Accesibilidad y alianzas, las claves de Aguas de Avilés por la equidad social

Accesibilidad y alianzas, las claves de Aguas de Avilés por la equidad social

Desde su nacimiento, Aguas de Avilés se ha preocupado por dar el mejor servicio a los ciudadanos de la ciudad asturiana, y por ese motivo, inició un plan con distintas asociaciones locales para hacer de la accesibilidad una realidad tanto dentro como fuera de sus instalaciones


Aguas de Avilés nació en el 2010 de la unión público-privada de Ayuntamiento de Avilés y Asturagua. Desde entonces se ha aplicado a la misión de ofrecer el mejor servicio para sus clientes entendiendo que para llegar a ese objetivo debían ir un paso más allá y ser algo más que una empresa de agua. Debía ser también una empresa social.

“Para nosotros el ciudadano es una prioridad en muchos aspectos. Sin embargo, no concebimos dar un servicio público a todos ellos sin mostrar atención a la gran diversidad de los perfiles que existen en nuestra sociedad”, resalta Carmen Álvarez Castaño, gerente de Aguas de Avilés. Se refiere a las casi cuatro millones de personas que existen en España con una discapacidad reconocida y que, al igual que el resto de habitantes, tiene el mismo derecho a acceder a algo tan fundamental y básico como es el agua.

“Paso a paso estamos trabajando en mejorar la accesibilidad a nuestros servicios porque entendemos que este es el primer y el pilar fundamental para no dejar a nadie atrás”, añade la gerente, que subraya que esto lo están consiguiendo de la mano de las asociaciones locales al ser estas las únicas que comprenden realmente las necesidades de las personas más vulnerables.

Así, gracias a la alianza en el 2019 con la Federación de Personas Sordas del Principado de Asturias (FESOPRAS), junto con la ONCE, lograron transformar las oficinas de atención al cliente en un nuevo espacio accesible para las personas invidentes y sordas. Las bandas con relieve se convirtieron en un elemento más de Aguas de Avilés, así como las novedosas balizas inteligentes, Beepcons, “que mandan avisos a los teléfonos móviles de los clientes con la información más relevante de los servicios de la empresa”.

“La oficina cuenta también con un servicio de vídeo-intérpretes en directo que ofrece la posibilidad de atender a los clientes sordomudos a través de un dispositivo digital. Esto hubiese sido imposible sin la colaboración con FESOPRAS”, resalta Carmen Álvarez.

Firma del convenido de colaboración entre Aguas de Avilés y Cruz Roja | Foto: Aguas de Avilés

Aunque tal vez el acuerdo más longevo y de mayor peso dentro de Aguas de Avilés sea el que firmaron con la propia Cruz Roja y que, en palabras de Mayte Días, coordinadora de la organización humanitaria, “tiene el objetivo claro de desarrollar actividades dirigidas a mejorar las condiciones de vida de la sociedad avilesina”, con gran un peso en los colectivos vulnerables.

Con ellos realizan talleres “con los que se acercan a las familias”. Los empleados de Aguas de Avilés imparten cursos a los voluntarios de la Cruz Roja para que estos posteriormente puedan explicar a las personas conceptos tan básicos como la factura del agua y cómo se puede entender. Lo más positivo para Mayte Días es que se trata de una alianza recíproca y, del mismo modo que los empleados de Aguas de Avilés instruían a los voluntarios, estos empleados también aprendían y se concienciaban sobre la labor social:

“Al igual que nosotros, los profesionales de Aguas de Avilés se muestran muy satisfechos cuando conocen la organización de Cruz Roja. Les hemos facilitado una formación sobre lo que somos y lo que hacemos en muchos ámbitos, hasta cursos sobre cuidados no profesionales a personas mayores porque creemos que no hay que discriminar a ningún colectivo vulnerable”, señala Días.

“La relación con Aguas de Avilés es muy cercana y la verdad que los beneficios recíprocos que obtenemos de esta alianza son muy satisfactorios. Aun queda mucho por hacer y aunque la pandemia ha supuesto un freno en este sentido, somos conscientes que esta cooperación tiene mucho potencial en muchos sentidos, ya no solo en lo que se refiere a la mejora de la accesibilidad, sino a otros objetivos ambientales que también estamos abordando con ellos”, declara la coordinadora.

También está el caso de la asociación Plena Inclusión, centrada en las personas con disparidad intelectual. Es otra entidad que ha encontrado afinidad en los objetivos sociales de Aguas de Avilés y que, al igual que Cruz Roja, está satisfecha con el trabajo que llevan haciendo con ellos. En concreto, en su acuerdo de colaboración firmaron potenciar tres vías de desarrollo resumidas en formación, medio ambiente y voluntariado corporativo.

“Nuestro colectivo representa a más de 7.000 personas en toda Asturias que sienten mucha curiosidad por el agua, además de una necesidad de preservar el recurso. Por eso, además de talleres de concienciación social, realizamos actividades que enseñan a estas personas cómo ahorrar agua en casa, cómo reciclar o como leer algo tan básico como la factura del agua”, explica Casilda Sabín, gerente de Plena Inclusión.

Carmen Álvarez y Casilda Sabín firmando el convenio de colaboración | Foto: Aguas de Avilés

Esta última actuación comenzará en enero y tendrá como público objetivo no solo las personas con discapacidad intelectual, sino personas mayores e incluso niños. En cualquier caso, esta y al igual que otras, son “actividades más que necesarias” para Casilda Sabín, que cree que de este modo se puede ir mostrando a estos colectivos el mundo en transformación en el que estamos viviendo y conceptos tan importantes como el desarrollo sostenible.

En esta misión, la cooperación se muestra “fundamental”, no solo entre asociaciones sino también entre empresas y administraciones porque “tenemos que implicarnos todos en todos los sentidos”. De lo contrario “estaríamos perdiendo el tiempo para lograr la plena inclusión y lograr nuestro desarrollo sostenible”, añade Casilda.

El Pacto Social de Aguas de Avilés es la representación tangible este necesario ecosistema de alianzas. Se trata de una mesa en la que se sientan diversos sectores de la sociedad, desde las administraciones, asociaciones y otras empresas en la que se “exponen las necesidades de la sociedad o aportación se pueden hacer para la ciudad de Avilés”, de acuerdo con Carmen Álvarez, que espera que de ella “nazcan muchos nuevos proyectos beneficiosos para todos”



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas