El descenso de los incendios en 2020 se debe al mal tiempo y el confinamiento

El descenso de los incendios en 2020 se debe al mal tiempo y el confinamiento

El Gobierno considera que el descenso de incendios forestales en 2020, cuando solo ha ardido la mitad de la media anual, se debe “en buena parte” a unas condiciones meteorológicas favorables y al confinamiento a causa del estado de alarma debido al coronavirus.


El efecto del confinamiento de los últimos meses sobre la naturaleza es cada vez más palpable. Al descenso de la polución o al aumento de la biodiversidad rural y urbana se suma ahora un descenso en el número de incendios: hasta el pasado 30 de abril, se han registrado 2.032 siniestros que afectaron 12.947 hectáreas, lo que representa la mitad de los valores de la media del último decenio. Para el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, la explicación se encuentra en la cuarentena forzosa de la población y en el mal tiempo de los últimos meses, ya que ha habido más precipitaciones y humedad que en el mismo periodo del año pasado.

En 2019 el número de siniestros alcanzó los 10.883 (89% de la media del decenio), afectando a 83.962,69 hectáreas (85% de la media del decenio), una tendencia al alza que se ha visto bruscamente interrumpida este 2020. Así lo pone de manifiesto el Ministerio en un comunicado en el que informa de que el Comité de Lucha contra Incendios Forestales (CLIF) se ha reunido este martes de modo telemático con el fin de coordinar las actuaciones de defensa contra el fuego a nivel nacional ante la campaña de verano.

Se trata de la primera reunión de este órgano técnico desde que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico asumiera las competencias en materia de incendios forestales, que antes descansaban en el Ministerio de Agricultura.

La reunión ha estado presidida por el director general de Biodiversidad, Bosques y Desertificación, Jorge Marquínez, y ha contado con la presencia de representantes de los servicios de prevención y extinción de incendios de todas las Comunidades Autónomas y de la Administración General del Estado, así como representantes de la Unidad Militar de Emergencias, Ejército del Aire, Protección Civil, Guardia Civil y la Agencia Española de Seguridad Aérea.

Para los expertos del ministerio, la humedad registrada en el mes de marzo, sumada al incremento en un 40% de las precipitaciones en toda la península en la primera mitad del año hidrológico podrían explicar parte de la bajada en los incendios. En cuanto al confinamiento, las limitaciones al movimiento han reducido el número de quemas, tanto controladas como ilegales, y otras actividades humanas que se encuentran en el origen de muchos incendios. Recordemos que, según organizaciones ecologistas, el 80% de los incendios en España son provocados de forma negligente o voluntaria.

Plan contra incendios en la crisis sanitaria

En relación a la crisis sanitaria, se ha compartido con los miembros del Comité, el plan frente al coronavirus del dispositivo de prevención y extinción de incendios forestales de la Subdirección General de Política Forestal y Lucha contra la Desertificación del MITECO.

Este plan recoge las pautas operativas para retomar el servicio de apoyo a las comunidades autónomas en materia de prevención y extinción de incendios forestales, tanto en el territorio como en el Centro de Coordinación de la Información Nacional sobre Incendios Forestales (CCINIF), teniendo en cuenta todas las medidas higiénicas y sanitarias pertinentes, y en coordinación con los servicios de Prevención de Riesgos Laborales de las distintas empresas y organismos implicados.

Según el MITECO, los responsables de incendios de las comunidades autónomas han expuesto las principales novedades de los distintos dispositivos de extinción en sus territorios, mientras que desde el MITECO, por su parte, se han expuesto las normas y el detalle del despliegue de los medios de extinción estatales.

Aunque la competencia en extinción de incendios forestales es de las Comunidades Autónomas, el Estado tiene un operativo nacional de extinción de incendios forestales, con medios aéreos y brigadas de extinción, que prestan apoyo a todas las comunidades autónomas en esta tarea.

Así, durante el periodo comprendido entre el 1 de junio y el 31 de octubre, el dispositivo contará con 73 medios aéreos, que incluyen 18 aviones anfibios de 5.500 litros de capacidad de descarga, 8 helicópteros bombarderos de 4.500 litros, 10 aviones de carga en tierra de 3.100 litros, 6 aviones anfibios de 3.100 litros y 19 helicópteros de transporte de las 10 Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) con capacidad de descarga de 1.500 litros.

Además, cuenta con 4 helicópteros de vigilancia y 4 aeronaves civiles por control remoto (RPAS) y 7 unidades móviles de análisis y planificación (UMAP), para apoyar en las tareas de extinción. También como el año pasado, MITECO ha firmado un acuerdo con la Comisión Europea para dar apoyo aéreo, dentro del programa rescEU Transition, con dos aviones anfibios.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas

Añade tu comentario

Necesitas estar loggeado para comentar el post.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies