Biden designa a John Kerry como "zar" contra el cambio climático

Biden designa a John Kerry como “zar” contra el cambio climático

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, ha dejado claro que el cambio climático será una prioridad para su administración con el nombramiento de John Kerry como primer enviado especial para el clima de la historia norteamericana


El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, ha comenzado a dar forma al gabinete en el que se apoyará a partir del 20 de enero de 2021, cuando jure el cargo y suceda a Donald Trump como líder de uno de los países más poderosos de la Tierra. Y uno de sus primeros nombramientos ha sido el del exsecretario de Estado John Kerry como ‘zar climático’, un puesto al que quiere dar un papel fundamental en su gobierno. Eso sí, la decisión de Biden no sorprende si tenemos en cuenta que uno de los compromisos declarados por el político demócrata en campaña electoral fue el de abordar la crisis climática global y dar un giro de 180 grados a la falta de liderazgo de Trump en el tema.

El también exsenador por Massachusetts y excandidato a la Presidencia del país en 2004 se sentará en el Consejo de Seguridad Nacional (NSC, por sus siglas en inglés) gracias a este nuevo puesto y marcará la primera ocasión que este órgano, que coordina y vigila la toma de decisiones en materia de política exterior, contará con un funcionario dedicado exclusivamente a la crisis climática.  “Necesito un equipo que me ayude desde el primer día a lograr que América recupere una posición central en el tablero, listo para afrontar los grandes retos y avanzar en nuestra seguridad, prosperidad y valores. Esa es la clave de este equipo”, ha asegurado Biden en un comunicado.

En cualquier caso, el nombramiento demuestra como el aumento de la ambición estadounidense en torno al tema de la crisis climática se ha intensificado en un corto período de tiempo, sobre todo en el bando demócrata. Y es que, hace cuatro años, cuando el senador Bernie Sanders de Vermont calificó al cambio climático como la principal crisis de seguridad nacional, fue ridiculizado por no tomar en serio la política exterior. Sin embargo, apenas un lustro después la Casa Blanca tendrá un enviado especial para el clima con un asiento en las reuniones del Consejo de Seguridad Nacional.

El propio Kerry ha tuiteado este lunes: “América pronto tendrá un Gobierno que trate la crisis climática como el asunto urgente de seguridad nacional que es. Estoy orgulloso de compartir con el presidente electo, nuestros aliados y los jóvenes líderes del movimiento por el clima la lucha contra esta crisis como Enviado Presidencial por el Clima”.

Experiencia contrastada

Kerry ha trabajado durante mucho tiempo en cuestiones climáticas. Como secretario de Estado, jugó un papel clave en la negociación del histórico Acuerdo de París sobre cambio climático, que fue adoptado por casi 200 países en 2015 y tenía como objetivo abordar los impactos negativos del calentamiento global. Aunque Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo, Biden se comprometió a devolver el país a “una posición importante en la acción climática mundial” y previsiblemente hará que el segundo mayor emisor a nivel mundial regrese a este pacto clave en cuanto inaugure el cargo.

John Kerry durante un miting político. | Foto: Joseph Sohm

Aunque es más conocido por su rol como secretario de Estado y su candidatura fallida a las presidenciales de 2004, Kerry es también cofundador de una iniciativa bipartidista de líderes mundiales y celebridades para combatir la crisis climática llamada Guerra Mundial Cero. Además, desde el comienzo de las primarias demócratas, fue copresidente del grupo de trabajo de unidad Biden-Sanders centrado en producir recomendaciones de políticas sobre el clima, junto con la representante Alexandria Ocasio-Cortez de Nueva York.

En campaña, Biden ya propuso un ambicioso plan para gastar 2 billones de dólares durante cuatro años en proyectos de energía limpia y acabar con las emisiones de efecto invernadero de las centrales eléctricas de carbón para 2035. Sin embargo, la agenda legislativa del presidente electo sobre el clima dependerá en gran medida de si los demócratas obtienen el control del Senado de los Estados Unidos, que se decidirá en dos elecciones de segunda vuelta en Georgia el 5 de enero.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas