La mayor conferencia sobre especies migratorias analiza su alarmante disminución - EL ÁGORA DIARIO

La mayor conferencia sobre especies migratorias analiza su alarmante disminución

Este fin de semana comienza la mayor reunión global sobre especies migratorias: la 13˚ Conferencia de las Partes de la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS COP13), que tendrá lugar hasta el 22 de febrero de 2020 en Gandhinagar, India para buscar soluciones a la alarmante desaparición de estas especies


La 13˚ Conferencia de las Partes de la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS COP13), que tendrá lugar hasta el 22 de febrero de 2020 en Gandhinagar, India, reunirá a los Estados parte de la convención, expertos científicos y otros aliados para abordar la alarmante disminución en todo el mundo de los animales silvestres que cruzan las fronteras nacionales, incluidas las aves y las especies acuáticas y terrestres.

COP13 India

Bajo el lema, Las especies migratorias conectan el planeta y juntos las acogemos a su regreso, se pondrá de relevancia la importancia de la acción colectiva para proteger dichas especies, así como la forma en que los animales migratorios conectan lugares, naciones y personas.

Esta convención, conocida también como Convenio de Bonn al estar localizada su secretaría en esa ciudad alemana, es la única convención global especializada en la conservación de las especies migratorias, sus hábitats y sus vías migratorias. Un tratado mundial que trata de preservar las especies migratorias y sus hábitats en todo el mundo incluidas aves, ballenas, delfines, tiburones, elefantes, antílopes y gorilas.

Y en esta cita se va a abordar, entre otras cuestiones de interés, la inclusión de 10 nuevas especies para las que se considera necesario reforzar su protección, para lo que se propone que queden recogidas en alguno o en ambos de los dos apéndices que tiene la Convención.

Para siete de ellas –el sisón europeo, el elefante asiático, el jaguar, la avutarda india, el floricán bengalí (ave de la familia de las avutardas), el albatros de las Antípodas y el tiburón punta blanca oceánico– se propone que sean incluidas en el Apéndice I, es decir, en peligro de extinción.

Las Partes de la CMS deben proteger estrictamente a estos animales, conservando y restaurando los lugares donde viven, atenuando los obstáculos que encuentran en sus migraciones y controlando otros factores que puedan ponerlas en peligro. Además de establecer obligaciones para todos los estados miembros de la Convención, la CMS promueve la acción concertada entre los estados del área de distribución de muchas de estas especies.

La reunión brinda la oportunidad de considerar cómo pueden apoyarse mutuamente el Plan Estratégico para las Especies Migratorias 2015-2023 y el marco global para la biodiversidad post-2020, que se adoptará este año en la COP15 del Convenio sobre la Diversidad Biológica.

Para Naciones Unidas el año 2020 es un año crucial, “la tasa de pérdida de especies es exponencialmente más alta que en cualquier otro momento en los últimos 10 millones de años”, ha afirmado el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres.

“Hay mucho en juego. Las metas que nos fijemos y el nivel de voluntad política que movilicemos determinarán si alcanzamos o no los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los ideales más altos que la humanidad ha establecido”, ha insistido Joyce Msuya, directora ejecutiva adjunta del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

“Este es el año en que debemos superar los silos, porque la agenda de biodiversidad es una agenda climática y la agenda climática es una agenda de biodiversidad. La pérdida de especies ejemplifica estas interconexiones. Si destruimos los ecosistemas y hábitats que las especies necesitan para prosperar, entonces destruimos nuestro propio sistema de apoyo, poniendo muchos de los Objetivos fuera de nuestro alcance”, ha añadido Msuya.

“¿Volverán las oscuras golondrinas?”

El charrán ártico es el animal que viaja la distancia más larga, vuela más de 25.000 kilómetros cada año

Desde los tiburones ballena hasta las mariposas monarca, muchos animales están acostumbrados a migrar a lo largo de rutas transnacionales en busca de alimento o un área de reproducción.
En algunos casos lo han estado haciendo durante decenas de millones de años.

Por ejemplo, el charrán ártico (Sterna paradisaea pontoppidan), el animal que viaja la distancia más larga, vuela más de 25.000 kilómetros cada año.

En los últimos 150 años, la actividad humana, la contaminación asociada y el cambio climático inducido por el hombre han estado reduciendo y alterando hábitats de forma acelerada.

Muchas especies migratorias dependen de ecosistemas vulnerables, como los humedales, en su camino hacia su destino final.


Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Entradas destacadas

Añade tu comentario

Necesitas estar loggeado para comentar el post.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies