Acuerdo histórico para una aviación descarbonizada en 2050

Acuerdo histórico para una aviación descarbonizada en 2050

La OACI, organismo de la ONU que se encarga de regular la aviación civil en todo el mundo, ha aprobado una hoja de ruta para lograr la neutralidad de emisiones del sector para 2050 con el apoyo de 193 países, un acuerdo histórico tras dos semanas de intensas negociaciones


Los estados miembros de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), tras dos semanas de intensas negociaciones en la 41ª Asamblea de esta agencia de la ONU, alcanzaron el pasado viernes un acuerdo para lograr la emisión neta de carbono cero para 2050 en la aviación mundial.

El objetivo para el transporte aéreo descarbonizado, que sigue compromisos similares de otros sectores, «contribuirá al impulso de implementación e innovación ecológica, que debe acelerarse en las próximas décadas para lograr, en última instancia, un vuelo propulsado sin emisiones», enfatizó el presidente de la OACI, Salvatore Sciacchitano.

Para lograr este objetivo, será necesario implementar varias medidas de reducción de emisiones de CO2, como la adopción acelerada de tecnologías de aeronaves nuevas e innovadoras, operaciones de vuelo optimizadas y una mayor producción y despliegue de combustibles de aviación sostenibles.

Los países representados en la Asamblea destacaron la cuestión de la financiación viable y el apoyo a la inversión para estas medidas, y se pidió que se convocara una tercera Conferencia de la OACI sobre aviación y combustibles alternativos en 2023.

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA, en inglés) estima que el 65% de los esfuerzos de mitigación necesarios para alcanzar el objetivo de emisiones cero para 2050 serán fruto del uso de combustibles sostenibles de aviación.

Si bien las emisiones de dióxido de carbono de las operaciones aéreas nacionales están incluidas en los compromisos ambientales asumidos por prácticamente todos los países en el Acuerdo de París , un tratado internacional sobre el cambio climático respaldado por la ONU, adoptado en 2015, las emisiones resultantes de los vuelos internacionales se abordan colectivamente bajo la Convención de Chicago, que estableció las reglas del espacio aéreo en 1947, y acuerdos asociados.

Desde 1944, la OACI ha ayudado a los países a cooperar y compartir sus cielos en beneficio mutuo. Desde que se estableció, la agencia ha apoyado la creación de una red confiable de movilidad aérea global, que conecta a familias, culturas y empresas de todo el mundo, al mismo tiempo que promueve el crecimiento sostenible y la prosperidad socioeconómica dondequiera que vuelen los aviones.

Los estados nacionales son quienes toman las decisiones en los eventos de la Asamblea de la OACI, pero los debates multilaterales y los resultados, como el objetivo de cero emisiones netas para 2050, se basan en contribuciones clave de la industria y los grupos de la sociedad civil, que participan como observadores oficiales.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas