Un planeta sano: el derecho humano del siglo XXI - EL ÁGORA DIARIO

Un planeta sano: el derecho humano del siglo XXI

Más de cien organizaciones internacionales han pedido a la ONU la inclusión de un nuevo derecho para toda la humanidad: el derecho a un planeta sano. De aceptar la propuesta en septiembre, esta sería la primera ampliación de la declaración de Derechos Humanos desde su proclamación en 1948


La Declaración Universal de los Derechos Humanos, proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París el 10 de diciembre de 1948, marcó un hito en la historia de la humanidad. Elaborada por representantes de todas las regiones del mundo con diferentes antecedentes jurídicos y culturales, estableció, por primera vez, los derechos humanos fundamentales que deben protegerse en el mundo entero.

Ahora, 72 años después, más de cien organizaciones internacionales han pedido a la ONU la inclusión de un nuevo derecho para toda la humanidad: el derecho a un planeta sano. De aceptar la propuesta, esta sería la primera ampliación de la declaración de Derechos Humanos desde su proclamación a mediados del siglo pasado.

Las organizaciones, lideradas BirdLife International, la mayor asociación de conservación del mundo, en la que está integrada la española SEO/BirdLife, han lanzado la campaña ‘Un planeta, un derecho’ (con el hastagh #1Planet1Rigth) ‘1Planeta1Derecho’. A la iniciativa ya se han sumado ClientEarth y el Pacto Mundial para el Medio Ambiente, así como el Relator Especial de las Naciones Unidas.

El relator especial de Naciones Unidas sobre los derechos humanos y el medio ambiente, David R. Boy, envió una carta al secretario general de la ONU, Antonio Gustares, con motivo del Día de la Tierra en la que le pidió oficialmente este nuevo derecho humano. Ahora ha lanzado una petición de firmas internacional para que se sumen voces que apoyan la iniciativa.

Nueva Delhi
Un motociclista de Nueva Delhi conduce con máscara duran la emergencia sanitaria declarada por el Ayuntamiento de la ciudad por la mala calidad del aire. | Foto: Efe

“El derecho a un planeta sano, como derecho humano universalmente reconocido, sería un poderoso complemento del conjunto de instrumentos para salvar el planeta. El derecho a un medio ambiente saludable ya proporciona la base para gran parte del progreso que estamos viendo en diferentes naciones de todo el mundo. Lo que tenemos que hacer ahora es aprovechar este momento de crisis ecológica mundial para asegurar el reconocimiento de este derecho por parte de las Naciones Unidas, de modo que todos, en todas partes, se beneficien. El derecho humano a un planeta sano, si es reconocido por todas las naciones, podría ser el derecho humano más importante del siglo XXI“, ha manifestado Boyd.

Un planeta herido

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado de que el 23% de las muertes en todo el mundo están vinculadas al daño y la destrucción del medio ambiente, mientras que cientos de millones de personas padecen enfermedades relacionadas con entornos poco saludables y no naturales.

Además, el cambio climático da lugar directamente fenómenos extremos: tormentas más frecuentes e intensas, sequías, incendios forestales y aumento del nivel del mar, que a su vez amenazan la vida de miles de millones de personas. Igualmente, la pandemia COVID-19 tiene sus raíces en la pérdida de hábitat y el comercio ilegal de vida silvestre.

Por ello, el centenar de organizaciones subraya que este nuevo derecho humano podría ayudar a garantizar la recuperación ecológica mundial que el mundo necesita para reconstruir la sociedad después de la pandemia tenga en cuenta tanto la biodiversidad como las emergencias climáticas.

La directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz, ha reclamado que la justicia ambiental es “la pieza que falta en la gobernanza mundial para lograr la equidad y la agenda 2030”.

“Tener un nuevo derecho universal que defienda un medio ambiente sano garantizaría esa justicia social y ambiental”, añade Ruiz que considera que Europa debe liderar este cambio, impulsar una nueva economía social, la recuperación verde que permita la revolución ambiental por la sostenibilidad.

contaminación
Un hombre y una mujer se protegen con máscaras de la nube de contaminación que cubre la ciudad de Pekín (China). | EFE/Archivo/Wu Hong

La nueva normalidad debe acabar con lo insostenible. Necesitamos globalizar el derecho a un medio ambiente sano y relocalizar la economía”, ha añadido.

La campaña ‘1Planet1Right’ pide que se vote para incluir el derecho a un medio ambiente sano en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en la Asamblea General de las Naciones Unidas y como tema urgente en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica a mediados de septiembre de 2020.

Para la directora ejecutiva de BirdLife International, Patricia Zurita, si el planeta está enfermo las personas se enferman. “Ahora mismo, nuestro planeta nunca ha estado más enfermo. La supervivencia de la humanidad ya está amenazada por las crisis del clima y la biodiversidad, y esta pandemia nos ha llevado un paso más cerca del borde”, ha apostillado.

Por último, destaca que para transformar y salvar la sociedad, el punto de partida debe ser asegurar que todas las personas tengan la misma línea de base que pasa por “garantizar a todos el derecho a un planeta sano”.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
COP 25
COP 25
Nuestras Historias del Día
Otras noticias destacadas

Añade tu comentario

Necesitas estar loggeado para comentar el post.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies