Un escorpión de 436 millones de años, clave en la evolución de la vida

Un escorpión de 436 millones de años, clave en la evolución de la vida

Expertos han analizado unos fósiles encontrados hace más de 30 años y han descubierto que se trata de un escorpión, bautizado como Venador Parioscorpio, que abre una nueva ventana a nuestra percepción sobre el desarrollo que sufrieron los seres vivos hace millones de años que les permitieron pasar de una vida en el mar a una sobre tierra


El análisis de unos fósiles encontrados hace 35 años han servido para descubrir la especie de escorpión más antigua conocida, un animal prehistórico que vivió en nuestro planeta hace unos 437 millones de años y que tuvo la capacidad de respirar tanto en los océanos como en tierra firme.

Para los científicos autores de este hallazgo, lejos de encontrar un ejemplar extremadamente antiguo, este descubrimiento proporcionará información sobre cómo se pudo llevar a cabo la transición de vivir al amparo del mar para habitar la tierra.

“Los sistemas respiratorio y circulatorio del escorpión son casi idénticos a los de nuestros escorpiones modernos, que pasan sus vidas exclusivamente en tierra, así como a los de un cangrejo de herradura, que vive principalmente en el agua, pero que le permite hacer incursiones en tierra por cortos períodos de tiempo”, señala un comunicado de la Universidad Estatal de Ohio.

Los paleontólogos saben que los escorpiones fueron uno de los primeros animales en vivir en tierra a tiempo completo.

La historia de este descubrimiento se remonta a 1985, cuando un grupo de científicos desenterró unos fósiles en Wisconsin, en una zona que en algún periodo de la historia fue un pequeño estanque en la base del acantilado de una isla.

En aquel momento, y una vez extraídos, en vez de estudiar los fósiles, se decidió trasladarlos al museo de la Universidad de Wisconsin, donde permanecieron 30 años hasta que un estudiante de doctorado por llamado Andrew Wendruff, ahora profesor adjunto en la Universidad de Otterbein en Westerville, decidió analizar ese hallazgo a fondo.

Wendruff y Loren Babcock, autor del estudio y profesor de ciencias de la tierra en la Universidad Estatal de Ohio, se pusieron manos a la obra y descubrieron casi de inmediato que los fósiles eran de un escorpión, al que bautizaron como Venador Parioscorpio o escorpión progenitor. Sin embargo, no estuvieron seguros de cuán cerca estaban estos fósiles de las raíces de la historia evolutiva de los arácnidos.

Hasta este momento, el escorpión más antiguo se encontró en Escocia y data de hace unos 434 millones de años

Tras unos análisis más lo descubrieron: los nuevos fósiles de Wisconsin son entre 1 millón y 3 millones de años más viejos que los más antiguos conocidos sobre un escorpión, encontrados Escocia y que databan de hace unos 434 millones de años.

“Estamos viendo al escorpión más antiguo conocido: el miembro más antiguo conocido del linaje arácnido, que ha sido una de las criaturas terrestres más exitosas de toda la historia de la Tierra”, exclamó Loren Babcock.

Según los expertos, estos fósiles provienen de criaturas que los científicos creen que vivieron entre 436,5 y 437,5 millones de años, durante la primera parte del período Silúrico, el tercer período en la era Paleozoica.

Algo más que un simple escorpión

Además de este increíble hallazgo, el trabajo de los científicos desveló aún más información, sobre todo sobre sus características corporales, de las cuales destacaron una cámara donde el animal habría almacenado su veneno y, lo más importante, los restos de sus sistemas respiratorio y circulatorio.

Para los expertos, el estudio de los restos de esos dos sistemas les ha hecho pensar que estos dos escorpiones de dos centímetros y medio aproximadamente muestran un vínculo evolutivo crucial entre la forma en que los ancestros antiguos de los escorpiones respiraban bajo el agua y la forma en que los escorpiones modernos respiran en la tierra.

escorpión
El fósil (izquierda) fue desenterrado en Wisconsin en 1985. Los científicos lo analizaron y descubrieron que los órganos respiratorios y circulatorios (centro) del animal antiguo eran casi idénticos a los de un escorpión moderno (derecha) | Foto: Andrew Wendruff

“Hemos identificado un mecanismo por el cual los animales hicieron esa transición crítica de un hábitat marino a un hábitat terrestre. Este hallazgo proporciona un modelo para otros tipos de animales que han hecho esa transición, incluyendo, potencialmente, animales vertebrados. Es un descubrimiento innovador”, han añadido ambos autores en el estudio.

Hasta ahora, los paleontólogos han debatido durante años cómo los animales se trasladaron del mar a la tierra. Algunos fósiles muestran huellas en la arena que pueden tener una antigüedad de 560 millones de años. Sin embargo, siempre ha habido la duda de que estas pudieran haberse formado de forma fortuita.

Pero con estos escorpiones prehistóricos, explicó Andrew Wendruff, empieza haber menos incertidumbres sobre cómo los primeros que salieron del mar pudieron sobrevivir e iniciar esa aventura debido a las similitudes con los escorpiones modernos en los sistemas respiratorio y circulatorio.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Entradas destacadas

Añade tu comentario

Necesitas estar loggeado para comentar el post.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies