El 'campanu', el primer salmón del año, pescado con mascarilla

El ‘campanu’, el primer salmón de 2020, pescado con mascarilla

El primer salmón de la temporada capturado en Asturias, el ‘campanu’, ha pesado 5,3 kilos y se ha pescado un mes más tarde de lo habitual porque el estado de alarma por el coronavirus ha tenido detenida la actividad. Habitualmente, este primer ejemplar se subasta a precios de 2.000 euros el kilo. El mal estado de conservación de la especie hace que cada año descienda el número de ejemplares


El primer salmón de la temporada capturado en Asturias, conocido popularmente como campanu, ha pesado 5,3 kilogramos y mide 76 centímetros, según ha informado Asturpesca a través de una nota de prensa.

La pesca del campanu se ha retrasado este año por las medidas derivadas del estado de alarma ante la pandemia de COVID-19. Una vez recuperado el permiso para pescar, han sido varios los que han intentado capturar el primer salmón.

Quien lo ha conseguido a primera hora del martes 19 de mayo ha sido Íñigo Fernández Amantegui, que posó con el ejemplar y con la mascarilla puesta para evitar contagios. Sacó al salmón en el río Narcea, concretamente en el coto parcial de El Güeyu.

 

En 2019 el primer salmón se pescó un año antes que en 2020. En este caso, fue un domingo 14 de abril, recién abierta la veda. La tradición en Asturias es que los restaurantes pujen por hacerse con el primer ejemplar pescado del año y ofrecerlo en su menú como una forma de mantener la costumbre y de promocionar el establecimiento.

El campanu de 2019, que también pesó unos cinco kilos, fue a parar a un restaurante de Oviedo, que pagó 10.000 euros por él, es decir, 2.000 euros por kilo.

Toda esta tradición en torno a los salmones, especie que pasa la mayor parte de su ciclo biológico en el mar pero que acude a los ríos a desovar, se ve amenazada en los últimos tiempos por el mal estado de conservación de las poblaciones.

De hecho, las capturas de salmón descienden en las últimas. En los dos años previos a 2020 las capturas se han situado muy por debajo de temporadas anteriores. Se sacaron de los cauces asturianos 585 ejemplares en 2018 y 496 un año antes, mientras que en 2016 se alcanzaron las 1.134 piezas, cifras lejanas de los 2.800 pescados en la temporada de 2001.

También ha descendido el tamaño de los ejemplares, una muestra del deterioro de la población. El mayor ejemplar capturado del que se tiene noticia fue un salmón pescado en el río Narcea en 1962 que pesó 16,1 kilos, tres veces más que la captura de este año en el mismo cauce.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas

Añade tu comentario

Necesitas estar loggeado para comentar el post.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies