El cambio climático provocará 200 millones de desplazados hasta 2050

El cambio climático provocará 200 millones de desplazados hasta 2050

La falta de agua para beber y regar las cosechas, así como la proliferación de eventos climáticos extremos como ciclones o inundaciones podrían provocar más de 200 millones de desplazamientos internos en África, Asia y Este de Europa, según un informe recién publicado por el Banco Mundial


La escasez de agua, la disminución de la productividad de los cultivos y el aumento del nivel del mar que provocará el cambio climático sino se actúa para reducir las emisiones de efecto invernadero podría llevar a más de 200 millones de personas a abandonar sus hogares para 2050. Así lo estima un nuevo informe del Banco Mundial, en el que se alerta de que estas migraciones masivas, que serían mayoritariamente de carácter interno, comenzarían en 2030 y se intensificarían a mediados de siglo, siendo África subsahariana la más afectada con 86 millones de desplazados; seguida por Asia Oriental y el Pacífico, con 49 millones; el sur de Asia, con 40 millones; el norte de África, con 19 millones; América Latina con 17 millones; y el Europa Oriental y Asia Central, con 5 millones.

“El informe es un duro recordatorio del coste humano del cambio climático, particularmente en los países más pobres del mundo que son aquellos que menos contribuyen a sus causas. También establece claramente un camino para que los países aborden algunos de los factores clave que están causando la migración impulsada por el clima”, ha asegurado Juergen Voegele, vicepresidente de Desarrollo Sostenible del Banco Mundial. “Todos estos problemas están fundamentalmente conectados, por lo que nuestro apoyo a los países está posicionado para cumplir juntos los objetivos climáticos y de desarrollo mientras se construye un futuro más sostenible, seguro y resistente“, ha explicado.

Sin embargo, la solución a esta difícil coyuntura parece al alcance de la mano. El informe apunta que una acción inmediata y concertada para reducir las emisiones globales y apoyar el desarrollo verde, inclusivo y resiliente podría reducir la escala de la migración climática hasta en un 80%. En concreto, los expertos del Banco Mundial consideran que la prioridad es hacer todo lo posible para cumplir con los objetivos de temperatura del Acuerdo de París, aunque también ven necesario integrar la migración climática interna en una planificación de desarrollo ecológica, resiliente e inclusiva con visión de futuro, además de prepararse para cada fase de la migración, de modo que la migración climática interna como estrategia de adaptación pueda generar resultados de desarrollo positivos. Por último, piden invertir en una mejor comprensión de los impulsores de los desplazamientos internos para informar políticas bien orientadas.

Si bien la influencia del cambio climático en la migración no es nueva, a menudo es parte de una combinación de factores que empujan a las personas a moverse y actúa como un multiplicador de amenazas, sobre todo en el contexto actual en el que aún no se ha alcanzado el pico de emisiones. En este sentido, las personas afectadas por conflictos y desigualdades también son más vulnerables a los impactos del cambio climático y tienen más posibilidades de convertirse en desplazados, ya que tienen medios limitados para adaptarse.

Eso sí, la mayoría de estas migraciones se producen dentro de los países, razón por la cual el informe del Banco Mundial se centra principalmente en estos desplazamientos internos. “A nivel mundial, sabemos que tres de cada cuatro personas que se mudan se quedan dentro de los países”, explica Kanta Kumari Rigaud, especialista ambiental líder del Banco Mundial y coautor del informe.

Tres escenarios

Aunque el informe ve fuera de toda duda que habrá un aumento en el número de desplazados internos en las próximas décadas, el volumen de estas migraciones podría variar, razón por la que el Banco Mundial ha desarrollado tres escenarios diferentes en función de diferentes grados de acción climática y desarrollo. En el escenario más pesimista, con un alto nivel de emisiones y un desarrollo desigual, el informe prevé que hasta 216 millones de personas se desplacen dentro de sus propios países en las seis regiones analizadas, mientras que en el más optimista, con un bajo nivel de emisiones y un desarrollo sostenible e inclusivo, el mundo aún podría ver que 44 millones de personas se vean obligadas a abandonar sus hogares.

niños
Unos niños transportando agua a sus casas en Dhaka, Bangladesh.

En el peor de los casos, el África subsahariana, la región más vulnerable debido a la desertificación, las frágiles costas y la dependencia de la población de la agricultura, sería la zona con países donde más migrantes se produzcan, con hasta 86 millones de personas que desplazarán dentro de las fronteras nacionales. Sin embargo, se prevé que el norte de África tendrá la mayor proporción de desplazados climáticos, con 19 millones de personas en movimiento, lo que equivale aproximadamente al 9% de su población, debido principalmente al aumento de la escasez de agua en el noreste de Túnez, el noroeste de Argelia, el oeste y sur de Marruecos, y las estribaciones centrales del Atlas, según el informe.

En el sur de Asia, Bangladesh se ve particularmente afectado por las inundaciones y las malas cosechas, lo que representa casi la mitad de los desplazados climáticos previstos, con 19,9 millones de personas, incluido un número cada vez mayor de mujeres, que se mudarán para 2050 en un escenario pesimista. Eso sí, el informe no analizó los impactos a corto plazo del cambio climático, como los efectos de los fenómenos meteorológicos extremos, y no analizó la migración climática a través de las fronteras, por lo que las cifras podrían estar subestimadas, según alertan los propios autores.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas