Borrar correos y archivos para ayudar a salvar el planeta - EL ÁGORA DIARIO

Borrar correos y archivos para ayudar a salvar el planeta

Borrar correos y archivos para ayudar a salvar el planeta

Si elimináramos todos los archivos y correos superfluos de ordenadores y telefónos móviles, no solo estaríamos prolongando la vida de nuestros dispositivos, sino que además se evitaría una gran cantidad de emisiones de efecto invernadero


El Ágora
Madrid | 30 septiembre, 2020

Tiempo de lectura: 3 min



En el mundo digital, al igual que ocurre con el medio ambiente, hay una enorme cantidad de basura. Mensajes, correos eléctronicos, aplicaciones, fotos y vídeos, a menudo innecesarios u olvidados, que quitan espacio de almacenamiento de nuestros teléfonos inteligentes, tabletas,ordenadores portátiles, y servidores web. Pero si elimináramos todos esos archivos superfluos, no solo estaríamos prolongando la vida de nuestros dispositivos, sino que además se evitaría una gran cantidad de emisiones de efecto invernadero.

Muchos ciudadanos no son conscientes del impacto en el medio ambiente que tiene nuestra actividad online. Según la ONG World Cleanup, la huella de carbono de Internet y los sistemas que lo respaldan representan aproximadamente el 3,7% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, una cantidad similar a la producida globalmente por la industria de las aerolíneas. Esto se debe entre otras cosas a que cada día se envían 293 mil millones de correos electrónicos en todo el mundo, muchos de los cuáles nunca se borran y ocupan espacio en la nube.

Anualmente, el uso del correo electrónico por parte de una empresa de tan solo 100 empleados, genera 13,6 toneladas de CO2, lo que equivale a 14 viajes de ida y vuelta desde París y Nueva York. En total, el 10% de la electricidad mundial se consume con tecnología digital. Y la situación no puede sino ir a peor: algunos estudios estiman que en una década la red de Internet producirá el 20% de los gases de efecto invernadero del mundo.

Teléfono móvil Imagen de Pexels

Una gran parte de este problema son los correos engañosos o spam. Cada año se envían alrededor de 62 billones de correos electrónicos no deseados, que requieren el uso de 33 mil millones de unidades de electricidad y provocan 20 millones de toneladas de CO2 por año. De hecho, el 80% de esta electricidad es consumida por la lectura y eliminación de spam.

Sin embargo, y aunque ciertas prácticas como recibir correo no deseado escapan a las capacidades de los usuarios, cada persona puede aportar su granito de arena limpiando regularmente su portátil, su móvil y su correo electrónico. A continuación, algunos consejos para librarte de todos esos archivos innecesarios:

  • Limpia tu ‘smartphone’. Elimina todas las aplicaciones que no hayas usado durante un tiempo o que solo hayas usado unas pocas veces. Es importante eliminar también todas esas aplicaciones y juegos viejos e innecesarios que has descargado, pero que aún no has probado realmente, ya que consumen energía incluso cuando no están en uso. También es necesario ordenar las fotos y eliminar todos las duplicadas o las borrosas. Haciendo esto no solo cuidarás el medio ambiente, sino que además el rendimiento del teléfono será mejor.
  • Limpia tu ordenador. Limpia tu PC y elimina los archivos duplicados o inútiles. Ordena tus fotos, elimina las duplicadas y las borrosas. Revisa los videos y elimina los archivos vistos o innecesarios. Archiva los documentos importantes.
  • Limpia tu buzón de entrada. Filtra los correos electrónicos por el más antiguo y archívalos. Cancela la suscripción a los boletines que no has leído. Selecciona conversaciones largas, elige la más nueva y borra todo lo demás. Busca nombres, direcciones y palabras comunes para reunir correos electrónicos similares para poder tratarlos en masa. Pero, sobre todo, sé valiente y haz clic en el botón BORRAR en todo lo que no sea importante.
  • Elimina citas antiguas de tus calendarios en línea. Todas esas citas atrasadas se acumulan en tu carpeta de calendario y generan desechos digitales. Haz que eliminarlos sea parte de tu rutina semanal.
  • Cambia tu mentalidad. Piensa en cómo evitar enviar correos electrónicos: en lugar de eso, utiliza más lugares de trabajo conjunto o mantén los archivos en una nube en un solo lugar para que no sea necesario mantener el mismo archivo en todos los ordenadores. Y, sobre todo, deja de enviar correos electrónicos de “ok” y “gracias”.


Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas