La ciencia española llega a Marte con el Perseverance

La ciencia española llega a Marte con el rover Perseverance de la NASA

El rover Perseverance de la NASA, que ha aterrizado este jueves en Marte, incluye entre sus siete instrumentos científicos principales una estación meteorológica y una cámara con tecnología española


La ciencia y la tecnología españolas ya saben lo que es pisar el Planeta Rojo. El vehículo autónomo Perseverance ha aterrizado en Marte este jueves tras superar con éxito los “siete minutos de terror” que implicaron atravesar la delgada atmósfera del planeta rojo y descender en la superficie rocosa del cráter Jezero, según ha confirmado la NASA.

El rover, que tocó suelo marciano sobre las 15.56 horas del este de Estados Unidos (20.56 horas GMT) y es el quinto de estos vehículos que explora el planeta vecino, tiene como principal objetivo el descubrir signos de vida pasada, una misión para la que contará con una importante colaboración ibérica: dos de los siete instrumentos científicos principales, una estación meteorológica y una cámara, cuentan con una importante participación de España.

En concreto, de todo el instrumental que lleva el quinto rover marciano de NASA (tras Sojourner en 1997, Spirit y Opportunity en 2004, y Curiosity en 2012), las dos herramientas con acento español son el MEDA y SuperCam. Tal y como escribe José Luis Zafra para SINC, gracias a MEDA (Analizador de Dinámicas Ambientales de Marte, por sus siglas en inglés) podremos conocer, casi en cualquier momento de la jornada y durante todos los días, qué tiempo hace en Marte. “Y digo diariamente, con cierta broma, porque aún no hemos definido el calendario de festivos marcianos”, se ríe José Antonio Rodríguez Manfredi, ingeniero del Centro de Astrobiología (CAB, CSIC-INTA) e investigador principal de este proyecto.

Según explica este investigador a SINC, MEDA incorpora sensores en diferentes puntos del vehículo para tomar imágenes del cielo marciano y medir el viento (en horizontal y vertical), la radiación del sol, la presión atmosférica, la humedad relativa, la temperatura y la radiación infrarroja y ultravioleta. “Todo ello, en conjunto, nos va a permitir ver cómo se comporta la atmósfera y el polvo marciano”, apunta.

Este polvo es, precisamente, uno de los agentes más importantes de la atmósfera del planeta rojo. Las partículas del regolito pueden ser tremendamente finas y hacer que la dinámica de la atmósfera cambie completamente en todo el planeta: “Pueden servir como ‘pantalla’ de la radiación y que se cargue de energía, aumentando la temperatura unos 10 o 12 grados; y puede afectar al comportamiento de otros instrumentos de manera muy seria, obturando los filtros”, detalla el investigador.

Pero la importancia de MEDA no se queda en ser una mera “estación meteorológica” en el planeta rojo. Es, junto a MOXIE (un experimento que intentará generar oxígeno a partir del dióxido de carbono marciano), el primer instrumento en incorporarse al programa de exploración humana de Marte. “Por supuesto que vamos a hacer ciencia, pero también tiene importancia para las futuras misiones humanas al planeta”, indica Rodríguez Manfredi.

Activo desde el primer día

A partir del Sol 1 (primer día en Marte, tras la llegada), MEDA podrá hacer su encendido y primera verificación de que los sistemas funcionan bien. Luego el instrumento permanecerá siempre activo, incluso en momentos en los que el resto del rover esté parado o inactivo, gracias al generador de radioisótopos que provee energía constante a Perseverance.

“Para estudiar el ambiente, necesitamos repetibilidad y constancia para recoger los datos. Si el rover está ‘durmiendo’, perfecto por nuestra parte. Mientras no nos quiten los cables, nuestro ordenador seguirá recopilando y, cuando se ‘despierte’, MEDA entregará los datos a Perseverance para que los envíe a la Tierra”, explica el ingeniero español.

Primera imagen enviada por el Perseverance desde la superficie de Marte. 1 NASA

Por otro lado, a bordo del  Perseverance se encuentra también el instrumento SuperCAM, liderado por el Laboratorio Nacional de Los Álamos, en Estados Unidos, cuyo equipo científico cuenta con participación de investigadores del Instituto de Geociencias (IGEO), centro mixto del CSIC y la Universidad Complutense de Madrid (UCM), y el Grupo de Investigación IBeA (Investigación e Innovación Analítica) de la Universidad del País Vasco.

SuperCAM analizará de manera remota rocas y suelos en Marte, utilizando una cámara, dos láseres y cuatro espectrómetros, con objeto de detectar compuestos orgánicos que pudieran estar relacionados con la vida. Asimismo, es capaz de identificar la composición mineralógica y química de los afloramientos geológicos a una distancia de más de siete metros.

Además de participar en el desarrollo de la SuperCam, IBeA ha trabajado en los grupos que eligieron el sitio de aterrizaje, que mapearon el cráter Jezero, que definieron posibles trayectos de Perseverance, y sobre todo en el Grupo de Ciencia del Retorno de Muestras.

De Robledo de Chavela a Marte

Otro de los puntos esenciales de esta misión, también con implicación española, es la comunicación con el rover. Las antenas de la Red del Espacio Profundo situadas en Canberra (Australia), Goldstone (California, EEUU) y Robledo de Chavela (Madrid) resultan imprescindibles tanto para enviar instrucciones a Perseverance como para recibir todos sus datos.

perseverance
El equipo de la NASA celebra el amartizaje del Perseverance. | NASA

En lo que respecta a la estación española, la NASA confirma a SINC que la antena DSS 63, de 70 metros, será la que esté en comunicación con la misión hasta que entre en la atmósfera marciana, en torno a las 21:48 h (hora peninsular española), “momento en el que se perderá la comunicación y el control se realizará desde California”, detallan. Y otra de las antenas de esta estación, la DSS-56, construida por el INTA e inaugurada el pasado enero, también recibirá señales de la misión de Perseverance.

Por otro lado, las antenas de la estación americana y la española serán las que se comuniquen con el Mars Reconnaissance Orbiter (MRO), un satélite en órbita que recogerá la primera señal del rover en cuanto se haya logrado posar sobre la superficie marciana. Esto quiero decir que, si Perseverance tiene éxito se unirá a las más de 40 misiones a las que da soporte la Estación de Robledo de Chavela.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas