El BID reclama alianzas para la recuperación de LATAM

El BID reclama alianzas público-privadas para la recuperación de LATAM

La colaboración público-privada se presenta como una palanca para acelerar el fin de la crisis económica en América Latina y el Caribe impuesta por la pandemia de Covid-19, según el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que insiste en buscar oportunidades


La pandemia ha desquebrajado los pilares del viejo mundo, poniendo en evidencia la necesidad de una transformación inmediata para afrontar los nuevos retos que propone el nuevo paradigma. La crisis económica es uno de esos desafíos que, sobre todo, afectan en mayor medida a las regiones que antaño sufrían dificultades en este sentido, como América Latina y el Caribe, “la más golpeada por la pandemia”, según el Banco Mundial. Lograr la recuperación no será una tarea fácil y más después de las brechas que ha generado la pandemia, pero el Banco Mundial insiste en que aun existen oportunidades para explotar dentro de este mar de dudas e incertidumbre, pasando la mayoría de ellas por el impulso a la digitalización, el desarrollo y las inversiones con ayuda de la colaboración y las alianzas.

En este sentido, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, aseguró en el cierre de la asamblea PPP Américas 2021 que la asociación público-privada será la herramienta fundamental en la recuperación económica para la región.

«La próxima década no será perdida, habrá muchas oportunidades», auguró Claver-Carone, quien observó que «no hay una solución sencilla o única» para la crisis económica generada por la pandemia, que sigue atenazando a la región pese al avance de la vacunación.

El responsable del BID ve que el terreno que hay que recuperar requiere no solo de la participación del sector privado y reiteró que «la innovación es clave».

Claver-Carrone explicó que Latinoamérica tiene actualmente un déficit de inversión en infraestructuras del 2,5 % del PIB de los países de la región, unos 150.000 millones de dólares al año, «por lo tanto la demanda supera los recursos públicos existentes».

En ese sentido, señaló que «invertir en infraestructura tiene un efecto multiplicador. Cada dólar invertido puede agregar dos dólares al PIB ayudando a crear más empleos, impulsando la competitividad y brindando más servicios a las personas».

Claver-Carone apuntó que hay una gran necesidad de inversión de infraestructura social y en sectores como el de aguas y saneamiento, hospitales, transportes y servicios de telecomunicaciones.

«En los últimos dos días hemos explorado cómo aumentar la productividad, generar crecimiento, promover la digitalización y mejorar proyectos en todas esas áreas -enumeró-. Las APP (asociación público-privada) también son esenciales para crear economía amigable con el medio ambiente».

Durante la asamblea PPP Américas, que se celebra cada dos años y va ya por su décima edición, se ha debatido sobre modelos de asociación público-privada para avanzar en la inversión para el desarrollo sostenible en América Latina.

Por ejemplo, Irene Arias, gerente general del laboratorio de innovación del Banco Interamericano de Desarrollo, BID Lab, explicó en una de las primeras jornadas que “el sector público debe asimilar prácticas innovadoras comunes en las empresas privadas para producir los cambios que requiere Latinoamérica a la hora de marcar la senda de recuperación tras la crisis de la pandemia de covid-19 y la amenaza del cambio climático”.

“Según Arias, las APP presentan hoy una gran oportunidad para apalancar innovación y amplificar su impacto, por ello BID Lab ha trabajado en ampliar la propuesta de valor de estos contratos para llevar el clásico concepto de infraestructura física a uno de infraestructura social donde la tecnología juegue un papel clave”, manifestó la experta.

Por su parte, el el director general de BID Invest, James Scriven, insistió en que la región de Latinoamérica y el Caribe ha sufrido «desproporcionadamente por la pandemia» y declaró que ante esta situación se plantean desafíos de salud, económicos y sociales que representan «una oportunidad única para invertir» y construir una «recuperación verde y sostenible».



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas