Tortugas marinas: un espectáculo natural en peligro de extinción - EL ÁGORA DIARIO

Tortugas marinas:
un espectáculo natural
en peligro de extinción

Cada 16 de junio se celebra el Día Mundial de las Tortugas Marinas, una de las familias más amenazadas del planeta. Seis de sus siete especies están en peligro de extinción debido a la caza indiscriminada, la destrucción de sus hábitats y a su principal enemigo: los plásticos


Las tortugas marinas habitan los océanos desde hace más de 100 millones de años. Pero seguir viendo sus maravillosos caparazones y sus movimientos pausados puede tener los días contados debido al alto nivel de amenaza que sufren.

Cada 16 de junio se celebra el Día Mundial de las Tortugas Marinas, una fecha que tiene como objetivo concienciar sobre la fragilidad de esta familia, así como incrementar el respeto y el conocimiento sobre ella.

En la actualidad existen siete especies de tortugas marinas y, si se atiende a los datos de distintas organizaciones y fundaciones dedicadas a su conservación, todas ellas están amenazadas y por lo menos seis en peligro de extinción.

A esta alarmante situación se ha llegado a causa de dos factores principales: biológicos y humanos. Entre los primeros, Joaquín Buitrago, biólogo y experto en estos animales, destaca en sus estudios que esta familia posee distintas características que han provocado la disminución de sus especímenes: “Las tortugas marinas poseen particularidades biológicas, como bajas tasas de crecimiento, longevidad, maduración tardía, hábitats y hábitos especializados y complejo ciclo de vida, con enmarañadas migraciones, que las están llevando por el camino de la amenaza”.

Sin embargo, estas características tienen un impacto moderado y son los humanos los que realmente están afectando negativamente a las tortugas marinas.

Para Buitrago existen 12 causas de mortalidad que afectan a la familia, de las cuales siete son de origen humano. Según distintas organizaciones y datos del experto, la destrucción de sus hábitats y la caza indiscriminada están entre las acciones que más inciden sobre las tortugas marinas.

Para poder mitigar el impacto de la caza, desde la década de los años 50, atendiendo a un estudio de la revista Nature, los humanos comenzaron a aumentar sus esfuerzos en materia de protección. Un hecho que, según ese mismo estudio, ha podido ser causante del aumento de la población de alguna de sus especies desde 1973 hasta el 2012.

La contaminación en los océanos afecta a al menos 267 especies, incluyendo el 86% de las tortugas marinas, el 44% de las aves marinas y el 43% de los mamíferos marinos, según la ONU

Sin embargo, la destrucción de sus hábitats sigue siendo una tarea pendiente, sobre todo por la aparición de un nuevo agente que está conquistando todos los rincones del mundo: los plásticos.

“Las tortugas marinas pueden confundir los objetos de material plástico que flotan en el mar con alimento, como las medusas, y se asfixian cuando tratan de comerlos. Se enredan con los aparejos de pesca que se han desechado y se ahogan o no pueden alimentarse o nadar. La basura en las playas puede atrapar a las crías recién eclosionadas y evitar que lleguen al mar. Los derrames de petróleo pueden envenenar a las tortugas de todas las edades”, explica la organización World Wildlife Fund (WWF).

En este sentido, un estudio realizado por la Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia (CSIRO) y la University of the Sunshine Coast (USC), concluyó que una tortuga marina tiene 22% más de posibilidades de morir si ingiere una pieza de plástico.

“Algunas de las tortugas que estudiamos comieron una sola pieza de plástico, lo que fue suficiente para matarlas. En un caso, observamos que el intestino estuvo perforado y en otro, que el plástico suave atascó el intestino”, precisó la científica Kathy Townsend, de la USC.

Por ello, debemos concienciarnos sobre la importancia de estos animales que, si algún día llegaran a desaparecer, “podrían tener efectos negativos en el océano y otras especies, incluidos los humanos”.

Los siete tipos de tortugas marinas

Tortuga laúd (“Dermochelys coriacea”)
Tortuga boba (“Caretta caretta”)
Tortuga verde (“Chelonia mydas”)
Tortuga franca oriental (“Natator depressus”)
Tortuga carey (“Eretmochelys imbricata”)
Tortuga bastarda (“Lepidochelys kempii”)
Tortuga olivácea (“Lepdochelys olivacea”).



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas