Un tsunami de 40 metros barrió Israel hace 9.000 años

Un tsunami con olas de 40 metros barrió Israel hace 9.000 años

La revista científica PLOS ONE publica una investigación que revela evidencias de un gigantesco tsunami que azotó la costa de Israel hace 9.000 años. La ola debió elevarse hasta 40 metros y avanzó cuatro kilómetros hacia el interior según muestran los sedimentos


Hace 9.000 años, un tsunami que alcanzó 40 metros de altura barrió la costa del Mediterráneo oriental y borró la huella humana durante siglos en la zona. El análisis de los sedimentos obtenidos por excavación submarina y perforación de pozos cerca del antiguo asentamiento de Tel Dor, en el actual Israel, ha permitido reconstruir este cataclismo, del que dan cuenta investigadores del Centro Scripps de Arqueología Marina, la Universidad de California San Diego, la Universidad Estatal de Utah y la Universidad de Haifa en la revista científica PLOS ONE.

Los tsunamis son un evento relativamente común a lo largo de la costa oriental del Mediterráneo, con registros históricos y datos geográficos que muestran un maremoto por siglo durante los últimos 6.000 años. Sin embargo, el registro de tsunamis anteriores está menos definido.

En este estudio, Gilad Shtienberg, de la Universidad de California San Diego y sus colegas describen un gran depósito datado entre 9.910 y 9.290 años atrás en sedimentos costeros en Tel Dor, un sitio arqueológico situado en la costa del Mediterráneo israelí, 30 kilómetros al sur de Haifa.

Centro de Medios Digitales, Universidad de Haifa, Biblioteca
El asentamiento de Tel Dor, en la costa de Israel, donde se han hallado evidencias de un gran tsunami de hace 9.000 años. | FOTO: Centro de Medios Digitales, Universidad de Haifa, Biblioteca

A lo largo de la costa del área de estudio, los autores encontraron una potente acumulación de derrubios y arena de hace 9.000 años, insertada en una gran capa de humedales antiguos que abarca desde hace 15.000 a 7.800 años.

Los autores estiman que la ola capaz de depositar conchas marinas y arena en medio de lo que en ese momento era un humedal debe haber viajado tierra adentro de 1,5 a 3,5 kilómetros, con una altura de ola costera de 16 a 40 metros.

A modo de comparación, los eventos de tsunami previamente documentados en el Mediterráneo oriental han viajado tierra adentro solo alrededor de 300 metros, lo que sugiere que el tsunami en Tel Dor fue generado por un mecanismo mucho más fuerte.

Los tsunamis locales tienden a surgir debido a terremotos en el sistema de fallas del Mar Muerto, pero este seísmo debió ser más potente y desencadenó un deslizamiento de tierra submarino que provocó el tsunami masivo de hace 9.000 años.

Este paleo-tsunami habría ocurrido durante el período cultural pre-alfarero temprano de la región y potencialmente borró la evidencia de pueblos costeros del Neolítico anterior a la alfarería. La reaparición de abundantes sitios arqueológicos del Neolítico tardío (6.000 antes de Cristo) a lo largo de la costa en los años posteriores al tsunami de Tel Dor coincide con la reanudación de la deposición de humedales en las muestras e indica que el reasentamiento siguió al evento, lo que destaca la resistencia de los residentes, señalan los investigadores.

Una de las imágenes del estudio publicado en PLOS ONE sobre el tsunami de Tel Dor. | Crédito: PLOS ONE
Una de las imágenes del estudio publicado en PLOS ONE sobre el tsunami de Tel Dor. | Crédito: PLOS ONE

Según Gilad Shtienberg, postdoctorado en el Centro Scripps de Arqueología Marina en UC San Diego, el proyecto que llevaban a cabo se enfocaba en reconstruir el clima antiguo y el cambio ambiental durante los últimos 12.000 años a lo largo de la costa israelí. “Nunca soñamos con encontrar evidencias de un tsunami prehistórico en Israel. Los estudiosos saben que a principios del Neolítico, hace unos 10.000 años, la orilla del mar estaba a cuatro kilómetros de donde está hoy. Cuando cortamos los núcleos y comenzamos a ver un capa de concha incrustada en el paisaje neolítico seco, sabíamos que habíamos ganado el premio gordo”, afirma Shtienberg.

Diluvio universal

Uno de los mitos más extendidos entre las distintas culturas humanas es el del Diluvio Universal. Existen versiones de él en todos los pueblos indígenas de América, también en África y en civilizaciones asiáticas como la china.

Los autores estiman que la ola capaz de depositar conchas marinas y arena tierra adentro debió llegar a los 40 metros

Los antropólogos han elaborado diversas explicaciones para la dispersión generalizada de este relato. Además de la conexión y transmisión de ideas entre culturas, podría deberse también a un recuerdo común, como es la subida global que experimentaron los océanos al final de la última glaciación y que sumergió gran parte de las zonas costeras de la época, en un momento en el que el ser humano moderno campaba ya por todo el planeta. Miles de años después, la memoria de aquel cataclismo pudo reelaborarse en la forma del extendido mito del diluvio.

En el caso de Oriente Próximo, el Diluvio Universal tiene una antigua versión en Mesopotamia, que se piensa influyó en la posterior historia recogida en la Biblia y que tiene a Noé y el Arca como protagonistas.

Sin embargo, viendo las evidencias geológicas de tsunamis recurrentes en la costa del Mediterráneo, algunos tan destructivos como el de Tel Dor recién datado, es posible que los antiguos pobladores de Israel tuvieran más elementos para tejer historias sobre inundaciones.


Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas