de agua para las comunidades».

Para hacer frente a esta crisis, el Gobierno de Ecuador ha anunciado este miércoles la creación un Comité de Emergencias y Contingencias, encabezado por el ministro de Ambiente y Agua, Juan DeHowitt.

Su principal misión será establecer acciones inmediatas de control e implementación de planes de reparación en los sitios afectados por el vertido, en las provincias amazónicas de Sucumbíos y Napo, según un comunicado del ministerio que dirige.

De hecho, el ministro DeHowitt tiene previsto sobrevolar el sector de la cascada de San Rafael para verificar las posibles afectaciones.

En el comité se integran, además, el Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables, la Secretaría Técnica de Circunscripción Territorial Amazónica, la empresa pública Petroecuador y el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP).

En este sentido, la OCP ha anunciado a través de un comunicado en Twitter que ya está desarrollando una solución para reemplazar la tubería afectada y que está elaborando un informe ambiental para evaluar los daños y establecer soluciones.

El Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables ecuatoriano se ha pronunciado hoy sobre la rotura de los oleoductos y aseguró que el suministro y provisión de crudo para exportación se encuentra garantizado pese al suceso.

Asimismo, ha aclarado que los técnicos han implementado barreras de contención en diferentes puntos para impedir mayores afectaciones y contener los daños causados por el hundimiento de tierra, mientras se espera que las labores de reparación de las tuberías se prolonguen dos o tres semanas.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas