La ONU aplaza la cumbre del clima al año 2021 por el coronavirus

La ONU aplaza la cumbre del clima al año 2021 por el coronavirus

La pandemia de coronavirus ha forzado a la ONU a suspender la cumbre del clima que iba a celebrarse en Glasgow este mes de noviembre. La COP26 se aplaza así hasta el año que viene pues los organizadores no pueden asegurar si los países estarán listos para preparar la importante cita sobre reducción de emisiones de CO2


La cumbre internacional del clima más importante desde la celebrada en 2015, cuando se aprobó el Acuerdo de París, iba a tener lugar este mes de noviembre en la ciudad escocesa de Glasgow, coorganizada por el Reino Unido y por Italia. La ONU acaba de anunciar que este encuentro, la COP26, se aplaza hasta el año que viene debido a la epidemia de coronavirus.

La decisión se ha tomado después de un encuentro vía teleconferencia entre la secretaria general de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), Patricia Espinosa, y los representantes británicos e italianos.

Según la ONU, la actual situación internacional impide asegurar la celebración del encuentro y de las reuniones preparatorias, que arrancaban en junio. “A la luz de los efectos mundiales en curso de Covid-19, ya no es posible celebrar una COP26 ambiciosa e inclusiva en noviembre de 2020” afirma Naciones Unidas. Incluso la sede donde iba a celebrarse el encuentro de Glasgow, el SEC Arena, ha sido designado por el Gobierno escocés para convertirse en un hospital de campaña para enfermos de coronavirus.

“El mundo se enfrenta actualmente a un desafío mundial sin precedentes y los países están centrando acertadamente sus esfuerzos en salvar vidas y luchar contra Covid-19. Por eso hemos decidido reprogramar la COP26″, ha afirmado el presidente de la COP26 y secretario de Estado de Negocios, Energía y Estrategia Industrial de Gran Bretaña, Alok Sharma, que estaba designado para presidir la cumbre internacional.

La ONU no ha dado una fecha alternativa para la celebración de la cumbre, pero de forma no oficial se especula con que podría ser en junio de 2021.

La directora general de la European Climate Foundation e impulsora del Acuerdo de París, Laurence Tubiana ha señalado que “la Presidencia del Reino Unido y todos los gobiernos deben aprovechar este tiempo para diseñar planes de recuperación y transición resilientes que consideren el clima, la biodiversidad, el desarrollo y la justicia social de manera integrada”, según informa Efe.

Un revés para la negociación internacional

El aplazamiento del encuentro es un revés para el avance de la estrategia internacional contra el cambio climático. La COP26 era un encuentro clave, pues era el examen de reválida previsto cinco años después de acuerdo de París. En la COP26 de Glasgow se debían presentar los informes de situación, analizar cómo habían funcionado las medidas tomadas y, sobre todo, tratar de obtener un compromiso por parte de los países para aumentar la ambición en el recorte de las emisiones.

El Acuerdo de París tiene el objetivo de que la temperatura del planeta no pase de los dos grados de aumento respecto a los niveles preindustriales, pero con el nivel actual estamos en la senda de los 3,4 º una temperatura que según los científicos supone aventurarse a padecer consecuencias impredecibles.

La última reunión del clima de la ONU, la COP25, se celebró en Madrid el pasado mes de diciembre, después de que Chile renunciara a última hora a organizar el encuentro por los disturbios que sufría el país.

España ha remitido esta misma semana a la Comisión Europea el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 que pretende reducir un 23% las emisiones de gases de efecto invernadero respecto a 1990 y generar entre 250.000 y 350.000 empleos netos anuales hasta 2030.

Europa reafirma su compromiso

La reacción europea tras el anuncio ha sido de compromiso con la ruta climática. El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, declaraba en una nota oficial que la UE entiende como lógico el aplazamiento teniendo en cuenta que la actividad diplomática está ralentizada durante la epidemia y que es preferible evitar que la COP26 no llegara a cumplir la expectativas debido a ello.

A pesar de ello, afirma Timmermans, la UE seguirá trabajando en reforzar la reducción de emisiones y avanzar hacia una economía sostenible usando para ello la estrategia del New Green Deal presentado en diciembre de 2019.

La Comisión Europea, afirma su vicepresidente, sigue trabajando para presentar en septiembre de 2020 un plan para elevar las ambiciones y proponer un recorte de emisiones de CO2 del 50 % – 55 % para el año 2030 respecto a los niveles de 2030.

Teresa Ribera: no hay que relajar la lucha climática

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha señalado, que el aplazamiento de la COP26 “no es una buena noticia, aunque justificada“, y no debe implicar relajación en orientar la lucha contra el cambio climático.

“Este año el mundo se enfrenta a un desafío global desconocido y que ahora estamos aprendiendo a abordar y resolver. Esta situación mina la energía y las necesidades de trabajar con seriedad para responder a la llamada de la COP26“, ha afirmado.

En opinión de Ribera, la pandemia no debe suponer relajación en los objetivos climáticos. “La recuperación y el relanzamiento de las economías y del patrón de convivencia social encontrarán en las soluciones climáticas un espacio de bienestar para todos”, ha afirmado, según declaraciones que recoge Efe.


Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
COP 25
COP 25
Nuestras Historias del Día
Otras noticias destacadas

Añade tu comentario

Necesitas estar loggeado para comentar el post.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies