España establece una veda de dos años para el coral rojo -

España establece una veda de dos años para el coral rojo

El coral rojo, un recurso pesquero con signos de sobreexplotación en el Mediterráneo gozará de dos años de respiro tras la veda aprobada por el Ministerio de Agricultura que evaluará hasta 2022 la situación de esta especie para establecer, si el recurso lo permite, nuevas opciones de pesca


El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha establecido una veda temporal, del 10 de abril de 2020 al 10 de abril de 2022, para la pesca de coral rojo, con el objetivo de proteger esta especie y realizar, durante este periodo, un estudio de su situación.

Esta decisión se ha tomado en base al criterio de precaución y enfoque ecosistémico establecidos en la Política Pesquera Común, junto con la necesidad de contar con el adecuado asesoramiento científico para adoptar las medidas de gestión que garanticen una sostenibilidad a largo plazo de la actividad.

Por ello, se hace necesario conocer el estado de las poblaciones de coral rojo en las zonas explotadas, antes de conceder nuevas autorizaciones. En base a los resultados y valoración de este estudio, se decidirá a partir de 2022 sobre la conveniencia de realizar la convocatoria del procedimiento de emisión de licencias para el siguiente bienio o, en su caso, la prórroga de la veda temporal.

Situación del coral rojo

Coral rojo (Corallium rubrum). Imagen: Rich Carey

El coral rojo es un recurso pesquero clave en el ecosistema marino, con unas características que le hacen especialmente vulnerable, como son su crecimiento extremadamente lento o limitada capacidad de dispersión de sus colonias.

Explotado desde tiempos remotos en toda el área mediterránea, se ha constatado un fuerte descenso de sus capturas en las últimas décadas, con las poblaciones de profundidades más someras gravemente esquilmadas.

Además de la pesca, otros factores que amenazan la especie son el furtivismo, el calentamiento de las aguas y la acidificación de los océanos. Está catalogado como “en peligro de extinción” (“Endangered”) en la Lista Roja de la UICN.

Desde el año 2011 se han tomado decisiones de gestión para la protección de este recurso por parte de la Comisión General de Pesca del Mediterráneo (CGPM), organismo internacional de ordenación pesquera en esta cuenca.

En las últimas campañas se ha constatado una gran disminución de las capturas, así como una infrautilización de las licencias otorgadas.

El Comité Asesor Científico de la CGPM, en su última reunión celebrada en junio de 2019, puso de manifiesto que hay claros indicios de una sobreexplotación del recurso con algunos signos de deterioro


Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Nuestras Historias del Día
Otras noticias destacadas

Añade tu comentario

Necesitas estar loggeado para comentar el post.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies