Inseguridad y pandemia - EL ÁGORA DIARIO

Inseguridad y pandemia

El coronavirus en México ha generado la paradoja de que el país registre el mayor número de homicidios del año en medio de la cuarentena. Las medidas de restricción de la movilidad y las recomendaciones de las autoridades no han conseguido frenar la violencia


Contra lo que se piensa, aparentemente la inseguridad en la vive México es una oportunidad para hacer negocio. Por cuestiones de inseguridad, las empresas e instituciones invierten en México entre el 5 y 8% de su gasto operativo en resguardar su información, mercancía y personal, lo cual ha favorecido al crecimiento de la industria de la seguridad, detalló Armando Zúñiga Salinas, coordinador general de Agrupaciones de Seguridad Unidas por un México Estable (Asume).

Subrayó que durante más de tres décadas este sector ha contribuido a la creación de más de 600 mil empleos, al igual que ha contribuido al 2% del Producto Interno Bruto (PIB) del país ante el clima de inseguridad.

La estrategia del combate a la violencia del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador durante su primer año de gobierno no ha dado resultados trascendentales, si bien la reducción de la percepción de inseguridad bajó un punto durante 12 meses, es tan pequeña que estadísticamente es insignificante, sostuvo un experto.

En diciembre de 2018 el nivel de percepción ciudadana de inseguridad se colocó en 73.7 puntos, mientras en diciembre de 2019 fue de 72.9, refirió la Encuesta Nacional de de Seguridad Pública Urbana del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Durante el primer año de la administración federal no ha cambiado la tendencia a la alta en cuestiones de inseguridad, por tanto “ la estrategia para combatir la violencia y en la percepción de los ciudadanos es tan pequeña que estadísticamente es insignificante”, refirió Francisco Javier Jiménez Ruiz, experto en la materia.

“El gobierno plantea que esto es una muestra de que estábamos viendo los primero resultados positivos, trabajo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de las autoridades municipales, en realidad eso no se puede afirmar con esos datos”, refirió el catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En el lapso de enero a noviembre de 2019 se registraron 32,604 personas asesinadas, lo cual representa un 2.7% más que lo reportado durante el mismo periodo de un año anterior, explicaron cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Policía acordonando una zona en la que se han producido asesinatos. Al menos nueve personas fueron asesinadas en tres ataques con armas de fuego en diversos puntos de la ciudad mexicana de Guadalajara, el 3 de mayo. | EFE/ Francisco Guasco

El coronavirus en México ha generado la paradoja de que el país registre el mayor número de homicidios del año en medio de la cuarentena según Alberto Nájar de la BBC News Mundo.

Los carteles y bandas criminales “no están en cuarentena”. Algunos le llaman “la segunda epidemia“, hasta ahora más letal que la propagación en México del coronavirus. Es la ola de violencia que vive el país desde hace 15 años, y que en estos días ha cobrado nuevas cifras récord.

El 20 de abril se cometieron 114 homicidios, la cifra más alta en lo que va del año y la segunda más elevada durante el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La movilidad social está prácticamente suspendida, pues la recomendación de las autoridades sanitarias es que las personas se queden en sus casas. Pero esa medida no frena la violencia.

Una de las razones, coinciden especialistas, es que a los carteles de droga y de robo de combustible -los principales generadores de violencia en el país- no les importa la pandemia de coronavirus. “Las organizaciones criminales siguen en lo suyo”, dice a BBC Mundo el especialista en seguridad Ricardo Márquez Blas. “No tienen por qué acatar las medidas de aislamiento social. La confrontación entre ellas es ahora más intensa”.

Entre enero y marzo en el país se cometieron 8.585 homicidios dolosos, un 13,5% más que en el mismo período de 2019, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En ese lapso por la pandemia de covid-19 han muerto 917 personas. Por eso algunos afirman que, por ahora, la violencia es más peligrosa para los mexicanos.

“En México tenemos una epidemia de inseguridad al alza, se mueve en paralelo al coronavirus. Pero hay más muertos por la violencia, hasta el momento”.

Curiosamente, el día más violento del año, el 20 de abril, el presidente López Obrador envió un mensaje a los delincuentes. “Bájenle, bájenle y piensen en sus familias, en ustedes mismos”, dijo en su conferencia de prensa matutina. “Estamos atendiendo lo del coronavirus pero desgraciadamente seguimos teniendo problemas con homicidios. Ni siquiera porque existe esta situación se han calmado”.

No es extraño, dice Jiménez Reynoso, Profesor e investigador de la división de estudios jurídicos del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Guadalajara. “La delincuencia en México no está en cuarentena ni entiende de eso, sigue moviéndose al mismo ritmo”. De hecho, coinciden los especialistas, los carteles de narcotráfico y las bandas de robo de combustible parecen aprovechar las medidas de salud contra la pandemia.

Un grupo de mujeres llora en la zona donde fueron ejecutadas cuatro personas por un comando armado que ingresó un domicilioel 3 de mayo, en la ciudad de Guadalajara, estado de Jalisco. | EFE/ Francisco Guasco

Las fuerzas armadas, la Guardia Nacional (GN) y las corporaciones policíacas locales desplegaron una cantidad importante de sus elementos para ayudar en la emergencia sanitaria, explica Márquez Blas, especialista en seguridad .

La Guardia Nacional vigila la mayoría de los hospitales públicos, mientras que las policías estatales y municipales “tratan de que la población acate el aislamiento social”.

Los carteles aprovechan este repliegue para tratar de arrebatarse terreno. Por eso el incremento de homicidios dolosos y la violencia, especialmente en zonas donde la guerra entre bandas es más intensa. Así ocurre en estados como Jalisco, Michoacán o Guanajuato, en el occidente del país, donde el 20 de abril ocurrió la mayoría de los asesinatos.

La zona es disputada por el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y la banda conocida como Cartel de Santa Rosa de Lima, el mayor grupo de robo de combustible del país. El CJNG y la banda de Santa Rosa de Lima son dos de los grupos criminales más violentos del país, según especialistas y autoridades.

Pero en la disputa por los mercados de droga y robo de combustible participan otras organizaciones, como los restos del cartel La Familia Michoacana o la banda de Los Viagras.

Esta guerra es una de las causas del incremento de la violencia durante la pandemia de coronavirus, dicen los analistas consultados por BBC Mundo.

Pero otra es que en su estrategia de seguridad el gobierno de López Obrador no contempla acciones militares contra los carteles, como sucedió en otros años.

“Si lo sumas, te das cuenta de que en realidad los grupos están bastante sueltos” asegura el especialista Márquez Blas.

Ciertamente la ola de violencia no es un problema nuevo, pero en la pandemia actual se vuelve más notoria, aclaran los especialistas.

En otros países el índice de violencia se redujo porque la mayoría de la población se quedó en casa, recuerda el investigador Jiménez Reynoso. En esos lugares la pandemia es más letal que los problemas de inseguridad. No es el caso de México.

“Hay más gente llorando por las muertes de la violencia e inseguridad en las calles del país que por el coronavirus”, insiste.


Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas

Añade tu comentario

Necesitas estar loggeado para comentar el post.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies