Los españoles creen que pasarán entre uno y tres años para recuperar la normalidad

Los españoles creen que pasarán entre uno y tres años para recuperar la normalidad

Un estudio sociológico del CSIC revela que la mayoría de la población es pesimista respecto a lo que se va a tardar en volver a la normalidad tras la crisis del coronavirus. Los españoles consideran muy necesarios los controles sanitarios a la población durante los próximos seis meses


Una vez acabe el confinamiento estricto, los ciudadanos tendrán que armarse de paciencia antes de recuperar la normalidad pre-coronavirus. El distanciamiento social parece que ha venido para quedarse al menos un tiempo y todos los Gobiernos ya han explicado a la población que el tira y afloja con la pandemia continuará hasta que se encuentre una vacuna, que no se espera hasta dentro de 18 meses, según la mayoría de estimaciones. Al menos, los españoles parecen haber entendido esta “nueva normalidad”: la mayoría de los ciudadanos estima que tardaremos entre uno y tres años en recuperar una vida parecida a la que había antes del coronavirus.

Esa es la principal conclusión del estudio sociológico realizado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con el objetivo de conocer las opiniones e inquietudes de la población española respecto a la dimensión social de la pandemia de la COVID-19. La investigación está basada en una muestra de 2.391 entrevistas realizadas en todo el país, entre el 4 y el 11 de abril, es decir, en la cuarta semana de confinamiento.

El estudio explora cómo han penetrado las preocupaciones por el coronavirus en la sociedad y analiza sus consencuencias en las expectativas y esperanzas de la gente. Y queda claro que, para la mayoría, el confinamiento es una cuestión de civismo: preguntadas por las tres cuestiones que consideran más importantes para salir de la crisis sanitaria, las personas encuestadas resaltan sobre todo la responsabilidad ciudadana (un 45,5% cita esta cuestión como la más importante) y los descubrimientos científicos (un 30,2% los nombra en primer lugar). La gestión realizada por el Gobierno queda relegada a la tercera posición (con tan solo un 15,6% de menciones como factor más importante).

Además, muchos parecen tener muy claro cuáles tienen que ser los siguientes pasos que se han de dar para contener la pandemia y volver a la normalidad. Las personas encuestadas consideran muy necesaria la realización de controles sanitarios a la población durante los próximos seis meses (86,2%), así como el confinamiento de las personas que sean diagnosticadas con COVID-19 o consideradas de alto riesgo (78,3%).

También cuenta con un amplio respaldo la opción de suprimir espectáculos y encuentros cuyo aforo no permita mantener la distancia social (70,7%), el uso obligatorio de mascarillas y guantes (70,6%), así como limitar los desplazamientos de la población (66,3%). El grado de apoyo es menor cuando se plantea la opción de restringir el acceso a espacios públicos como parques y playas: el 51,9% considera necesaria esta medida frente al 20,1% que la considera poco o nada necesaria.

Inquietud económica

Lo que parece claro es que la mayor preocupación de los españoles no es tanto la pandemia en sí sino las posibles consecuencias económicas de la misma, una vez es evidente que la producción de muchos países va encaminada a la recesión. El informe recoge también que “la inquietud por el futuro económico se centra fundamentalmente en la viabilidad de los negocios y en mantener los niveles de ingresos anteriores a la crisis”. Y, también, que “una amplia mayoría prevé un aumento de los impuestos y problemas a la hora de financiar las prestaciones sociales” en esta nueva normalidad post-COVID-19.

Con respecto a las consecuencias concretas en el tejido económico y laboral de España, parece haber bastante acuerdo en que aumentará el consumo de productos nacionales (60,1% considera esta situación bastante o muy probable), será más frecuente el teletrabajo en las empresas (56,1%) y disminuirá la asistencia a eventos multitudinarios (55,5%).

Por otra parte, la mayoría de los encuestados valora la convivencia en su hogar como “buena” o incluso “muy buena” y que el riesgo percibido de contagio es “moderado” de cara a las próximas semanas, aunque preocupa sobre todo en el caso de familiares.

El estudio ha sido realizado por el IESA-CSIC de Córdoba, un centro de investigación en ciencias sociales que, entre otros cometidos, busca el conocimiento y análisis de la realidad social. ESPACOV, que es como se ha denominado el informe, tuvo que tener en cuenta las particularidades de la nueva realidad incluso para su concepción: fue gestado, diseñado e implementado en la modalidad de teletrabajo, coordinado por el director del centro, Rafael Serrano, y el vicedirector del centro, Sebastián Rinken.


Otras noticias destacadas