Un minuto de medio ambiente en casi tres horas de debate

Un minuto de medio ambiente en casi tres horas de debate

Un largo debate electoral en esta breve campaña. Los candidatos a presidente del Gobierno obviaron casi por completo las referencias a la crisis climática. En un debate bronco, solo Pedro Sánchez dedicó más de una frase a la transición ecológica


Cataluña, pactos de Gobierno y crisis económica. Estos temas monopolizaron este lunes el primer y único debate a cinco de la campaña electoral reducida en la que está inmersa España por segunda vez en menos de un año. Fue una discusión larga, llena de piques dialécticos y ataques verbales entre los candidatos de los cinco partidos con más de un 10% de votos a nivel nacional. Pero hubo un tema que, a pesar de estar entre las mayores preocupaciones de los españoles a nivel internacional, brilló por su ausencia: la protección del medio ambiente.

Cinco bloques temáticos, preguntas de los periodistas e incluso la posibilidad de sobrepasar el tiempo acordado para fomentar los intercambios entre los cinco políticos que se habían reunido en el Palacio de Cristal de la Casa de Campo de Madrid. Ninguna de estas ideas ayudó demasiado a agilizar un debate en el que, salvo en momentos puntuales, cada candidato se esforzaba en vender su programa a su electorado, sin entrar casi a debatir propuestas entre ellos, más allá de ataques a lugares comunes.

Pedro Sánchez (PSOE) fue el primero en mencionar “la transición ecológica” y el único que utilizó un concepto ambiental, aunque fuera dentro de una lista amplia de medidas de Gobierno, en su minuto inicial. También fue el que más tiempo dedicó a temas de medio ambiente, aunque en cualquier caso no habló al respecto más de una treintena de segundos. Tuvo tiempo para defender que para luchar contra la emergencia climática, su Gobierno “ha hecho cosas inéditas y muy potentes” como el Plan Nacional de Energía y Clima y la Estrategia de Transición Justa para las cuencas mineras y sus comarcas así como a los afectados del cierre de centrales térmicas. “No vamos a dejarles solos”, aseguró.

El actual presidente en funciones lamentó también la confirmación de que EEUU se retiraba de la cumbre del clima y aseguró que el mundo se encontraba inmerso en una “emergencia climática”. Y, en el último bloque, de política internacional, recordó que España va a celebrar en menos de un mes la Cumbre del Clima COP 25 “como un gesto hacia Latinoamérica y el pueblo chileno”.

Sin debate ambiental

Hubo pugna entre las derechas y las izquierdas, hubo un todos contra Sánchez e incluso un breve pero intenso enfrentamiento sobre memoria histórica entre los líderes de los dos extremos del espectro político español: Pablo Iglesias (Unidas Podemos) y Santiago Abascal (Vox). Lo que no hubo fue discusión ambiental.

Sobre todo, el silencio vino de la derecha. A pesar de que hay estudios que demuestran que la preocupación por el medio ambiente es transversal ideológicamente, tanto Albert Rivera (Ciudadanos) como Abascal obviaron completamente el tema. El líder de Vox, a pesar de que su partido niega el origen humano del calentamiento global, no quiso hacer bandera de ser el único que no acepta el consenso climático en España.  Y Pablo Casado, presidente del PP, se acordó del sector por primera vez casi al final del debate, cuando utilizó la celebración de la próxima COP 25 en Madrid como arma arrojadiza contra Pedro Sánchez, haciendo complicados paralelismos entre Cataluña y Chile.

Eso sí, Casado presumió poco después de que los populares fueron los primeros en crear un Ministerio de Medio Ambiente [en 1996]  y listó los logros ambientales del PP, que ratificó en 1996 el Protocolo de Kioto; en 2015 el Acuerdo del Clima de París y en 2017 los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Tampoco Pablo Iglesias, a pesar de llevar en su programa una batería de medidas para luchar contra el cambio climático y fomentar las energías renovables, entró prácticamente en materia en lo referido al medio ambiente. Fue el segundo en mencionar “la transición ecológica” tras Sánchez, pero se quedó ahí y no apostó por hacer ninguna alusión más al calentamiento global o los objetivos de desarrollo sostenible.

En Europa tampoco se habla

En Europa, las menciones al medio ambiente en los debates electorales también son marginales. 

A pesar del increíble aumento de la preocupación por el medio ambiente a nivel global, en los debates presidenciales de otros países de nuestro entorno tampoco se ha puesto demasiado énfasis en el medio ambiente. En las últimas elecciones francesas, en 2017, Emanuel Macron y Marine Le Pen debatieron durante más de dos horas en prime time sin hacer una sola alusión directa a la crisis climática. Mismo escenario en Italia: en un cara a cara reciente entre el ex primer ministro Matteo Renzi y el ultraderechista Matteo Salvini, con claros tintes electorales a pesar del nuevo Gobierno puesto en marcha hace apenas unos meses, no se mencionó el medio ambiente ni de pasada.

Algo más de suerte tienen en Alemania, donde en el último debate televisado, un cara a cara entre la conservadora Angela Merkel y el socialista Martin Schulz, sí se explicitó una defensa del medio ambiente por parte de ambos candidatos. Aun así, despacharon con celeridad un tema en el que estaban prácticamente de acuerdo en todo. Y en Reino Unido, el escenario fue parecido. En el último debate organizado antes de que la locura del Brexit lo inundara todo, el conservador David Cameron prometió dirigir “el Gobierno británico más verde de la historia”, algo similar a lo que dijo su rival de entonces, Ed Miliband.

Varios análisis de opinión del último año (realizados por el Real Instituto Elcano, el Pew Research Center o incluso la Unión Europea, como el Eurobarómetro del pasado septiembre) han colocado el cambio climático como la mayor preocupación a nivel mundial y como la principal amenaza mundial para los españoles. Pero aún falta para que esta idea se vea reflejada en el debate político.

Debate entre portavoces ambientales

Para conocer con más profundidad las propuestas ambientales de los principales partidos puede servir de referente el debate organizado por la Agencia Efe y la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

Apenas 12 horas después de que los principales espadas de los partidos debatieran en la televisión ante millones de espectadores, los expertos en el área ambiental de los grupos parlamentarios con representación en el Senado expusieron sus propuestas en materia de medio ambiente y transición ecológica ante un público especializado.

Este es el vídeo completo del debate, en el que participaron  finalmente los representantes del Grupo Socialista (José Salvador Sierra) por el Grupo Socialista, del Popular (Juan José Sanz Vitorio, por el Grupo Popular), Ciudadanos (Pilar Liébana), por el Grupo de Ciudadanos y Víctor Lasa, por el Grupo de Unidas Podemos.


 



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Entradas destacadas

Añade tu comentario

Necesitas estar loggeado para comentar el post.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies