El Foro de Davos cree que el cambio climático es el mayor riesgo global

El Foro de Davos cree que el cambio climático es el mayor riesgo global

El Foro de Davos cree que el cambio climático es el mayor riesgo global

El Foro Económico Mundial, el evento que reúne cada año a líderes empresariales y políticos en Davos (Suiza), se vuelca en su edición actual, que se celebrará del 21 al 24 de enero, con el cambio climático. Para la entidad, que hace una llamada a la multilateralidad, los cinco mayores riesgos a largo plazo son ambientales


Nicolás Pan-Montojo | Redactor
Madrid | 16 enero, 2020


Desde hace ya casi 30 años -la primera reunión fue en 1991-, la élite económica y política mundial se reúne en un hotel en el monte de Davos (Suiza) para analizar el presente y el futuro del planeta. Durante cuatro días, políticos, líderes empresariales y periodistas discuten sobre las perspectivas de la economía mundial y, sobre todo, los posible riesgos que ésta afronta. Y, aunque llevan años discutiendo posibles consecuencias del cambio climático, en este 2020 la crisis climática va a monopolizar totalmente el foco del Foro Económico Mundial. La fundación que lo organiza ya ha explicado, en un estudio presentado esta semana, que los mayores riesgos a largo plazo que afronta la humanidad están relacionados con el medio ambiente.

La urgencia del cambio climático domina totalmente el Informe de Riesgos Globales del Foro: los cinco riesgos principales por probabilidad e impacto están relacionados con el medio ambiente, de los cuales cuatro son consecuencias directas de la crisis climática. Y el tema en torno al que girará todo el Foro será el “desarrollo sostenible”.

En realidad, los peligros listados son de distinta índole pero fuertemente interconectados. El primero es uno sobre el que hay poca posibilidad de control, al menos a corto plazo: los fenómenos climáticos extremos, como huracanes o incendios, “que causan importantes daños a la propiedad, las infraestucturas y provocan pérdidas de vidas humanas”. Pero el segundo está directamente ligado a la gobernanza internacional que intenta impulsar Davos: la incapacidad de los gobiernos y las empresas para lograr una mitigación y adaptación al cambio climático efectiva. Un problema que quedó especialmente patente en la última COP25, donde las llamadas a “aumentar la ambición” apenas surtieron efecto en una cumbre que muchos actores calificaron de “decepcionante”.

El Foro Económico Mundial cree que la polarización política y comercial dificultará aún más la búsqueda de acuerdos globales sobre cambio climático

Según la fundación, la polarización económica y política aumentará este año, a pesar de que consideran que la colaboración entre los líderes mundiales, las empresas y los responsables políticos es “más necesaria que nunca para detener las graves amenazas a nuestros sistemas de clima, medio ambiente, salud pública y tecnología”. El estudio, que ha sido elaborado siguiendo las consideraciones de 750 expertos globales en diferentes materias, apunta por tanto a que existe “una clara necesidad de un enfoque multilateral para mitigar el riesgo en un momento en que el mundo no puede esperar a que desaparezca la niebla del desorden geopolítico“.

El informe, que ha contado también con la participación de las consultorías especializadas Marsh & McLennan y Zurich Insurance Group, señala la necesidad de que los responsables de la formulación de políticas pongan al mismo nivel los objetivos ambientales y los económicos. También insta a que las empresas eviten los riesgos de pérdidas futuras potencialmente desastrosas ajustando sus objetivos a las previsiones climáticas que proporciona la ciencia.

“El panorama político está polarizado, el nivel del mar está aumentando y los incendios climáticos no dejan de arder. Este es el año en que los líderes mundiales deben trabajar con todos los sectores de la sociedad para reparar y revitalizar nuestros sistemas de cooperación, no solo para buscar un beneficio a corto plazo sino para abordar riesgos profundamente arraigados”, dijo el noruego Borge Brende, presidente del Foro Económico Mundial.

Biodiversidad y crímenes ambientales

El informe no solo habla de los riesgos de la crisis climática a nivel global de manera general, sino que también entra a discutir algunas de sus consecuencias específicas más peligrosas. De hecho, el tercer riesgo mundial en términos de probabilidad e impacto es la pérdida de biodiversidad y el colapso de ciertos ecosistemas. Esto tendría consecuencias irreversibles para el planeta y además supone un riesgo económico incalculable, ya que afectarían mucho a sectores como  la agricultura y la alimentación.

pérdida de biodiversidad
Los bosques tropicales, amenazados por la actividad humana, son especialmente ricos en biodiversidad.

La actividad humana ya ha causado la pérdida del 83% de todos los mamíferos salvajes y la mitad de las plantas, una biodiversidad que sustenta nuestros sistemas de alimentación y salud. Para Peter Giger, consultor ambiental de riesgos que ha participado en la elaboración del estudio, es “fundamental” que las empresas y los responsables políticos se muevan “más rápido” para lograr una transición exitosa a una economía baja en carbono, con modelos de negocio más sostenibles. “Los ecosistemas biológicamente diversos capturan grandes cantidades de carbono y brindan enormes beneficios económicos que se estiman en 33 billones de dólares por año, el equivalente al PIB de los Estados Unidos y China combinados. Los riesgos son reales, y todos deben desempeñar su papel para mitigarlos. No es solo un imperativo económico, es simplemente lo correcto “, ha asegurado en la presentación del informe.

Los dos últimos grandes riesgos que lista el informe son, curiosamente, el más fácil y el más difícil de evitar. El cuarto gran problema son los daños y desastres ambientales provocados directamente por el hombre, incluidos los delitos ambientales, como derrames de petróleo, contaminación radiactiva o quema de bosques. Pero el quinto riesgo ni siquiera está relacionado con el cambio climático, sino con circunstancias físicas ambientales que escapan al control humano: los llamados “desastes naturales mayores”, que incluyen terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas.

Una crisis generacional

El estudio del Foro Económico Mundial también incide en el carácter generacional de la preocupación de la crisis climática porque, para los más jóvenes, el estado del planeta es aún más alarmante. El informe destaca cómo los riesgos son vistos de manera mucho más activa por aquellos nacidos después de 1980, ya que estas personas clasificaron los riesgos ambientales más altos que otros encuestados, tanto a corto como a largo plazo y tienen un mayor consenso en torno a los problemas principales. Casi el 90% de estos encuestados cree que las “olas de calor extremas”, la “destrucción de los ecosistemas” y la “salud afectada por la contaminación” se agravarán en 2020; comparado con 77%, 76% y 67% respectivamente para otras generaciones. También creen que el impacto de los riesgos ambientales para 2030 será más catastrófico y más probable.

Manifestación en Madrid de la Huelga Mundial por el Clima. EFE/JuanJo Martín

Para resaltar esta brecha generacional, el Foro invitará por primera vez a jóvenes activistas climáticos, entre ellos la conocida Greta Thunberg, que ya han revelado que asistirán a Davos para presionar a los líderes mundiales para que pongan fin a la economía de los combustibles fósiles. “Entendemos que el mundo es complicado y que lo que estamos pidiendo puede no ser fácil. Pero la crisis climática también es extremadamente complicada, y esto es una emergencia. Los líderes tienen que salir de su zona de confort y tomen decisiones que pueden no ser muy cómodas o agradables”, ha lanzado Thunberg en un artículo en The Guardian, antes de advertir que “cualquier cosa menos cesar inmediatamente las inversiones en la industria de los combustibles fósiles sería una traición a la vida misma.”

En cualquier caso, Davos alerta de que no hay que perder de vista los problemas económicos existentes, ni siquiera ante un problema global como el cambio climático. De hecho, considera “preocupante” que los riesgos económicos no entren en el top-5 porque “la mala salud de la economía mundial puede limitar el progreso en la acción climática”. Como sugiere el autor principal del estudio, el mexicano Emilio Granados Franco, jefe de Riesgos Globales y Agenda Geopolítica en el Foro Económico Mundial, la economía tal vez sea el punto ciego de este año. “Debido a que los riesgos ambientales y económicos están inextricablemente vinculados, las percepciones de riesgo que solo incluyen la crisis climática pueden crear puntos ciegos y dificultar los esfuerzos de mitigación integrados”, considera.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
COP 25
COP 25
Nuestras Historias del Día
Otras noticias destacadas

Añade tu comentario

Necesitas estar loggeado para comentar el post.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies