Un área de hielo como dos veces España desaparece de la Antártida - EL ÁGORA DIARIO

Un área de hielo como dos veces España desaparece de la Antártida

El hielo marino de verano en el área del gran Mar de Weddell ha disminuido en un millón de kilómetros cuadrados en los últimos cinco años, un hecho “alarmante” para los científicos que está teniendo un grave impacto en las corrientes marinas y en la biodiversidad de la zona


El calentamiento de la Tierra continúa imparable y la pérdida de hielo en los polos avanza inexorablemente. Esta vez las alarmas han saltado en la Antártida: el hielo marino de verano en el área del gran Mar de Weddell ha disminuido en un millón de kilómetros cuadrados, un área dos veces más grande que España, en los últimos cinco años. Este descubrimiento, con implicaciones para el ecosistema marino, se publica en la revista Geophysical Research Letters.

El mar de Weddell es una gran bahía en el continente antártico donde el explorador Sir Ernest Shackelton perdió su famoso barco The Endurance en 1915 en su legendaria expedición, y es una de las pocas áreas que rodean el continente que generalmente mantiene hielo marino durante todo el año.

Pero los niveles de hielo en la bahía han comenzado a caer bruscamente. La extensión de masa de agua helada en esta zona se monitoriza desde 1970, y a pesar de una pérdida paulatina, el descenso de un tercio en los últimos cinco años ha sido calificada como “alarmante” por los científicos no solo desde el punto de vista climático sino también de la biodiversidad. El hielo marino que rodea la Antártida proporciona un hábitat importante para muchas especies, incluidos los pingüinos y las focas, que dependen de él para acceder a los alimentos y reproducirse.

Localización del Mar de Weddell en la Antártida.

Un equipo internacional de investigadores ha estudiado los registros satelitales de la extensión del hielo marino y los análisis climáticos desde la década y han descubierto que la pérdida de hielo se produjo debido a una serie de tormentas severas en el verano antártico de 2016/17, junto con la reaparición de un área de aguas abiertas en el centro del área de hielo -un hecho que se denomina ‘polinia’-, que no había ocurrido desde mediados de los años setenta.

“El hielo marino antártico continúa sorprendiéndonos”, señala el autor principal, el profesor John Turner, científico climático del British Antarctic Survey. En contraste con el Ártico, “el hielo marino alrededor del Antártico había aumentado en extensión desde la década de 1970, pero luego disminuyó rápidamente a niveles bajos récord, con la mayor disminución en el Mar de Weddell. En verano, esta área ahora tiene un tercio menos de hielo marino, lo que tendrá implicaciones para la circulación oceánica y la fauna marina de la región que dependen de ella para su supervivencia”.

Tormentas australes

El océano alrededor de la Antártida se congela y duplica el tamaño del continente en el invierno austral, y la extensión del hielo marino alcanza más de 18 millones de kilómetros cuadrados a fines de septiembre. Durante la primavera y el verano, el hielo marino se derrite casi por completo en la mayor parte de la Antártida, y solo el mar de Weddell retiene una cantidad significativa de hielo marino.

Hay pocas tormentas alrededor de la Antártida en el verano austral, pero en diciembre de 2016, una serie de tormentas intensas y no estacionales se desarrollaron en el Mar de Weddell y atrajeron aire cálido hacia la Antártida, derritiendo una gran cantidad de hielo marino. El océano libre de hielo absorbió energía del Sol y luego creó una anomalía de la temperatura del océano cálido que aún persiste hoy.

El invierno de 2016 también vio el desarrollo de una polinia en el mar de Weddell, una gran área de aguas abiertas dentro del hielo marino, que también contribuyó a la disminución general de la extensión del hielo marino. Esta polinia fue creada por los fuertes vientos asociados con las tormentas y las condiciones cálidas del océano sin precedentes.

Un grupo de pingüinos en la Antártida.

Esta reciente pérdida rápida de hielo marino está afectando tanto al ecosistema del mar de Weddell como a la fauna y flora antárticas en general. Muchas especies, que van desde pequeñas algas de hielo y crustáceos parecidos a camarones llamados krill hasta aves marinas, focas y ballenas, están muy adaptadas a la presencia de hielo marino. Si los cambios drásticos observados continúan, tendrán repercusiones en toda la cadena alimentaria, desde afectar los nutrientes hasta la reducción del hábitat esencial para la cría y alimentación de un gran número de animales, como focas de hielo y algunas especies de pingüinos.

El autor y ecologista Profesor Eugene Murphy de British Antarctic Survey explica que “es probable que la disminución dramática en el hielo marino observada en el mar de Weddell tenga un impacto significativo en la forma en que funciona todo el ecosistema marino. Comprender estas consecuencias más amplias es de suma importancia, especialmente si la disminución en la extensión del hielo continúa”.

Debido a la gran variabilidad de un año a otro en la extensión del hielo marino antártico, los científicos no pueden estar seguros de si el hielo en el Mar de Weddell se recuperará a corto plazo a los valores observados antes de 2016 o si están viendo el comienzo de la esperada disminución a largo plazo del hielo marino.


Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
COP 25
COP 25
Nuestras Historias del Día
Otras noticias destacadas

Añade tu comentario

Necesitas estar loggeado para comentar el post.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies