El presidente Piñera anuncia que Chile renuncia a la COP25 - EL ÁGORA DIARIO

El presidente Piñera anuncia que Chile renuncia a la COP25

El presidente Sebastián Piñera anuncia que Chile renuncia a ser la sede de la conferencia internacional del clima, COP25, que estaba previsto celebrar este próximo mes de diciembre. El mandatario afirma que su interés es priorizar los problemas internos del país, que lleva días sumido en violentas protestas ciudadanas y disturbios

 


La XXV Conferencia de las partes de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (COP25), programada para el próximo mes de diciembre no se celebrará en Chile como estaba previsto, tras anunciar su presidente Sebastián Piñera, que el país renuncia a acoger el encuentro.

Piñera ha afirmado en una alocución pública que esta renuncia se debe a que su “primera preocupación como gobierno es concentrarnos absolutamente en restablecer el orden público, la seguridad ciudadana y la paz social” que se ha visto comprometida en las últimas semanas en todo el país por las protestas ciudadanas.

Tras lamentar los inconvenientes que esta decisión provoca a la comunidad internacional, Piñera ha reafirmado el compromiso del país en la lucha contra el cambio climático.

Ha insistido en recalcar el compromiso de Chile con la COP y la “voluntad de mantener el liderazgo en la lucha contra el cambio climático, cuidar mejor los océanos y transformarse en un país carbono neutral antes del año 2050 mediante un plan de descarbonización, transformar el tráfico actual por la electromovilidad, la apuesta por la reforestación y recuperación de bosques y crear una nueva cultura de cuidado y respeto a la naturaleza”.

La conferencia de emergencia climática se celebra desde hace 25 años y reúne durante unos 15 días a miles de científicos, empresarios, representantes institucionales, organizaciones no gubernamentales y gobiernos de todo el mundo.

La primera semana tiene siempre un carácter muy técnico, pero durante los últimos días de la cumbre, durante el llamado “tramo ministerial“, se dan cita numerosos jefes de Estado y ministros responsables de cambio climático de cientos de países.

Reacción de la ONU

Tras el anuncio de Piñera, las Naciones Unidas no tardó en ofrecer su reacción. Durante su encuentro diario con la prensa, el portavoz alterno de las Naciones Unidas, Farhan Haq, explicó que la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC) trata de determinar qué tipo de alternativas se pueden tomar en este momento.

Interrogado sobre si prefería que la conferencia se celebrase en alguna localización alternativa de América Latina, Haq dijo que corresponde a la Convención evaluar las eventuales localizaciones, pero añadió que “hubo precedentes en los que el país anfitrión no fue el mismo que el del lugar de celebración”.

Igualmente, no quiso especular sobre si el cuartel general de la ONU en Nueva York podría albergar el encuentro e indicó que hasta el momento tiene constancia “de que Chile continuará presidiendo la 25ª sesión de la Conferencia de las Partes, por lo que continuará el liderazgo que ha venido ejerciendo durante los últimos meses”.

Por su parte, las autoridades de Costa Rica, como coorganizadores, han solicitado trasladar el evento a la sede costarricense de Escazú, donde ya celebraron la PreCOP25 el pasado mes de octubre.

Cumbre clave para reforzar el Acuerdo de París

Esta cumbre, que suele atraer también a los principales líderes medioambientales y dirigentes de todo el planeta, era especialmente trascendente este año, como última oportunidad para activar el Acuerdo de París que tiene que estar plenamente vigente en enero de 2020.

Solo una vez antes una conferencia de este tipo no se había celebrado en el país que había sido asignado, pero fue por problemas únicamente logísticos, y ocurrió en 2017, cuando Fiyi, un país insular de la Polinesia renunció a organizarla en su territorio para hacerlo en Bonn, aunque bajo la presidencia del pequeño Estado y con la denominación “Fiyi-Bonn”.

Bonn ha acogido varias cumbres y múltiples reuniones sobre crisis climática por ser la sede de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Tampoco estaba inicialmente previsto que fuera Chile el país que albergase esta cumbre, ya que el país inicialmente designado era Brasil, pero renunció a su organización tras el triunfo electoral de Jair Bolsonaro.

La COP25 que se iba a celebrar en Chile buscaba impulsar las garantías para poner en marcha a partir de 2020 el Acuerdo de París concebido como el primer pacto mundial vinculante en defensa del clima del planeta.

La Conferencia de las Partes o COP es el órgano supremo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (Cmnucc), en donde los jefes de Estado y de Gobierno, o en su nombre los ministros, toman decisiones para intentar mitigar los efectos de la crisis climática derivados de la acción humana.

En estas conferencias anuales pueden participar todas las partes de la Convención mientras que los representantes de empresas, organizaciones internacionales, grupos de interés y asociaciones tienen estatuto de observador.

El instrumento actual para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global hasta 2020 sigue siendo el Protocolo de Kioto, en cuya segunda fase de vigencia planteó reducir las emisiones al menos un 18% por debajo de los niveles de 1990.

El Acuerdo de París firmado en 2015 establece un plan de acción mundial para limitar el calentamiento global muy por debajo de los 2 grados y proseguir los esfuerzos para que no supere los 1,5 grados.

Estas conferencias sobre el clima suelen convocar a miles de activistas que piden en las calles y a través de numerosos actos reivindicativos medidas más contundentes para proteger el clima.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas