Proteger los ecosistemas mitigaría los impactos del cambio climático

Proteger los ecosistemas mitigaría los impactos del cambio climático

Una investigación de la ONU señala que abordar la crisis climática a través de estrategias que protejan los ecosistemas nos ayudarían a reducir los gases de efecto invernadero a la par que salvaríamos los ecosistemas y reduciríamos las tasas de extinción


La pérdida de biodiversidad y el cambio climático son dos fenómenos intrínsecamente relacionados que, curiosamente, se retroalimentan mutuamente a medida que los humanos los impulsan sin descanso. Por este motivo, para la Organización de las Naciones Unidas (ONU) comprender estas interacciones es imperativo para poder abordar eficiente problema de la crisis climática.

“Llevar a cabo acciones que involucren a la naturaleza como parte de la solución nos ayudarán a mitigar los impactos del cambio climático a la par que promovemos la adaptación de los ecosistemas y su recuperación”, señala el organismo.

En este sentido, un nuevo informe elaborado por el Centro Mundial de Vigilancia de la Conservación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) señala que si se llegan a proteger el 30% de los ecosistemas que ellos denominan “estratégicos” -aquellas que con la mínima protección se podrían mitigar mayores cantidades de carbono- se podrían salvaguardar una media de 500 gigatoneladas de carbono.

Asimismo, afirman que se podría reducir el riesgo de extinción de las especies de esos ecosistemas hasta en un 88%.

“En otras palabras, concentrar nuestros esfuerzos en la protección de áreas estratégicas podríamos obtener beneficios del 80% relacionados con la mitigación del cambio climático y del 95% relacionados con la biodiversidad en comparación con otras soluciones”, destaca el informe.

En el documento, la ONU subraya el papel de la ciencia a la hora de maximizar el impacto de estas soluciones basadas en la naturaleza al ser el conocimiento la mejor “herramienta que tenemos a nuestro alcance”, así como la labor de los gobiernos nacionales y subnacionales para llevar “la teoría a la práctica”.

“Los científicos nos dicen que solo tenemos una ventana de 10 años para resolver la crisis climática y revertir la severa tendencia de pérdida de biodiversidad. Si trabajamos unidos y protegemos al menos 30% del planeta para 2030, estaremos en un camino claro para cumplir los objetivos conjuntos de mitigación del cambio climático y conservación de la biodiversidad. El camino hacia la COP26 es fundamental para abordar esta crisis”, comenta Andrea Meza Murillo, ministra de Ambiente y Energía de Costa Rica.

Se espera que los hallazgos de este informe contribuyan al creciente cuerpo de conocimiento sobre la biodiversidad y el clima antes del inicio del Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de Ecosistemas y la Década de Acción sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (2021-2030).

No hay solución al desafío climático sin una contribución total de la naturaleza. Como muestran tanto el informe del PNUMA-WCMC y como el trabajo del Programa ONU-REDD, si somos capaces de comprender los aportes de la naturaleza a la mitigación del cambio climático, también habremos logrado el objetivo de la conservación de la biodiversidad”, concluye Inger Andersen, directora ejecutiva del PNUMA.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas