Desarrollan unos corales resistentes al cambio climático

Desarrollan unos corales resistentes al cambio climático

Un grupo de científicos ha logrado desarrollar unas microalgas que otorgan a los corales la capacidad de resistir a las altas temperaturas a las que están sometidos en verano y así ofrecer una protección adicional ante este fenómeno que los está destruyendo


Una de las consecuencias de la crisis climática se está viendo reflejada en los océanos de todo el mundo, concretamente en los corales. A raíz del aumento de temperatura y de la acidez en el agua, muchos de estos seres están desapareciendo, y con ellos un ecosistema vital del que se sustentan innumerables vidas en la Tierra.

Desde hace años, los científicos han estado buscando las claves de su conservación que, casi todas, se basaban en cambios en nuestra manera de producción, que es en esencia el artífice de su declive. Sin embargo, un grupo de expertos australianos ha dado un paso más allá y ha creado en laboratorio un coral más resistente al aumento de temperaturas, lo que supone un rayo de esperanza en esta crisis.

“Los arrecifes de coral están en declive en todo el mundo. El cambio climático está reduciendo su cobertura y, los que sobreviven, están bajo una presión creciente a medida que se incrementa la temperatura del agua”, ha explicado Patrick Buerger, líder científico del SynBio FSP, la Plataforma de Ciencia Futura de Biología Sintética del CSIRO (Commonwealth Scientific and Industrial Research Organization).

Para poder crear este coral revolucionario, el grupo aisló las microalgas del coral y las cultivó en el laboratorio especializado de simbiontes en AIMS (Australian Institute of Marine Science). Después, a través de una técnica llamada “evolución dirigida”, expusieron las microalgas cultivadas a temperaturas cada vez más cálidas durante un período de cuatro años. Esto les ayudó a adaptarse y sobrevivir en condiciones más cálidas.

En concreto, las temperaturas del laboratorio eran a las que se pueden encontrar en los océanos durante los periodos de olas de calor marinas que suceden durante el verano.

“Una vez que las microalgas se reintrodujeron en las larvas de coral, la simbiosis de algas coralinas recién establecida fue más tolerante al calor en comparación con la original”, ha destacado Buerger.

Para el científico, la calve de este éxito se debe a que las microalgas, debido a la exposición al calor, han desarrollado un sistema en su fotosíntesis que es más eficiente, mejorando así la respuesta del coral al calor.

“Estos hallazgos interesantes muestran que las microalgas y los corales están en comunicación directa entre sí”, ha explicado Madeleine van Oppen, científica del AIMS y miembro de la Universidad de Melbourne

El siguiente paso de los científicos es probar más las cepas de algas en colonias adultas en una variedad de especies de coral.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas