¿Hemos llegado al comienzo del fin del petróleo sin darnos cuenta?

La demanda mundial de petróleo ha bajado a niveles de 1995. Los almacenes se llenan de crudo sin vender. El precio cae a los 20-30 dólares por barril, pero ni siquiera eso logra remontar el mercado. Ahora mismo, el petróleo Texas no tiene salida y los productores pagan para que alguien se lleve la carga. Venden a pérdidas. El coronavirus ha asestado un golpe brutal a la industria petrolera, afirma la Agencia Internacional de la Energía. Puede ser el comienzo del ‘peak oil’, el momento en el que el consumo ya no volverá nunca a ser tan alto