Balance del clima 2020: la temperatura media mundial ya ha subido 1,2ºC - EL ÁGORA DIARIO

Balance del clima 2020: la temperatura media mundial ya ha subido 1,2ºC

Balance del clima 2020: la temperatura media mundial ya ha subido 1,2ºC

Estamos tan solo a tres décimas de alcanzar los 1,5ºC del límite de temperatura impuesto por el Acuerdo de París. El informe sobre el balance del clima 2020 de la Organización Meteorológica Mundial arroja unos datos demoledores en temperatura, elevación del mar, pérdida de hielo y fenómenos extremos


El Ágora
Madrid | 3 diciembre, 2020


El cambio climático ha continuado su implacable marcha durante 2020, que está en camino de ser uno de los tres años más cálidos desde que se iniciaron los registros. Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), la década de 2011 a 2020 será la más cálida de la que se tiene registro y los seis años más cálidos son los registrados desde 2015.

El calor oceánico ha alcanzado niveles récords. En 2020 una ola de calor afectó en un momento dado más del 80% las masas oceánicas mundiales, ocasionando graves repercusiones en los ecosistemas marinos ya amenazados por una mayor acidificación de las aguas debido a la absorción de dióxido de carbono (CO2), según el informe provisional de la OMM sobre el estado del clima mundial en 2020 que acaba de publicarse. El memoria definitiva verá la luz en marzo de 2021.

El informe, que se basa en las contribuciones de numerosos expertos y organizaciones internacionales, ilustra cómo fenómenos de alto impacto, como el calor extremo, los incendios forestales y las inundaciones, así como una temporada de huracanes en el Atlántico que batió récords, afectaron a millones de personas, agravando las amenazas de la pandemia de COVID‑19 a la salud y la seguridad humanas y la estabilidad económica.

Paisaje desolador tras el paso del huracán Iota por la isla colombiana de Providencia. | EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda

De acuerdo con el informe, pese al confinamiento por la COVID-19, las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero continuaron aumentando, condenando al planeta a un mayor calentamiento por muchas generaciones más debido a la larga permanencia del CO2 en la atmósfera.

“En 2020, la temperatura media mundial será alrededor de 1,2 °C superior a los niveles preindustriales (1850-1900). Hay al menos una probabilidad sobre cinco de que supere temporalmente los 1,5 °C en 2024″, límite establecido por el Acuerdo de París, dijo el Secretario General de la OMM, profesor Petteri Taalas. “Este año es el quinto aniversario del Acuerdo de París sobre cambio climático. Celebramos todos los compromisos que los gobiernos han contraído recientemente para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero ya que actualmente no vamos por buen camino y debemos redoblar nuestros esfuerzos.”

“Los años récords de calor han coincidido generalmente con un fuerte episodio de El Niño, como fue el caso de 2016. Actualmente se está desarrollando un episodio de La Niña, que si bien tiene un efecto de enfriamiento de las temperaturas mundiales, no ha sido suficiente para contrarrestar el calor de este año. Y aunque en la actualidad se dan condiciones propias de La Niña, en este año ya se ha registrado un aumento de las temperaturas casi récord, comparable al récord anterior de 2016″, añadió el profesor Taalas.

Forografía de un policía en el área de Death Valley | Twitter: @sandro_pozzi

“Lamentablemente, 2020 ha sido otro año extraordinario para nuestro clima. Se produjeron nuevas temperaturas extremas en la superficie terrestre, en el mar y especialmente en el Ártico. Los incendios forestales destruyeron grandes extensiones en Australia, Siberia, la costa oeste de los Estados Unidos y América del Sur, y los penachos de humo dieron la vuelta al globo. Se registró un número récord de huracanes en el Atlántico, incluida una aparición consecutiva sin precedentes de huracanes de categoría 4 en el mes de noviembre en América Central. Las inundaciones en algunas partes de África y del Asia sudoriental provocaron desplazamientos masivos de población y socavaron la seguridad alimentaria de millones de personas”, concluyó.

Altas temperaturas

La evaluación de la OMM desvela que el año 2020 es actualmente el segundo más cálido hasta la fecha, después del 2016 y antes del 2019. Sin embargo, la diferencia entre los tres años más cálidos es pequeña, y la clasificación exacta de cada conjunto de datos podría cambiar una vez que se disponga de datos para todo el año.

Julio
Un termómetro marca 42 grados durante la ola de calor en Valencia | Foto: EFE / Ana Escobar

Las temperaturas cálidas más notables se dieron en el norte de Asia, en particular en el Ártico siberiano, donde superaron la media en más de 5 °C. Siguieron produciéndose temperaturas cálidas en Siberia hasta el mes de junio, cuando la temperatura alcanzó 38,0 °C en Verkhoyansk el día 20, provisionalmente la más alta registrada en cualquier punto al norte del círculo polar ártico. Esta situación contribuyó a la estación de incendios forestales más activa según un registro de datos de 18 años, sobre la base de una estimación de emisiones de CO2 producidas por los incendios.

Hielo marino y glaciares

Desde mediados de los años ochenta, el Ártico se ha calentado por lo menos dos veces más rápido que el promedio mundial, consolidando así una tendencia a la reducción de la extensión del hielo marino durante el verano en el Ártico, que tiene repercusiones en el clima de las regiones de latitud media.

Ártico, mar, deshielo
Deshielo en el Ártico.

Los hielos marinos del Ártico alcanzaron su mínimo anual en septiembre, y es el segundo valor más bajo del registro satelital de 42 años. La extensión de hielo marino del Ártico durante los meses de julio y octubre de 2020 fue la más baja registrada.

El calor de 2020 también ha tenido un grave impacto en los glaciares de la Tierra, que siguen perdiendo extensión irremediablemente. Las masas de hielo del Ártico, los Alpes y el Tibet han sido las más perjudicadas.

Elevación del nivel del mar y calor del océano

En 2020, el nivel medio del mar a escala mundial es similar al de 2019, y coincide con la tendencia a largo plazo. El desarrollo de las condiciones de La Niña ha llevado a un reciente y poco importante descenso del nivel del mar a escala mundial, similar a los descensos temporales asociados con anteriores episodios de La Niña.

En promedio, desde principios de 1993, la tasa media mundial de elevación del nivel del mar basada en la altimetría es de 3,3 ± 0,3 mm/año. La tasa también ha aumentado en ese período. Una mayor pérdida de masa de hielo de las capas de hielo es la principal causa de la aceleración de la elevación del nivel medio del mar a nivel mundial.

Además, la acidificación de los océanos está en aumento. El océano absorbe hasta un 23% de las emisiones anuales de CO2 de origen antropógeno a la atmósfera, lo que contribuye a mitigar los efectos del cambio climático en el planeta. Los costos ecológicos de este proceso para el océano son altos, ya que el CO2 reacciona con el agua de mar disminuyendo su pH. Hay una disminución del pH medio en los sitios de observación operativos entre 2015 y 2019, el último año para el que se dispone de datos actualmente.

 

Fenómenos climáticos extremos

Los cambios en el patrón de lluvias están afectando a todo el planeta. Inundaciones por crecidas de ríos a causa de las precipitaciones extremas han provocado tragedias este año en  África oriental y el Sahel, Asia meridional, China y Vietnam. Paralelamente, India, Bangladesh y Nepal han vivido en 2020 una de las peores temporadas de monzón que se recuerdan.

Escolares yendo al colegio en época de monzón en Bombay, India. | Foto: Bodom

Las olas de calor extremo han barrido todo el planeta, desde América del Sur a Alaska, Australia, Oriente Medio y Europa.

La cantidad de ciclones tropicales a nivel mundial fue superior a la media, con 96 ciclones y huracanes registrados al 17 de noviembre los hemisferios norte y sur. Centroamérica, India y Bangladesh han sido los más afectados.

Impacto en la población

Los eventos extremos provocaron durante el primer semestre de 2020 aproximadamente 10 millones de desplazamientos que se produjeron principalmente en el sur y sudeste de Asia y en el Cuerno de África. En 2020, la pandemia de COVID-19 ha añadido una nueva dimensión a las preocupaciones sobre la movilidad humana.

A la espera de los datos definitivos, sólo recordar que en 2019 casi 690 millones de personas, es decir, el 9% de la población mundial, estaban subalimentadas y unos 750 millones sufrieron altos niveles de inseguridad alimentaria, según los últimos datos de la FAO. El número de personas clasificadas como personas que viven en condiciones de crisis, emergencia y hambruna aumentó a casi 135 millones de personas en 55 países.


Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas