Los árboles pronostican una sequía sin precedentes - EL ÁGORA DIARIO

Los árboles pronostican una sequía sin precedentes

El estudio comparado de las anillas de los troncos de árboles centenarios evidencia que el calentamiento globlal empezó a afectar al hidroclima allá por 1900 y, de mantenerse los patrones observados, en breve se producirá una sequía sin precedentes, especialmente en América del Norte y Eurasia


Científicos aseguran haber detectado huellas del calentamiento global impulsado por el hombre en los patrones de sequía y humedad en todo el mundo desde 1900. Entre las observaciones, los científicos documentaron la sequía de suelos en gran parte de América del Norte, América Central, Eurasia y el Mediterráneo. Otras áreas, incluido el subcontinente indio, se han vuelto más húmedas. Las tendencias continuarán, con graves consecuencias para los humanos, según los hallazgos de su estudio, que se publica esta semana en la revista ‘Nature’.

En general, los científicos están de acuerdo en que a medida que avanza el calentamiento global, muchas regiones ahora secas se volverán más secas y las húmedas se volverán más húmedas. Algunos trabajos recientes sugieren que el calentamiento inducido por el hombre ha intensificado las sequías en determinadas regiones, incluida una sequía actual de casi 20 años en el suroeste de Estados Unidos. Sin embargo, el último informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático dice que la confianza en atribuir eventos en curso específicos directamente a los seres humanos sigue siendo arriesgada.

El nuevo estudio combina modelos informáticos con observaciones a largo plazo para sugerir que los cambios sistémicos en lo que los científicos denominan hidroclima ya están en marcha en todo el mundo y lo han estado durante algún tiempo. Los investigadores observaron no solo la precipitación, sino la humedad del suelo, una medida más sutil que equilibra la precipitación con la evaporación, y es la calidad más directamente relacionada con la agricultura y la silvicultura.

troncos, arboles, sequia
Troncos de árboles

Usaron anillos de árboles que datan de 600 a 900 años para estimar las tendencias de humedad del suelo antes de que los gases de efecto invernadero producidos por el hombre comenzaran a aumentar, luego compararon estos datos con los anillos de árboles del siglo XX y las observaciones instrumentales modernas, para ver si podían detectar patrones de sequía que coincidan con los predichos por los modelos de ordenador, en medio del ruido de las variaciones climáticas regionales naturales anuales o decenales.

¿Se parece el mundo real a lo que los modelos nos dicen que esperemos?”, plantea el coautor del estudio, Benjamin Cook, del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA y del Observatorio de la Tierra Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos. “La respuesta es sí. Lo importante que aprendimos es que el cambio climático comenzó a afectar a los patrones globales de sequía a principios del siglo XX. Esperamos que este patrón siga emergiendo a medida que el cambio climático continúe”, añade.

La autora principal, Kate Marvel, modeladora del clima en Goddard y la Universidad de Columbia, afirma que “hay una señal muy clara de los efectos de los gases de efecto invernadero humanos en el hidroclima“. La humedad del suelo es un tema complejo. El aire más cálido puede llevar más humedad y, por lo tanto, más lluvia o nieve, pero el aire más caliente también puede evaporar más humedad del suelo y arrastrarlo, superando las precipitaciones. Ese es probablemente el factor que está ahora en marcha en el oeste de Estados Unidos, y posiblemente en otros lugares que han sufrido grandes sequías recientes.

“La precipitación es solo el lado de la oferta”, dice el coautor del estudio Jason Smerdon, paleoclimatólogo de Lamont-Doherty. “La temperatura está del lado de la demanda, la parte que seca las cosas”. La parte que predomina depende de factores complejos que incluyen patrones de viento, estaciones, nubes, topografía y proximidad a los océanos que generan humedad.

Calentamiento en tres periodos

Los científicos identificaron tres periodos distintos en su estudio. El primero fue de 1900 a 1949, cuando dicen que la huella del calentamiento global fue la más obvia.

Durante este tiempo, según lo predicho por los modelos, se observó sequía en Australia, gran parte de América Central y América del Norte, Europa, el Mediterráneo, Rusia occidental y el sureste de Asia. Al mismo tiempo, se volvió más húmedo el oeste de China, gran parte de Asia central, el subcontinente indio, Indonesia y Canadá central.

Desde 1950 hasta 1975, el patrón se dispersó en eventos aparentemente aleatorios. Los científicos creen que esto podría estar relacionado con enormes cantidades de aerosoles industriales que luego se vierten en el aire sin los controles modernos de contaminación.

Estos pueden afectar a la formación de nubes regionales, la lluvia y la temperatura, entre otras cosas, bloqueando la radiación solar y proporcionando núcleos para las gotas de humedad. Los científicos creen que los efectos complejos de los aerosoles probablemente arrojaron una llave inglesa al clima en muchos lugares, enmascarando los efectos de los gases de efecto invernadero, a pesar de que esos gases siguieron aumentando.

Entonces, empezando en la década de 1970, muchos países industriales, incluidos Estados Unidos, comenzaron a instituir leyes de aire limpio cada vez más estrictas. A pesar de que las actividades industriales siguieron creciendo, se nivelaron los aerosoles rápidamente o disminuyeron ligeramente en muchos lugares. Pero al mismo tiempo, las emisiones de gases de efecto invernadero continuaron aumentando, junto con las temperaturas. Como resultado, afirman los autores, la huella del calentamiento global en el hidroclima comenzó a resurgir alrededor de 1981.

La señal aún no es tan obvia como lo fue a principios del siglo XX, pero sigue aumentando, especialmente desde alrededor del año 2000. “Si no lo vemos venir más fuerte en, digamos, los próximos 10 años, deberíamos preguntarnos si tenemos razón”, señala Marvel.

Todos los modelos proyectan que debería verse una sequía sin precedentes pronto, en muchos lugares

Muchas de las áreas que se espera que se sequen son centros de producción agrícola y podrían volverse áridas permanentemente. “Las consecuencias humanas de esto, particularmente el secado en gran parte de América del Norte y Eurasia, probablemente serán graves”, dice el estudio.

Se prevé que las precipitaciones en gran parte de América Central, México, el centro y oeste de Estados Unidos y Europa se mantendrán aproximadamente igual o incluso aumentarán.

Pero, según el nuevo estudio y un documento separado de 2018, es probable que predomine el incremento de las temperaturas y la evaporación resultante de la humedad de los suelos en esas regiones. Se espera que la región mediterránea sea golpeada con un doble golpe de menos lluvias y más evaporación por calor.

Añadido a la dinámica de la sequía de todas las áreas afectadas: se espera que las poblaciones sigan aumentando, lo que se suma a la demanda de agua. Se espera que algunas áreas se vuelvan más húmedas, pero esto no necesariamente es bueno.

Se estima que India y algunas naciones circundantes recibirán más lluvia, porque están asentadas de lleno en el camino de los vientos monzónicos que recogen la humedad de los océanos Pacífico e Índico, y esos océanos se están calentando. Pero la lluvia puede venir tal vez más a menudo en tormentas abrumadoras, y no necesariamente en momentos en que se necesita.

“Este importante documento ofrece nuevos conocimientos sobre el vínculo entre el aumento de los gases de efecto invernadero atmosféricos y las sequías regionales, tanto en el pasado como cada vez más en el futuro”, sentencia Peter Gleick, cofundador del Instituto del Pacífico de California y experto en temas de clima y agua.

“También confirma la creciente sofisticación de nuestros modelos climáticos y mejora las herramientas disponibles para detectar e identificar la huella de los impactos humanos en eventos hidrológicos extremos“, concluye.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Entradas destacadas

Añade tu comentario

Necesitas estar loggeado para comentar el post.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies